Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

Las Palmas B 1 - 0 Ponferradina: 'La vida sigue igual lejos del Toralín'

Las Palmas B 1 - 0 Ponferradina: 'La vida sigue igual lejos del Toralín'

DEPORTES IR

Jon García, durante el partido frente a Las Palmas Atlético. | UD LAS PALMAS Ampliar imagen Jon García, durante el partido frente a Las Palmas Atlético. | UD LAS PALMAS
A. Cardenal | 10/03/2019 A A
Imprimir
Las Palmas B 1 - 0 Ponferradina: 'La vida sigue igual lejos del Toralín'
Fútbol / Segunda División B La Deportiva cayó ante Las Palmas B en un partido con más intensidad de fútbol que se decidió con un solitario gol de Carlos González tras un nuevo despiste de Zabaco
Una de cal y otra de arena. Así está siendo la segunda vuelta de una Deportiva que, tras volver a ilusionar con la victoria ante el Pontevedra, mostró de nuevo su peor cara en el anexo de Gran Canaria ante un Las Palmas Atlético que llevaba un mes sin ganar.

La Ponferradina cayó por la mínima (1-0) en un partido en el que fue de más a menos. Tras una primera mitad en la que los blanquiazules, además de sobrevivir a las salidas de tono de un rival muy cómodo en el otro fútbol, tuvieron varias opciones de abrir la lata, las prisas y la ansiedad volvieron a hacer acto de presencia y el equipo se desdibujó.
Y volvieron las dudas en defensa. Un nuevo despiste de Zabaco, que sigue muy lejos de ser el central seguro y contundente de los primeros compases de curso, dejó solo a Carlos González, que aprovechó el espacio para fusilar a Gazzaniga con un disparo cruzado que terminó siendo decisivo.

Con apenas veinte minutos para remontar, los de Jon Pérez Bolo nunca lograron meter el miedo en el cuerpo de un filial canario que incluso tuvo ocasiones para marcar el segundo ante el arreón a la desesperada de una Ponferradina que está dejando escapar sus opciones de ‘playoff’ lejos del Toralín.

Cambio de sistema


En un duelo clave para que las dudas no volviesen justo antes de dos partidos –Atlético B y Castilla– que pueden marcar la temporada, Bolo, con cambio de sistema incluido, revolucionó el once.

El técnico, para recuperar la solidez defensiva a domicilio, apostó por tres centrales con Yac como titular por primera vez desde la derrota ante el Fuenlabrada y sacrificó a Yuri y Pichín para tener mayor intensidad tanto en el centro del campo como en la delantera.

Con Matthieu en la medular y una delantera en la que Isi y Kaxe combinan calidad y trabajo, la Deportiva salió dispuesta a llevar la manija de partido y combatir el ‘cuerpo a cuerpo’ que Las Palmas ya planteó en el partido de la primera vuelta y repitió este domingo.

La Deportiva salió enchufada y tardó solo un minuto en dar el primer aviso con un disparo de Kaxe, pero pronto se vio desarmada ante el exceso de revoluciones del filial canario, que con la complicidad del colegiado, convirtió el anexo de Gran Canaria en un ring.

Las parones y embestidas constantes dejaron noqueada a la Deportiva. Pocos se libraron del exceso de ímpetu –por llamarlo de alguna manera– de los locales. El primero en sufrirlo fue Larrea, que fue arrollado en el aire por Josemi, que nunca tuvo opciones de llegar a un balón aéreo en el que toda la ventaja era del mediocentro.

Con el jugador cedido por el Numancia todavía recuperándose, Matthieu sufrió un plantillazo que le pudo costar un disgusto por partida doble. Solo la potencia del francés y los centímetros que evitaron que la plancha no impactase de lleno en la tibia evitaron lo que pudo haber sido una lesión grave, pero la acción sacó del partido al centrocampista, que pudo haber sido expulsado tras perder los nervios y golpear en el cuello a de Josemi ante la enésima falta y pérdida de tiempo de los canarios.

Lo cierto es que el fútbol tosco y al filo del reglamento pero efectivo de los locales logró desarmar por momentos a la Ponferradina y consiguió que Las Palmas se llevase el partido a su terreno. Los de Juan Manuel Rodríguez empezaron a llegar con peligro al área berciana pero se encontraron con un Gazzaniga muy acertado con varias salidas fuera de su área que evitaron que la sangre llegase al río.

Los bercianos aprovecharon el paso delante de los locales para tratar de hacer cosquillas al contragolpe. Así llegó la ocasión más clara del acto. Matthieu cazó un balón suelto en el área tras un disparo de Kaxe, pero con todo a su favor y Josep totalmente vendido, estrelló la pelota en un jugador de Las Palmas que se encontraba tendido en el suelo.

Gol y nula reacción


El paso por vestuarios calmó los ánimos, pero el duelo siguió sin un dominador claro y poco fútbol en las áreas. Con el paso de los minutos, Bolo sacó toda la artillería, pero un error defensivo volvió a condenar a los bercianos.

Carlos González ganó con mucha facilidad la espalda a Zabaco en un balón bombeado y con espacio y tiempo, no falló ante Gazzaniga con un disparo cruzado imposible para el arquero argentino.

La Deportiva se estiró en busca del empate, pero ni con Yuri y Pichín en el campo se respiró clima de remontada y el conjunto berciano volvió a naufragar a domicilio.
Volver arriba
Newsletter