Publicidad
Las renovables, alternativa para hacer frente al ‘tarifazo’ eléctrico

Las renovables, alternativa para hacer frente al ‘tarifazo’ eléctrico

ACTUALIDAD IR

La electrificación del campo aumenta el consumo de energía. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen La electrificación del campo aumenta el consumo de energía. | DANIEL MARTÍN
D.L. Mirantes | 28/03/2019 A A
Imprimir
Las renovables, alternativa para hacer frente al ‘tarifazo’ eléctrico
Campo Las comunidades de regantes y los agricultores y ganaderos de forma particular buscan formas de autoabastecerse ante los elevados precios de la luz
La exconsejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, antes de cesar formalmente en el cargo, reconocía a La Nueva Crónica que "el tema de las tarifas eléctricas es un problema para la viabilidad de las inversiones de modernización de los regadíos y ha obligado a las comunidades de regantes modernizadas a tomar diversas medidas que acomoden estos costes a cantidades asumibles para el mantenimiento de su competitividad". Entre esas medidas se encuentran iniciativas para tratar de autoabastecerse mediante sistemas de producción de energías renovables. Principalmente, los estudios previos se refieren a instalaciones fotovoltaicas o eólicas, como barajan algunas comunidades. Marcos expone que "se ha trabajado y se está trabajando con las comunidades de forma que se ha asesorado para ajustar los contratos y las potencias contratadas, se está trabajando conjuntamente para mejorar la gestión y optimizar el uso del agua, a través de sistemas como el sistema Inforiego que se ofrece por el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl), y se colabora con los agricultores para introducir todos los avances tecnológicos que proporcionan los sistemas de información geográfica, el posicionamiento por satélite y toda la tecnología disponible en el ámbito del riego".

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha comprometido el 50 % de las inversiones Todo ello persigue que evitar las pérdidas millonarias que cada año sufren las comunidades, que tienen que pagar un término de potencia muy elevado durante todo el año porque la regulación no permite realizar cambios para cada campaña. La batalla por el cambio en la norma no es sencilla para el sector, debido a la fuerza de la compañías eléctricas, que según fuentes del sector consultadas por La Nueva Crónica, argumentan que el cambio se tendría que aplicar a otros sectores y repercutiría decisivamente en las cuentas de la compañías. Frente a esta situación, la estrategia de los agricultores para tratar de reducir la factura se está enfocando hacia el autoabastecimiento. La exconsejera recuerda que "se ha abierto una línea de trabajo en materia de introducción de energías alternativas asociadas al riego con el objetivo de reducir estos costes y reducir de manera importante la dependencia de la energía eléctrica tradicional". De manera más concreta, Marcos señala que "recientemente se han suscrito convenios con diversas comunidades de Castilla y León de manera que se reduzcan los costes energéticos en las mismas entre un 25 y un 30 %. Se ha estimado que estas inversiones a desarrollar para introducir estas energías alternativas, que fundamentalmente será a través de energía fotovoltaica, alcanzarán cifras en torno a 13 millones de euros, van a beneficiar a casi 7.000 regantes en una superficie de riego de más de 20.000 hectáreas, supondrán un ahorro de más de 500.000 euros anuales en el coste energético y se evitará la emisión de 7.000 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera".

Para apoyar estas inversiones la Consejería de Agricultura y Ganadería ha comprometido el 50 % de las mismas y prevé apoyar acciones similares en las comunidades que se muestren interesadas.

En León, por el momento, una de las acciones que han llevado a cabo las comunidades integradas en Ferduero es la compra de la energía a futuro, que permite reducir la factura en función de las cotizaciones más ventajosas en cada momento.

No obstante, pese a las ventajas de este tipo de compras, las comunidades todavía dependen de los mercados. Evitar esa dependencia supondría subir un escalón más en la búsqueda de la competitividad en el sector primario. Especialmente en una provincia como León, con más de 100.000 hectáreas de regadío.
Por otra parte, la producción eléctrica también podría suponer una fuente extra de ingresos para las comunidades o las explotaciones, que volcaran a la red general la energía sobrante.
Volver arriba
Newsletter