Publicidad
"Las empresas que apuesten por las personas saldrán reforzadas"

"Las empresas que apuesten por las personas saldrán reforzadas"

ACTUALIDAD IR

Belén Arén. | L.N.C. Ampliar imagen Belén Arén. | L.N.C.
L.N.C. | 08/12/2021 A A
Imprimir
"Las empresas que apuesten por las personas saldrán reforzadas"
Sociedad Entrevista a Belén Arén, presidenta de Activos y Felices
La enorme y franca sonrisa que adorna permanentemente el rostro de Belén Arén, también conocida como ‘Mara’, deja entrever el contagioso entusiasmo con que responde a su trabajo como presidenta de Activos y Felices, de la Plataforma de Voluntariado de Castilla y León y como directora voluntaria de Relaciones Institucionales de la Asociación PAS España.

–Usted que es coach en talento sénior ¿Por qué esta tan de moda el coaching?
–Las personas nos movemos en tres niveles que están en constante interrelación y búsqueda de coherencia: el lenguaje, el cuerpo y la emoción. Hoy en día, con la crisis, con la que esta cayendo, el coaching es la herramienta critica para la creación de un cambio cultural, un cambio en la manera de pensar y de actuar. Tiene una fuerte base filosófica. Esta enfocado a crear nuevos hábitos y a superar formas de pensar, conscientes o no, que impiden a las personas desarrollarse adecuadamente.

–¿Cómo aplican el coaching en su organización, Activos y Felices?
–Activos y Felices es mucho más que coaching, en primer lugar tenemos que destacar que somos un equipo multidisciplinar, trabajamos con las neurociencias con el método ‘Mind Moves’ y el coaching como base para organizar y trabajar con nuestros usuarios, luego son nuestros talleres impartidos por profesionales altamente cualificados y grupos muy reducidos.

–¿En qué áreas se desarrollan las actividades de la organización?
El discurso de políticos, sindicalistas y empresarios no ha cambiado ni un ápice en las tres últimas décadas –Mayores, también tenemos un convenio para la alta sensibilidad y creamos proyectos de vida mediante el programa talento Sénior y talento joven… También el área de prevención del maltrato al mayor, el área de gestión de la soledad, el área de apoyo al mayor en su gestión de las relaciones con las Tics de bancos y administraciones y acabamos de incorporar el área de gestión del dolor ¿Parece mucho? Si unes buenos profesionales y un equipo de voluntarios totalmente implicados, tengo la motivación necesaria para ayudar y apoyar a todo aquel que llame a nuestra puerta.

–¿Nos encontramos en una crisis económica, financiera o del capitalismo?
–Esta es una crisis de valores, una crisis de las personas… La avaricia ha roto el saco y se acabó la fiesta. La resaca está siendo dolorosísima. Empresas, medios de comunicación, políticos, ciudadanos… Todos somos responsables del desaguisado. También nos ha vuelto más individualistas, consumistas, avaros, egocéntricos. En definitiva, menos generosos y también, pese a todo, menos felices.

–¿Podemos los ciudadanos hacer que termine la crisis?
–Somos las personas de a pie las que podemos y tenemos que cambiar el sistema. Si prestas atención al discurso de políticos, sindicalistas y empresarios, verás que es el mismo y que no ha cambiado ni un ápice durante las últimas tres décadas. Por otro lado, ¿dónde están los estudiantes, los profesores, los intelectuales? La crisis no pasará si no construimos un mundo nuevo, tenemos que inventar el futuro. Es el tiempo de la creatividad.

–¿Qué papel juega la mujer en este cambio de modelo?
–Juega un papel primordial porque nosotras manejamos el lenguaje de las emociones. La emoción puede ser interpretada como un cambio en la predisposición para la acción. Esta es la clave. El mundo emocional es un espacio maravilloso para descubrir y las mujeres serán protagonistas de la nueva sociedad que se avecina.

