Publicidad
Las marchas de Semana Santa que 'bailan' León

Las marchas de Semana Santa que 'bailan' León

SEMANA SANTA IR

La música es parte elemental de la Semana Santa Leonesa. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen La música es parte elemental de la Semana Santa Leonesa. | MAURICIO PEÑA
D.L. Mirantes | 07/04/2022 A A
Imprimir
Las marchas de Semana Santa que 'bailan' León
Música Músicos de las formaciones musicales leonesas eligen sus marchas preferidas para una emocionante escaleta figurada
Es una de las imágenes de cada Semana Santa, de cada procesión, los braceros aplaudiendo a la agrupación musical, la banda de música o la banda de cornetas y tambores que les ha hecho más liviana la carga durante las horas que han procesionado por las calles de la localidad que sea. Y los músicos que devuelven el aplauso, agradecidos después de su propia penitencia. La música es parte fundamental de las procesiones, como lo es de cualquier liturgia desde hace siglos. Incluso en los lugares en los que se estima mayor sobriedad en la manera de vivir la Pasión y Resurrección de Cristo, la música es imprescindible para revivir la caída de Jesús Nazareno y su posterior ascensión a los cielos.


Más de 600 músicos


En las procesiones de la capital leonesa, participan más de 600 músicos, que se reparten entre las formaciones musicales dependientes de una docena de entidades, entre cofradías y otras organizaciones no ligadas a ellas. Además se suman otras bandas de música llegadas de otros puntos de la provincia de carácter municipal o docente. El esfuerzo es ingente. Acompañan a los pasos, facilitando su puja, y la gran mayoría de las formaciones procesiona diariamente, en algunos casos —especialmente el Viernes Santo— incluso doblan, con procesión por la mañana y por la tarde. Esta actuación es el culmen a diez meses de ensayos de al menos un par de días a la semana, cinco días desde antes de la Navidad para afinar al máximo un repertorio que, como la propia vivencia del hecho religioso, también tiene diferentes sensibilidades y gustos.


Escaleta figurada


Elaborar una escaleta de la Semana Santa de León es una quimera, pero hay una serie de marchas que no podrían quedar fuera. Tras la consulta a responsables musicales de las diferentes cofradías y bandas de León, se ha confeccionado un heterogéneo repertorio de 21 marchas, suficientes para cubrir casi cualquier momento de cualquier procesión.

Para el seise de las Secciones Musicales de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno, Miguel Urdiales, no pueden faltar las clásicas ‘La Dolorosa’, ‘Niña de Santa Ana’ o ‘Jesús del Prendimiento’.

Para el director de la Banda de Cornetas y Tambores La Soledad, Jorge Llamazares, elige la célebre ‘La Pasión’. En la misma línea el director de la Banda de Cornetas y Tambores El Carmen de San Martín, Jorge Pérez Ayala, la marcha fundamental es el ‘Cristo del Amor’, una de las más representativas de este tipo de formaciones.

En una línea similar, el director musical de la veterana Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de la Victoria, Santiago Rojo, señala ‘Triana’, «por todo lo que significa» –especialmente en ‘La Victoria’, cuya fundación se inspiró en la aplaudida Tres Caídas de Triana–, pero también ‘Medea’.

Para el seise de las Secciones Musicales de la Cofradía del Dulcen Nombre de Jesús Nazareno –que cuenta con tres formaciones–, Miguel Urdiales, no pueden faltar las clásicas ‘La Dolorosa’, ‘Niña de Santa Ana’ o ‘Jesús del Prendimiento’.

Para el director de la Banda de Cornetas y Tambores La Soledad, Jorge Llamazares, es paradigmática la célebre ‘La Pasión’. En la misma línea, el director de la Banda de Cornetas y Tambores El Carmen de San Martín, Jorge Pérez Ayala, señala como marcha fundamental ‘Cristo del Amor’, una de las más representativas de este tipo de formaciones.
Con un gusto parecido, el director musical de la veterana Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de la Victoria, Santiago Rojo, señala ‘Triana’, «por todo lo que significa» –especialmente en ‘La Victoria’, cuya fundación se inspiró en la aplaudida Tres Caídas de Triana–, pero también ‘Medea’.

