Publicidad
Las cuarentenas escolares se hacen rutina

Las cuarentenas escolares se hacen rutina

ACTUALIDAD IR

Las cuarentenas se están haciendo habituales en los centros educativos de León. | L.N.C. Ampliar imagen Las cuarentenas se están haciendo habituales en los centros educativos de León. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 26/10/2020 A A
Imprimir
Las cuarentenas escolares se hacen rutina
Educación En poco más de un mes de clases, la provincia de León acaricia ya los 50 cierres de aulas
Este lunes se cumple justo un mes y medio desde que los escolares volvieran a las aulas, después de un parón de medio año. El temor durante aquellos primeros días de septiembre era que el nuevo curso disparara los contagios de Covid-19. Desde luego que así ha sido, aunque según los expertos el exponencial crecimiento en el número de casos positivos no puede achacarse exclusivamente a la 'vuelta al cole'. La llegada del mal tiempo y los incumplimientos de parte de la población de las restricciones también han favorecido que León y el resto de España estén sumidos en una segunda ola de la pandemia.

Ante la imposibilidad de cuantificar la influencia del regreso a las clases en el incremento de casos de coronavirus, lo que sí se puede asegurar es que las cuarentenas escolares se están haciendo rutina. Tanto en la capital como en el resto del territorio leonés. En poco más de un mes, según los datos oficiales registrados por la Junta de Castilla y León en cada jornada lectiva, se han alcanzado los 49 aislamientos de aulas. En su gran mayoría surgidos fuera del ámbito educativo.

Los aislamientos de aulas de grupos escolares se están produciendo mayoritariamente en los entornos urbanos. La ciudad de León suma ya 18 cuarentenas de aulas y Ponferrada alcanza las 16. En el resto de la provincia, la Consejería de Educación ha informado de otros 15 cierres de clases.

En la capital, los contagios se están situando principalmente en la parte norte y oeste de la ciudad y, hasta la fecha, son pocos lo que se están registrando por la zona centro. El primer cierre se produjo en el Ceip Luis Vives, el 15 de septiembre, y el último del recuento oficial se produjo este mismo viernes en La Asunción.

Cómo se actúa ante un positivo


Según explican desde la Dirección Provincial de Educación, en cuanto hay en el centro educativo alguien sospechoso de tener coronavirus o bien se sabe que una persona de su círculo más cercano ha dado positivo, comienza a trabajar el 'equipo Covid'. Esta persona responsable en el colegio lo comunica a la Dirección Provincial para que lo añada a su parte diario de incidencias. Un segundo 'grupo Covid', formado por inspectores, docentes y otros profesionales, se lo trasmite a la Gerencia de Atención Primaria que deciden cuándo y a quién hacer las pruebas.

También son las autoridades sanitarias las que estipulan qué es y qué no un "contacto estrecho". "Normalmente, el criterio es estar con una persona 15 minutos sin mascarilla. Son ellos, en Sanidad, los que deciden a quiénes hacer la PCR y el tema de los confinamientos", apunta Alonso Santos, uno de los responsables de la Dirección Provincial de Educación que mantiene permanente contacto con Sanidad.

La cuarentena estándar tiene una duración de diez días y en el caso de que sea un profesor el que sea positivo se sigue una hoja de ruta "exactamente igual". Según aseguran desde la Dirección Provincial "no suele" haber transmisión dentro de aula y el contagio llega a más compañeros. "El confinamiento busca evitar la transmisión del virus con un carácter preventivo. No suele ser un porcentaje amplio en el que se produzcan un gran número de positivos después del primer caso", valora Alonso Santos.

Aisladas el 1,7 por ciento de aulas


Por el momento, las cuarentenas solo han llegado a 49 de las 2.868 aulas existentes en la provincia de León. Un 1,7 por ciento del total que, según la Delegación Territorial de la Junta en la provincia de León, se produciendo "fuera del entorno educativo". Los centros serían, por tanto, un espacio seguro y compete también a las familias actuar con responsabilidad fuera del aula para minimizar los riesgos.

Del mismo modo, cabe señalar que hay diferencias en el modo de gestionar un positivo por coronavirus dependiendo del nivel educativo. En Infantil y en el primer curso de Primaria no es obligatorio el uso de mascarillas ni guardar la distancia de metro y medio, por lo que si se registra un positivo en aula se pone a todos sus compañeros en cuarentena. Sin embargo, desde el segundo curso de Primaria, en la ESO y en el Bachillerato los alumnos sí que deben usar la mascarilla y sus pupitres guardan la distancia pertinente, por lo que el protocolo actúa de manera diferente. En el caso de detectarse un positivo en una de estas clases, desde Sanidad analizan sus contactos estrechos dentro de la clase y deciden si aislar a toda la clase o tan solo a los compañeros que se sienten más cerca y a su círculo más íntimo de amistades.

Las familias


Las familias con hijos en edad escolar siguen acostumbrándose a las nuevas rutinas para minimizar riesgos de contagio en los colegios. Muchos padres tienen dudas sobre cómo afrontar la conciliación en el caso de un aislamiento y todos se habitúan a tomar la temperatura a los niños y renovar las mascarillas a diario.

El primer colegio de la capital en tener un aula en cuarentena fue el Ceip Luis Vives, el 15 de septiembre. Solo 13 días después tuvo un segundo cierre y, desde el Ampa, aseguran que el colegio actuó ambas veces con eficiencia aplicando el protocolo. "Los contagios no fueron a más y, aunque quizá algo más temerosos, el resto del colegio siguió su rutina esos días. Las cuarentenas duraron lo estipulado, diez días y el ver que funcionan los protocolos pues nos tranquiliza", explican las familias del este colegio público.

Igualmente, desde el Ampa del Luis Vives aseguran que "la mayoría de familias están tranquilas" y tienen en el tema de la conciliación el principal caballo de batalla en este curso marcado por el coronavirus y las cuarentenas para frenarlo. «Lo que más nos preocupa es que solo se confina al niño que haya dado positivo. Los padres van a trabajar y los hermanos a clase. Las familias del centro se han arreglado con los abuelos que, claro, son los que más riesgo tienen si se contagian», explica a este periódico una de las madres del centro educativo.

Los centros educativos


En lo que va de curso, las cuarentenas han llegado a 35 colegios leoneses. Una nueva realidad con la que tienen que convivir y que ya asumen que será "el pan de cada día este año".

Uno de estos centros que ya ha tenido que decretar el cierre de aulas es el Colegio Divina Pastora. La Junta solo reconoce un aislamiento el 24 de septiembre, aunque el centro ha confirmado a este periódico que el viernes tuvo que confinar una clase de Secundaria. Los alumnos de este grupo volverán a clase a la vuelta del puente de Todos Los Santos y el día 30, el día lectivo inmediatamente anterior, toda la clase tendrá que pasar por una PCR. "Cuando se confinó la clase de Infantil se hicieron las pruebas a todos los alumnos en hora y media", apunta Ana Redondo, directora de las Pastorinas.

Asumiendo esta nueva realidad, en el Colegio Divina Pastora tranquilizan a las familias asegurando que "el protocolo funciona" y reconociendo el esfuerzo del 'equipo Covid' que "trabaja sábados y domingos". También por la "responsabilidad" de los propios alumnos, que están demostrando a diario su compromiso con las mascarillas y la higiene de manos. "Nosotros consideramos los contactos estrechos de dentro y de fuera del 'cole'. Es responsabilidad social y hay que meter absolutamente todo lo que sepamos", valora Ana Redondo.
Volver arriba
Newsletter