Publicidad
Las Palmas 2 - Deportiva 0: 'La pesadilla habitual en Gran Canaria'

Las Palmas 2 - Deportiva 0: 'La pesadilla habitual en Gran Canaria'

DEPORTES IR

Los jugadores de la Deportiva protestan a Vicandi Garrido la señalización del penalti que supuso el 1-0. | LALIGA Ampliar imagen Los jugadores de la Deportiva protestan a Vicandi Garrido la señalización del penalti que supuso el 1-0. | LALIGA
J. C. | 02/05/2021 A A
Imprimir
Las Palmas 2 - Deportiva 0: 'La pesadilla habitual en Gran Canaria'
Fútbol / Segunda División La Deportiva pierde la ocasión de ponerse a tiro del ‘playoff’ y alarga su maldición ante Las Palmas, que se adelantó con un dudoso penalti y con el marcador a favor castigó los espacios bercianos
Da igual cómo lleguen unos y otros. Cada visita de la Deportiva a Las Palmas parece condenada a terminar de la misma manera y la de este domingo no fue una excepción. La pesadilla habitual en Gran Canaria vivieron los bercianos, que desaprovecharon la ocasión de ponerse a tiro del ‘playoff’ y alargaron su maldición en un estadio donde no saben lo que es ganar y llevan ya seis derrotas seguidas.

2-0 cayeron en esta ocasión los de Bolo después de un encuentro en el que los canarios se adelantaron con un dudoso penalti y con el marcador a favor castigaron los espacios que dejó la defensa blanquiazul.

Se le puso pronto el partido cuesta arriba a la Deportiva, que no pudo meter en la convocatoria a Yuri por problemas físicos, en una primera mitad muy igualada, con ocasiones para los dos equipos y esa pena máxima polémica que le sirvió a Las Palmas para poner el 1-0.

Según sintió la mano de Amo en la espalda Robert se dejó caer y el árbitro pitó un penalti que supuso el 1-0 Porque al cuarto de hora Robert se iba de dos defensas, pisaba área y según notaba que Amo le ponía la mano en la espalda se tiraba al suelo, considerando Vicandi Garrido que era suficiente para pitar penalti y no corregirlo el VAR al existir el contacto y considerarse como interpretación del árbitro.

No desaprovechaba el regalo Maikel Mesa, que tras discutir durante varios segundos con Jesé para ver quién lanzaba el penalti, acababa quedándose el balón e introduciéndolo en el fondo de la red tras esperar a que Caro se venciera a un lado y ponerla en el otro.

No marcó ahí Jesé, ese jugador que apuntaba a estrella en el Madrid o el PSG pero al que la cabeza no acompañó a sus grandes condiciones, ni tampoco en las dos ocasiones de que dispuso en la primera mitad, una a los tres minutos que mandaba arriba libre de marca dentro del área y otra en la que se iba por velocidad de Paris, que sufría una lesión muscular en esa acción y tenía que ser sustituido, pero se topaba con Caro en su disparo sin apenas ángulo.

Las tuvo Las Palmas pero también la Deportiva, con dos llegadas muy claras en las que le faltó acierto. Porque aún con 0-0, y después de probar Valcarce desde la frontal a un Vallés que detenía en dos tiempos, el rechace de cabeza de un defensor a un centro de Paris le caía en las botas a Curro, que dentro del área y sin zagueros cerca sacaba un zurdazo seco y que, con el portero batido haciendo la estatua, se marchaba a la izquierda de la portería por apenas unos milímetros.

Yuri se quedó fuera de la lista por molestias y Paris y Amo fueron sustituidos tras sufrir lesiones musculares No encontraba puerta el extremo ni tampoco, en el tramo final de la primera mitad, Pablo Valcarce, que se colaba bien entre dos defensas para cabecear centrado y al borde del área pequeña un servicio de Moi Delgado, pero conectaba mal el testarazo y veía cómo el balón se marchaba arriba.

Sin embargo, en la segunda parte las cosas irían a peor para los bercianos, que jugaban a una velocidad demasiado lenta para poder hacer daño a Las Palmas, que a 20 minutos para el final, en la primera llegada peligrosa de cualquier equipo desde el paso por vestuarios, ampliaba la diferencia.

De nuevo Robert era protagonista, esta vez con un gran pase al hueco, aprovechando las facilidades de una zaga berciana que dejaba demasiados espacios y permitía recibir absolutamente solo a Araújo, que no perdonó e hizo gala de su calidad para disparando al balón de primeras salir victorioso del mano a mano ante Caro.

Araújo recibió muy solo un pase al hueco y definió en el 2-0. Con él Las Palmas dio un palo y falló un mano a mano El partido se había complicado mucho, pero la Deportiva ya ha demostrado este año que nunca se rinde y que un 2-0 contra ella no tiene por qué ser garantía absoluta de éxito.

De hecho Bolo, tras perder también por un problema físico a Amo, apostaba por dejar defensa de tres en busca de la machada, pero aunque estando volcados sí que metían a Las Palmas en su área, los riesgos lo que provocaban es que los canarios acariciaran el 3-0, pues primero Alex Díaz se topaba con el palo y después Caro conseguía detener el intento de vaselina de Kilian cuando este se había plantado libre de marca y con tiempo para pensar ante él.
Volver arriba
Newsletter