Publicidad
Las entrañas del soterramiento del AVE

Las entrañas del soterramiento del AVE

ACTUALIDAD IR

Obras del interior del cajón ferroviario por el que circulará el AVE a su paso por la capital leonesa. | ADIF Ampliar imagen Obras del interior del cajón ferroviario por el que circulará el AVE a su paso por la capital leonesa. | ADIF
Alfonso Martínez | 25/11/2019 A A
Imprimir
Las entrañas del soterramiento del AVE
Infraestructuras Adif agiliza la ejecución del cajón ferroviario para los trenes de alta velocidad a su paso por León. Estará en primavera y su puesta en servicio dependerá de las pruebas de seguridad
Hace algo más de dos años que comenzaron las obras del soterramiento del AVE y el último horizonte fijado oficialmente para su culminación se sitúa en la próxima primavera. Así lo confirman a este periódico fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que valoran además que los trabajos están evolucionando de forma «satisfactoria».

En todo caso, cabe recordar que la finalización de los trabajos para ampliar la estación, ejecutar el cajón ferroviario soterrado e integrar urbanísticamente la zona en superficie no implicará que la nueva línea se vaya a poner en servicio en ese plazo. A partir de la primavera de 2020 comenzará la certificación de las nuevas instalaciones y el desarrollo de las minuciosas pruebas de seguridad para que la circulación de los trenes de alta velocidad por la línea soterrada arranque con todas las garantías.

Adif no fija plazo alguno para que esto ocurra, pero se estima que todo este proceso dure varios meses, por lo que la supresión del fondo de saco no llegaría previsiblemente hasta el primer semestre del año 2021, momento en el que podrían finalizar también las obras que se están ejecutando para la renovación de la línea entre León y La Robla y para la apertura de la variante de Pajares.

Retomando el estado actual en el que se encuentran las obras, cabe destacar en primer lugar que, en superficie, se sigue avanzando en la ejecución del paseo peatonal que discurrirá por encima del cajón ferroviario soterrado y enlazará la avenida de Palencia con Doctor Fleming, punto en el que la nueva línea comienza a salir de nuevo a la superficie.

En este sentido, se están colocando los vidrios de colores en las lucernarias circulares que permitirán la entrada de luz natural a la nueva zona de embarque soterrada y se está ejecutando un graderío para salvar la diferencia de altura y permitir el acceso al paseo peatonal desde la avenida de Palencia y circular así por debajo de la histórica marquesina de la vieja estación, que ha sido restaurada en el marco del proyecto de integración. Desde Adif aseguran que a finales de diciembre este vial podrá recuperar sus cuatro carriles de circulación y también sus dos aceras laterales.

De forma paralela, las obras avanzan también en lo referido a la ampliación de la estación –para dar servicio a la nueva zona de embarque soterrada– y a su urbanización exterior para habilitar la parada de taxis y la zona para dejar o recoger pasajeros. Se están colocando además los ascensores y las escaleras mecánicas que comunicarán la estación con los andenes soterrados, que también se están construyendo ya.

Adif explica que el montaje de vía ha comenzado en la zona sur de la estación de trenes y que llegará próximamente a la zona comprendida entre los muros pantalla, es decir, al cajón ferroviario por el que circulará el AVE.

La avenida de Palencia va a recuperar a finales de este año los cuatro carriles y las dos aceras de sus lateralesEs preciso recordar que el proyecto del soterramiento afecta a un tramo de 1.640 metros de línea ferroviaria. Implica la construcción de una doble vía que arranca detrás del Palacio de los Deportes y finaliza en el límite entre León y San Andrés del Rabanedo. Sin embargo, el soterramiento total de la misma se ciñe sólo a 585 metros (la cobertura mediante losa arranca unos metros antes de la estación provisional y finaliza una vez superado el antiguo paso a nivel del Crucero.

De esos 1.640 metros de nueva línea, 1.200 se configurarán en lo que el proyecto denomina cajón ferroviario, es decir, que a los 585 metros soterrados se suman 615 de las rampas que servirán para deprimir el trazado hasta alcanzar el nuevo andén (el trazado comienza a bajar su cota a la altura de la estación de autobuses) y para elevarlo una vez que se haya superado la avenida Doctor Fleming. En estas dos zonas de rampa, la línea quedará al descubierto.

Esto se traduce en que la vía soterrada irá por la zona del antiguo corredor ferroviario, es decir, entre la estación y el Palacio de Congresos (las vías actuales lindan con la calle Sancho el Gordo). El nuevo andén central tendrá nueve metros de ancho y 410 metros de largo con el objetivo de poder albergar trenes en doble composición. Esto hace que la nueva zona de embarque llegue hasta la antigua estación, ahora en desuso, aunque lo hará bajo tierra. Aunque se quiere poner en valor este emblemático inmueble, no está previsto que haya un acceso desde el mismo al andén (sólo se podrá entrar por la estación actual ampliada).

Peticiones vecinales

Más allá del paseo principal que representa la integración urbanística derivada del soterramiento del AVE, los vecinos de esta zona de la ciudad han solicitado durante los últimos meses algunas modificaciones y mejoras. Han recibido el apoyo de grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de León, que rechaza en este sentido la supresión de algunas cuestiones incluidas en el proyecto durante el anterior mandato.

Sería el caso de una pequeña plaza diseñada para la zona de Doctor Fleming con el objetivo de ampliar el espacio del mirador previsto para poder contemplar la salida de los trenes por la rampa. A esta petición vecinal se suma la de la ampliación del paso de los Quebrantos para que quede finalmente configurado como una calle perpendicular al nuevo paseo –que unirá las calles Astorga y Gómez de Salazar– y no como un estrecho vial para uso peatonal y ciclista. El cimiento del muro que va a separar este paseo del resto de los terrenos de Adif (en los que la planificación urbanística prevé una zona verde, una calle y edificios de viviendas) permite ver que se mantendrá la anchura del paso ejecutado provisionalmente en 2011.

Cabe recordar finalmente que la ampliación de la acera de la confluencia entre León y San Andrés y la sustitución del muro de hormigón por un vallado a la hora de separar la parte trasera de las viviendas de la calle Astorga del paseo peatonal son otras de las reivindicaciones planteadas por los vecinos de la zona ferroviaria de la capital leonesa.
Volver arriba
Newsletter