–¿Por qué nuevo modelo apuesta Belén Arén para salir de la crisis?
–Apuesto por eliminar las etiquetas y poner en valor a las personas. No olvidemos que el entusiasmo, al igual que el actual desánimo, es contagioso. La solución es el trabajo colaborativo en equipo. La unión de la empresa y el Tercer Sector, el Cuarto Sector, ya está aquí, y León es el lugar ideal para poder ser implementado.

–¿Qué consejo le darías a la juventud para lidiar la crisis?
El buen líder habla de confianza, transparencia y comunicación... sin distancias, sin jerarquías –Qué confíen en ellos mismos, que sean libres, que hagan aquello que les gusta, les reportará bienestar y felicidad. Es su momento. Tienen la energía y el arrojo para crear, aportar, decidir, ayudar compartir. Que cambien la competitividad del mundo adulto por el trabajo en equipo y que le den la espalda al materialismo. Que apuesten por la humanidad, la creatividad y la empatía. Tener más no es sinónimo de ser mejor y, desde luego, de ser más feliz. Sobre todo, que tenga pensamiento propio, la tecnología no es sinónimo de libertad, lo es la mente y que sean tan reivindicativos como lo fueron sus abuelos y bisabuelos, pero sin dejarse comer la cabeza por falsos líderes.

–¿La felicidad ya no está en ganar más dinero?
–Desde luego. La asociación de dinero con la felicidad es falsa. Todos necesitamos dinero pero este no debe de ser el fin sino el medio, también para las empresas, para crear empleo, conocimiento y bienestar en la sociedad.

–Pero, ¿es posible crear empleo en tiempos de crisis?
–Por supuesto. Hay que creer en las personas, confiar en ellas en lugar de maximizar el beneficio. Las personas son más importantes que el reparto de jugosos dividendos. Las empresas que durante esta crisis apuesten por las personas saldrán reforzadas.

–¿El buen líder es el que aplica la receta de la transparencia y la confianza?
–El buen líder habla de confianza, transparencia y comunicación… sin distancias, sin jerarquías. Hoy no tiene sentido. El buen líder escucha, propicia la participación en la organización, es sensible, valora el talento, enfrenta los desafíos con tranquilidad, mantiene el equilibrio entre el trabajo y la vida profesional, se conoce bien, es autentico, tiene autocontrol, iniciativa, es innovador, ético… y todo ello contribuye a que no pierda autoridad, todo lo contrario, gana respeto.

–¿En qué proyectos está embarcada?
–Mi actividad se desarrolla dentro de la búsqueda del bienestar de los menos favorecidos. Conjuntamente todo el equipo, cada uno en su área, estamos continuando nuestro proyecto sobre envejecimiento activo, formación en Tics en León y a partir de enero en la provincia, domotización del hogar de las personas que viven solas. También la creación de una unidad de gestión de dolor con ‘Mindfulness’ aplicado al dolor, pensamiento sustitutivo, relajación…

–¿Qué proyecto le ilusiona más?
–Ilusión y creatividad me generan todos pero mi debilidad son ‘mis mayorines’. Nos han dado el estado del bienestar del que hemos disfrutado varias generaciones, nos están dando continuamente lecciones de valores, esfuerzo, silencio y ¿qué les damos?

–Por último, ¿cómo es la experiencia de estar al frente de la Plataforma del Voluntariado?
–Las organizaciones del tercer sector estamos organizadas institucionalmente. Tenemos una estructura, una misión, objetivos y presupuesto que asignamos a la consecución de los objetivos y la misión igual que una empresa. Las entidades y organizaciones no tenemos ánimo de lucro. No repartimos beneficios entre las personas socias o los miembros de los órganos de gobierno. Día a día, el tercer sector es un actor relevante en el desarrollo social y también económico de nuestra sociedad, una sociedad que exige soluciones cada vez más ágiles e imaginativas a las diversas demandas que ni las empresas, ni el estado pueden o están dispuestas a desarrollar. Desde esta visión, las entidades del tercer sector existiremos en la medida que la sociedad siga pensando que somos útiles y necesarias.
Volver arriba
Newsletter