Publicidad
Leganés 1 - Ponferradina 1: 'Sielva castiga el perdón del Leganés'

Leganés 1 - Ponferradina 1: 'Sielva castiga el perdón del Leganés'

DEPORTES IR

Pascanu celebra con Sielva su gol ante el Leganés. | LA LIGA Ampliar imagen Pascanu celebra con Sielva su gol ante el Leganés. | LA LIGA
J. A. | 19/04/2021 A A
Imprimir
Leganés 1 - Ponferradina 1: 'Sielva castiga el perdón del Leganés'
Fútbol / Segunda División La Ponferradina alcanzó los ansiados 50 puntos en la reaparición de Sielva, que volvió con un golazo de falta directa que hizo pagar caro al Leganés su falta de acierto ofensivo
Pocas veces se demuestra de una forma tan evidente la dependencia de un equipo sobre un jugador. La Sociedad Deportiva Ponferradina venía de una racha no demasiado buena de resultados coincidiendo con la ausencia de la que está siendo su gran pieza clave esta temporada, un Óscar Sielva que en Butarque le dio al equipo berciano un gol que supone su punto número 50 de la temporada y con ello la consecución de una permanencia que si no es todavía matemática, lo será en un futuro muy próximo.

Más allá de su presencia en el centro del campo, el catalán se ha destacado esta campaña por la cantidad de puntos que le ha dado a su equipo destapándose como goleador y en su primer partido desde hacía más de un mes, volvió a demostrar por qué es uno de los mejores lanzadores de faltas de la categoría y tiene sitio incluso entre los grandes. Su tanto a falta de un cuarto de hora para el final, le servía a la Ponferradina para llevarse el empate de un campo tan complicado como el del Leganés, que vio como en un abrir y cerrar de ojos se le marchaban tres puntos que tenía más que encarrilados.

Porque Avilés había tenido justo antes del gol de Sielva una ocasión más que clara de lograr el 2-0, haciéndole pagar a la Deportiva una pasividad defensiva que ya en la primera parte le costó el gol de Sergio González a la media hora de juego tras aprovechar el central un barullo dentro del área a la salida de un córner. Lo cierto es que eso solo fue una consumación de lo que venían siendo continuos avisos prácticamente desde el inicio del partido, perdonando Eraso en el minuto 3 un tanto a puerta vacía tras una sensacional cabalgada de Arnaiz, mandando Jonathan Silva un disparo al lateral de la red cuando se plantaba ante Caro tras una jugada ensayada y con una acción muy similar a lo que sería el tanto pepinero que el guardameta sevillano salvaba tras un disparo a bocajarro del que minutos después sería el autor del 1-0.

Y es que lo pasó mal la Ponferradina en la primera parte, achicando agua como podía y con solo una ocasión para hacer gol, aunque eso sí, tremendamente clara. Porque pudo adelantarse el conjunto berciano por mediación de Yuri, que tras una gran combinación con Pablo Valcarce se quedaba solo ante Riesgo, picando el balón a su salida un poco desviado a la derecha del portero.

El Leganés pudo sentenciar el partido hasta la jugada previa a la expulsión de Omeruo y el gol de SielvaNo era muy alentadora la situación del equipo berciano hasta el punto de que Bolo daba entrada a Sielva tras el tiempo de descanso buscando que liderara una reacción que aún tardaría bastante en llegar. Si bien tuvo Valcarce la primera del segundo acto, poco a poco el Leganés fue recuperando su dominio y, sobre todo, su presencia en área poniendo una y otra vez en peligro la portería de Caro.

El sevillano salvaba un balón complicado de un Miguel que volvía loca a la zaga berciana y veía como, sin poder hacer ya nada, Arnaiz mandaba fuera un balón de esos que es más complicado fallar que meter dentro de la portería, tras un doble error de Castellano y Amo que permitían a Avilés poner un ‘pase de la muerte’ que el canterano del Barcelona mandaba incomprensiblemente fuera.

Estaba contra las cuerdas el equipo de Jon Pérez Bolo, con Caro apareciendo de nuevo para salvar el tiro a bocajarro de Avilés tras irse de toda la defensa.

Y ahí, sin ni mucho menos esperarlo, el partido cambió de repente. En la siguiente jugada Kaxe, que había entrado por un mal Curro, se marchaba de Omeruo en la frontal viendo el central nigeriano la segunda tarjeta amarilla y marchándose expulsado. Le daba alas lo ocurrido a la Deportiva, que lo que no esperaba era lograr el empate en esa misma acción con una genialidad de Sielva que espoleó en busca de algo más a los bercianos en el tramo final del partido.

Tuvo un par de opciones de darle la vuelta al marcador, sin embargo, Pablo Valcarce cabeceó alto un centro de Paris y en la última jugada del partido Riesgo salvaba el remate de Adri Castellano. Ya no dejaría sacar el córner el árbitro, confirmando un empate que le da a la Ponferradina esos tan ansiados 50 puntos que confirman una permanencia virtual desde hace semanas y permiten al conjunto blanquiazul, este lunes de naranja, mantener viva la llama y la esperanza de intentar engancharse de alguna forma a los puestos de ‘playoff’ en las 8 jornadas que restan. Puntuar en el campo de uno de los de arriba, tal y como hizo en Vallecas, puede servir para recuperar la mejor versión de un equipo que ya vuelve a contar con su jugador más diferencial esta campaña. Volvió Sielva y volvió la Deportiva a sonreír.
Volver arriba
Newsletter