Publicidad
Las expulsiones ya no cuestan derrotas

Las expulsiones ya no cuestan derrotas

DEPORTES IR

Edu Espiau, expulsado en Ipurúa, se lamenta desde el suelo. | LALIGA Ampliar imagen Edu Espiau, expulsado en Ipurúa, se lamenta desde el suelo. | LALIGA
J. C. | 12/10/2021 A A
Imprimir
Las expulsiones ya no cuestan derrotas
Fútbol / Segunda División La Deportiva, que en los dos últimos años perdió 5 de los 6 partidos en los que acabó con diez, lleva 4 puntos de 6 posibles tras las dos rojas de este
En esta ocasión no supuso quedarse con un hombre menos puesto que la Real Sociedad B ya había visto cómo le expulsaban a su guardameta a los dos minutos, sino convertirlo en un diez contra diez.

Pero también de esa inferioridad compartida, producida tras la roja directa a Espiau, volvió a sacar botín la Ponferradina, que empató (1-1) en un campo el domingo neutral de Ipurúa donde ya había sido capaz de imponerse 0-1 al Éibar en la tercera jornada pese a tener que jugar ese día sí con un hombre menos por otra roja directa, a Pascanu, cuando quedaban 21 minutos para el final, tiempo en el que los de Bolo consiguieron aguantar el marcador que tenían a favor.

Las expulsiones ya no le cuestan derrotas a la Deportiva, que lleva cuatro puntos de seis posibles en los partidos en los que ha tenido alguno expulsado, mientras que en los dos años anteriores en Segunda había perdido cinco de los seis partidos en los que terminó con diez.

Las cinco expulsiones de la Ponferradina en esta campaña y la pasada han sido por roja directa En dos ocasiones se dio ese hecho la campaña pasada, pues hubo una tercera roja sin efecto práctico en el campo a Caro estando en el banquillo en el partido final frente al Mallorca. Una en el 0-1 ante el Albacete, resultado que ya estaba cuando a un cuarto de hora del final fue expulsado Castellano; y otra en el 1-0 en Lugo, que sí marcó contra diez pues al filo del descanso se fue a la caseta Curro.

Cinco rojas directas y ninguna doble amarilla han provocado por tanto las expulsiones bercianas estos dos últimos años, mientras que más hubo en la temporada del regreso a Segunda División.

Ese año se aguantó el 2-1 ante el Elche pese a quedarse sin Saúl a cuatro para el final, pero perdieron tanto en Gijón 1-0 frente al Sporting en un partido en el que los de Bolo perdieron a Manzanara ya en los últimos compases, como en el 2-0 de Huesca donde fue expulsado Isi, y en el 3-1 del debut en Cádiz con la tempranera roja directa a Ríos Reina.
Volver arriba
Newsletter