Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

"Las infraestructuras son el futuro de Ponferrada"

"Las infraestructuras son el futuro de Ponferrada"

ELECCIONES IR

Javier Nart en su visita a los compañeros de partido Ciudadanos en Ponferrada.  | M.I. Ampliar imagen Javier Nart en su visita a los compañeros de partido Ciudadanos en Ponferrada. | M.I.
Mar Iglesias | 16/05/2019 A A
Imprimir
"Las infraestructuras son el futuro de Ponferrada"
Entrevista Javier Nart , Eurodiputado y candidato a la reelección por Cs
Cinco años en Europa dan poso y aprendizaje, es lo que agradece un Javier Nart que reconoce que en la plaza de Bruselas se hace otra política lejos del espectáculo que en España le hacen a él ser carne de selffies casi obligados. Sabe que desde allí es desde donde se decide el futuro basado en la globalización y en la informatización, y para el Bierzo, en las infraestructuras que apoya. Nart es abogado, en política eurodiputado y responsable del Área de Unión Europea de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía y se presenta a la reelección con un equipo al que, en la parte berciana, acompañó en Ponferrada sin calificarse como político «no lo soy, solo de tránsito».

– ¿Europa es una plaza política importante hoy?
– Es un privilegio para aquel que es elegido porque puedes aprender mucho si quieres. Tenemos un nivel de diputados cercano al norteamericano y es una atalaya que te eleva por encima de la situación nacional española. Ves lo que sucede y puede suceder en todo el mundo. Es un regalo para aprender y para hacer cosas efectivas para mucha gente. Allí aprobamos el 80% de las leyes que se implementan en España. Es infinitamente más importante que el espectáculo que se crea en Madrid y Valladolid o Ponferrada porque lamentablemente lo que ves es más el ruido que las nueces. Desearía que la política en España fuera menos confrontación y más comprensión y colaboración. Porque nos enfrentamos a un problema que excede de largo lo que hasta ahora han sido los problemas de distribución o justicia. El problema fundamental de la sociedad de Ponferrada, de España y a nivel mundial pero sobre todo del mundo desarrollado es el proceso de globalización, informatización y robotización, lo que un informe de la OCDE denomina como el estrujamiento de las clases medias como consecuencia de la pérdida de estabilidad en su futuro por la precariedad de su trabajo.

Se ha producido la cuarta revolución industrial que es el terremoto tecnológico y tenemos que darle una respuesta, que no es la ser la verbalidad izquierdosa. Podemos dar ibuprofeno para bajar la fiebre pero los síntomas siguen. En el fondo es dar respuesta a esa revolución y la precarización de las clases medias.

– Esa política distinta en Europa ¿por qué no cala en España?
– Si el 80% de todo lo que ocurre en España reside en Bruselas lo lógico es que las instituciones europeas fueran entendidas por los ciudadanos como lo más importante, pero nos parece más importantes los desplantes toreros y las confrontaciones dramático-patéticas de los distintos parlamentos.

Las descalificaciones, que me producen infinita repugnancia, porque es colocar el capote, de cualquier color…la patria y la antipatria, es la simplificación. Pero en Bruselas no hay espectáculo. No hay confrontación entre las distintas siglas, aunque tengamos las mismas diferencias que en España, pero tenemos muy claro que la confrontación teatral no lleva a ninguna parte. Sabemos que tenemos un objetivo común, intereses españoles. Cuando en el parlamento se produce una incidencia que afecta a España llegamos a acuerdos para facilitar lo común, pero si tenemos al pensamiento Rufián- twitter, que consiste en descalificar para dar titulares, no estamos ahí. Nosotros no damos titulares, damos soluciones. El parlamento europeo no es sexy a Dios gracias.

– En esa búsqueda de soluciones, en el Bierzo toca de lleno el problema energético con el cierre anunciado de las centrales térmicas y el fin del carbón. ¿Cómo se puede resolver el problema que esto genera para las cuencas mineras desde Europa?
– Vamos a hablar de realidad. Me aburre plantear utopías hablando del deber ser. Yo hablo del ser. Si en agosto hay un chaparrón en Almería, da igual que diga que eso no puede ser, porque si voy a bañarme a la playa, me mojaré. Establecer cuáles deben ser los deberes metafísicos lo dejo para Podemos o para el partido de derechas innombrable, que son las dos caras de la misma moneda. La realidad es que desde 2010 se acordó en Europa el fin de la industria del carbón y eso ni es bueno ni malo, pero es verdad. Sobre esa realidad incontrovertible que es el fin de la minería, la UE y la administración española ha lanzado al Bierzo decenas de miles de millones de euros y mi pregunta es donde están. Han sido administrados por PP, PSOE y también IU y los sindicatos.

¿Dónde se invirtieron, en transición, en buscar un futuro o para buscar un presente para sus alcaldes y concejales? ¿Cuántas modernizaciones estéticas para los pueblos e inversiones futuras se invirtió en ese pasado? Eso no era para que el alcalde inaugurara una plaza, sino para que hiciera algo para el futuro, que es el presente de hoy. Me escandaliza que los partidos que dilapidaron ese dinero, que le dio votos de presente, hablen de promesas. No tienen derecho a hacerlo. La pregunta es ¿qué hicieron ustedes? ¿cómo se controlaron a esos alcaldes que hicieron su pequeña pirámide como faraones, no para enterrarse, sino para seguir vivos? Esos son los que se presentan como defensores de la minería. Pero, con estos bueyes hemos de arar y Bruselas es fundamental. Tendremos una dificultad extrema en explicarles que los millones que se nos dieron para esa transición se han gastado en fastos y tendremos que pedir ayuda.

– ¿Se pueden pedir responsabilidades?
– Para mí lo fundamental es no actuar desde el pasado poniendo palos a las ruedas de los ciudadanos y que ellos sepan quiénes nos contaron cuentos y hagan sus cuentas. Pero aun así habrá que trabajar con ellos exigiendo dos cosas, por un lado una auditoría al Tribunal de Cuentas para que se sepa en qué se gastó ese dinero. Si pides una auditoría de alguien y dice que no, como ha pasado, significa que le preocupa mucho lo que pasó. Tal vez haya corrupción, pero aunque no la haya, ha sido un despilfarro y eso les preocupa, por eso votaron en contra de la auditoría. La verdad es un problema para ellos no para los demás. Y de aquí al futuro hay que trabajar con populares y socialistas para conseguir fondos de nuevo para una transición industrial. Eso tiene una respuesta inmediata, una necesaria conexión por ferrocarril que permita la competitividad mantenida de cualquier cosa que se haga aquí, que pueda llegar desde el Bierzo a los mercados españoles y europeos con la misma velocidad que las industrias de otras zonas.

– ¿Fundamental estar en el corredor atlántico?
– Tiene dos orígenes, Lisboa y Oporto, pero no pasa por Ponferrada, es la segunda derivada, la conexión desde Galicia. Eso es parte de los proyectos aprobados por Europa, con mi voto favorable. Las infraestructuras son el futuro de Ponferrada, no ‘yo soy la patria o el pueblo’. Esa infraestructura viaria, debe hacerse efectiva de una forma inmediata.
Volver arriba
Newsletter