Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

La realidad transformada

CULTURASIR

‘El tiempo pasa’, fotografía presentada por el presidente de la Asociación Legio Photos VII y ‘realizada’ por su perro dálmata Fray, cuya cabeza asoma. | JULIO LLAMAS Ampliar imagen ‘El tiempo pasa’, fotografía presentada por el presidente de la Asociación Legio Photos VII y ‘realizada’ por su perro dálmata Fray, cuya cabeza asoma. | JULIO LLAMAS
Joaquín Revuelta | 22/06/2018 A A
Imprimir
La realidad transformada
Fotografía La Asociación Legio Photos VII expone estos días la muestra ‘León en blanco y negro’ con una veintena de imágenes que representan la realidad del artista
La Asociación Nacional de Fotografía Legio Photos VII expone desde el pasado 11 de junio y hasta finales de mes en el Centro Cívico León Oeste del Crucero la muestra ‘León en blanco y negro’ que reúne casi una veintena de imágenes de distintos enclaves de la capital leonesa realizadas con ausencia de color, que es una modalidad utilizada habitualmente por los miembros de la asociación y que «te permite representar tu propia realidad», en palabras del presidente del colectivo de fotógrafos, Julio Llamas. «El blanco y negro te permite mostrar una realidad distinta de lo que estás viendo y en efecto son muchos los fotógrafos, tanto aficionados como profesionales, que trabajan con el blanco y negro», argumenta Llamas, para quien León es una ciudad espectacular para fotografiar. «Evidentemente hay ciudades maravillosas, como pueden ser París, Madrid o Barcelona, pero León tiene su encanto y da gusto perderse por algunos de sus rincones provisto de una cámara fotográfica», sostiene el presidente de la Asociación Legio Photos VII, que a la hora de fotografiar en blanco y negro prefiere la luz nocturna a la diurna. «La verdad es que yo suelo tirar más en blanco y negro en horas nocturnas, cuando hay menos luz, porque le da un aspecto especial a la calle, las sombras son diferentes, las luces son menos duras, aunque hay determinado tipo de fotografía en blanco y negro que queda mejor a plena luz del día. Pero la fotografía nocturna tiene su encanto, aunque entrañe desde el punto de vista técnico más dificultad».

Julio Llamas reconoce que prefiere la fotografía social a la monumental, por lo que sus ‘objetivos’ –un mendigo por la calle, unos niños jugando o unas personas comprando– le condicionan hacia dónde debe orientar sus pasos. «Los fotógrafos que aprecian más la fotografía monumental prefieren recorrer el casco histórico de la ciudad porque encuentran ahí más motivos, pero los que preferimos la fotografía social practicamos sobre todo el ‘aquí te pillo aquí te mato’ sin importarnos el lugar. De hecho, en esta exposición hay de todo, desde monumentos emblemáticos como San Isidoro o la Catedral hasta el edificio de la Junta, que es un ejemplo de construcción moderna y que también ofrece alicientes para el fotógrafo».

La exposición ‘León en blanco y negro’ ha tenido que adaptarse al espacio expositivo limitado con que cuenta el Centro Cívico León Oeste del Crucero y son 19 socios los que aportan una fotografía de mediano formato que en el caso de Julio Llamas lleva por título ‘El tiempo pasa’ y muestra a una persona de avanzada edad caminando por la plaza de Santo Domingo. «Tengo perro y le saco todos los días a caminar y con esta persona me había cruzado en varias ocasiones», reconoce Llamas, que confiesa que en realidad la imagen ha sido captada por su perro Fray, cuya cabeza también sale en la imagen. «Muchas de las fotografías han sido realizadas por la cámara que lleva el perro incorporada a su cuerpo mediante un arnés. Son fotografías realizadas mediante un temporizador y a la altura del perro. Muchas veces sale gente que se acerca a acariciarle la cabeza porque se sorprenden de ver el dispositivo que lleva incorporado a su cuerpo. Cuando llegas a casa descubres que tienes varios cientos de imágenes y debes seleccionar que fotografías pueden contar algo interesante».

Fray, un precioso perro dálmata, fue la estrella el pasado día 11 del acto de inauguración de la exposición ‘León en blanco y negro’ en el Centro Cívico León Oeste del Crucero, que tras finalizar en este enclave podrá verse en la residencia de mayores Piedras Blancas, pues Julio Llamas está convencido de que la fotografía debe tener «un punto solidario» e igual que el colectivo ha expuesto en hospitales la idea es que la muestra itinere por varios geriátricos con el fin de que logre «cambiar el paisaje» que ven a diario estas personas residentes.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle