Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
Lazarillos para la desescalada

Lazarillos para la desescalada

ACTUALIDAD IR

Elías Jiménez y Darío Jiménez, alumnos del Colegio Divina Pastora. | L.N.C. Ampliar imagen Elías Jiménez y Darío Jiménez, alumnos del Colegio Divina Pastora. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 22/05/2020 A A
Imprimir
Lazarillos para la desescalada
Educación Dos alumnos de Pastorinas han sido seleccionados para el proyecto nacional 'Impulsa Cambio' por su proyecto dirigido a invidentes
A pesar de compartir apellido no son hermanos, pero como si lo fueran. Darío Jiménez y Elías Jiménez siempre han sido 'como uña y carne' en el patio del Colegio Divina Pastora y ahora se encuentran inmersos en una nueva aventura que tiene por delante el ambicioso reto de hacer más fácil la vida de las personas invidentes en tiempos del coronavirus.

Estos dos alumnos de Pastorinas han sido seleccionados por 'Design for Change España' para formar parte de un selecto grupo de 20 estudiantes, de entre 14 y 18 años, procedentes de una decena de centros educativos de todo el país. El proyecto, bautizado 'Impulsa Cambio', busca que la ciudadanía más joven logre posicionarse ante una crisis sanitaria global, actuando desde el ámbito local y aportando soluciones que sean de utilidad para diferentes colectivos durante el confinamiento y la desescalada.

En el caso de estos estudiantes leoneses de 14 y 15 años fueron seleccionados por su proyecto de dar respuesta a las posibles necesidades que puedan surgir a las personas invidentes. En la asignatura de Robótica, Darío y Elías estaban inmersos en una iniciativa de innovación tecnológica para que los ciegos pudieran moverse de manera más segura por entornos urbanos y decidieron readaptar este trabajo para su nuevo desafío a nivel nacional.

Para ello, cuentan con el apoyo del coordinador de este proyecto en el Colegio Divina Pastora y padre de uno de los estudiantes, Darío Jiménez, y con el profesor con el que estaban adaptando aparatos de radiofrecuencia para el día a día de las personas ciegas, Óscar Martín. Aunque todavía no pueden dar demasiados detalles de cómo se concretará su iniciativa, se reúnen todos los jueves por la tarde telemáticamente con jóvenes de otras partes de España para dar forma al proyecto. "Tenemos que darlo un par de vueltas y ver cómo adaptar el proyecto inicial con los bastones al coronavirus. Sería algo así como las mascarillas que se están haciendo transparentes para que las personas sordas puedan interpretar la lengua de signos", señala el profesor Óscar Martín.

Involucrar a todo el colegio


'Impulsa Cambio' se irá ampliando por invitación de los propios participantes, hasta llegar a un millar de jóvenes. "Ellos irán fijando plazos y eligiendo a más compañeros del colegio para que les ayuden en el desarrollo del proyecto", explica el profesor Darío Jiménez.

Según señalan los docentes, este tipo de iniciativas facilitan que el alumnado pueda familiarizarse con el trabajo en equipo, algo que en el futuro les será de utilidad en su desempeño profesional. "El mundo necesita a personas con gran capacidad resolutiva, más que con una gran capacidad memorística. El objetivo final de estos programas es que la juventud sea capaz de dar soluciones a través de su ingenio a los problemas que se les presenten", reflexionan sus profesores.

Interacción entre iguales


De este modo, Darío y Elías aseguran que por el momento está siendo fructífera la experiencia de cooperar con estudiantes de Secundaria y Bachillerato de toda la geografía española. "Nos llama mucho la atención el interesante intercambio de ideas que se puede conseguir con personas a las que no conocemos", explica el alumno Darío Jiménez.

'Design for Change' define este programa como "una comunidad online de jóvenes autogestionada", la cual se estructura en diferentes ámbitos de actuación. "Existen grupos de tecnología, de diseño, de comunicación... Se comparten los diferentes retos y se buscan soluciones comunicándonos a través de la plataforma online", indica Elías Jiménez.

El punto de vista de jóvenes como los dos alumnos de Pastorinas también puede servir para aportar ideas en la lucha contra la pandemia. En esa tarea se encuentran. Al fin y al cabo, el mundo que llegará con esa 'nueva normalidad' les está esperando sobre todo a ellos.
Volver arriba
Newsletter