Aunque es patrimonio de todos los músicos de Semana Santa, el seise de la Banda de Música de Las Siete Palabras, José Manuel Fernández García, anota ‘La Saeta’, «por los sentimientos que genera». También destaca ‘A ti, Manué’, por su «solo largo y bonito» . Para el director musical de la agrupación de la Cofadría del Cristo del Gran Poder, Miguel Ángel García, «aunque no serán las más bonitas en cuanto musicalidad», las clásicas como ‘Costalero’ son un valor seguro porque «son las de toda la vida y se reconocen en la calle».

El seise de la Agrupación Musical de la Cofradía Santo Cristo de la Bienaventuranza, Fernando Tranche, apunta otra de las más queridas, ‘Caridad del Guadalquivir’, no solo por su valor musical, sino por algo habitual entre papones, el homenaje, en este caso a Amable Blanco, un hermano ya fallecido.


'Menos clásicas'


Como no se puede repetir, el director de la Agrupación Musical de la Cofradía Santo Sepulcro Esperanza de la Vida, Francisco Salgado, señala ‘Santa María de la Esperanza’ por su «riqueza en instrumentos y que cada uno toca prácticamente una voz distinta» y lamenta que ‘Jerusalem’, José Veléz, no esté adaptada porque «la tocaría en todas las procesiones» por su «sentimiento leonés». No descarta abordar el proyecto él mismo. Para ‘El Sepulcro’ también relevante la litúrgica adaptada ‘O pecador’.

Para el director musical de la Cofradía Nuestra Señora de las Angustias y Soledad, Isaac Ibáñez, no pueden faltar en el repertorio ‘A la gloria’, «por lo mucho que transmite», y de las propias, ‘En tus brazos madre mía’.

Además de los homenajes, los momentos en los que suena una determinada marcha se graban en la memoria de los papones y pasan a formar parte del acervo cofrade leonés. Por ello, para el secretario de la Cofradía Santo Cristo del Perdón, José Carlos Alonso Diez, ‘Mi amargura’ tiene un significado especial, ya que es la marcha con la que entra el Cristo del Perdón en la plaza de Regla, a los pies de la Catedral.

En esta categoría entra también ‘Aquella Virgen de la Calle’, señalada por Santiago Rojo, dedicada ‘La Morenica’, compuesta por Nicolás Turienzo, y que se estrenó el día 4 de junio de 2016 con una campaña solidaria a favor de la Parroquia de Nuestra Señora del Mercado para arreglar el tejado del templo.

La Banda de Música de la Real Hermandad de Jesús Divino Obrero cuenta desde los años noventa con seis gaitas, lo que la convierte en una banda especial y condiciona su repertorio. Desde esta perspectiva, el abad, Juan Cristóbal Rodríguez, destaca ‘La muerte no es el final’ y ‘Highland Cathedral’ de marcados aires celtas. Como colofón, en la misma línea, para el seise de la Sección Musical de la Cofradía Santo Cristo del Desenclavo, Álvaro De Juan, ‘Requiem’ debería estar en la selección por ser una marcha «muy fúnebre, pero vistosa y sobrecogedora para actos de tipo solemne».


Repertorio final


Con todas ella, el listado quedaría como sigue:
  • Dolorosa
  • ‘Niña de Santa Ana’
  • ‘Jesús del Prendimiento’
  • ‘La Pasión’
  • ‘Cristo del Amor’
  • ‘Triana’
  • ‘Medea’
  • ‘La Saeta’
  • ‘A ti, Manué’
  • ‘Costalero’
  • ‘Caridad del Guadalquivir’
  • ‘Santa María de la Esperanza’
  • ‘Jerusalem’
  • ‘O pecador’
  • ‘A la Gloria’
  • ‘En tus brazos Madre mía’
  • ‘Mi amargura’
  • ‘Aquella Virgen de la calle’
  • ‘La muerte no es el final’
  • ‘Highland Cathedral’
  • ‘Requiem’
Volver arriba
Newsletter