Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

Las Comisiones de investigación en el Ayuntamiento de León: un derecho de los leoneses y una obligación para los concejales

Las Comisiones de investigación en el Ayuntamiento de León: un derecho de los leoneses y una obligación para los concejales

TRIBUNA DE OPINIóN IR

Gemma Villarroel | 09/01/2019 A A
Imprimir
Las Comisiones de investigación en el Ayuntamiento de León: un derecho de los leoneses y una obligación para los concejales
En el Ayuntamiento de León, a instancia del Grupo Municipal de Ciudadanos, se ha puesto en marcha, con mucha dificultad, una Comisión de investigación para estudiar lo sucedido en el seno de esta Corporación en relación con la conocida como Operación Enredadera. Y no ha sido fácil, ni aprobar su constitución ni sus primeras sesiones, ya que desde todos los grupos municipales se ha querido torpedear un instrumento de transparencia y de participación con argumentos tan endebles como antidemocráticos.

Lo que algunos no quieren reconocer es que la Comisión de Investigación, promovida por una moción de Ciudadanos, es uno de los órganos regulados en la legislación básica local, en concreto, es uno de los órganos previstos para «el seguimiento de la gestión del Alcalde, la Junta de Gobierno Local y los concejales que ostenten delegaciones» y nunca pueden sustituir las competencias de control del Pleno del Ayuntamiento. Es decir, es un órgano municipal complementario que permite estudiar a fondo un determinado asunto de la gestión del Alcalde o de la Junta de Gobierno Local sin las premuras que exigen los Plenos, pero con todas las garantías de participación democrática; pues si algo ha exigido el Tribunal Constitucional desde hace ya décadas es que estas comisiones deben estar integradas por todos los Grupos Parlamentarios con una presencia de concejales proporcionales a los que tengan en el Pleno.

La configuración que el Tribunal Constitucional ha hecho de estas comisiones desbarata la torpe estrategia del PSOE de querer deslegitimar la Comisión de la Enredadera, a la que ni siquiera ha enviado a sus concejales, incumpliendo la obligación legal que tienen de asistir a los órganos municipales. El Grupo Socialista no sólo está incumpliendo la Ley sino que está defraudando a todos los leoneses que les han votado y que tienen derecho a conocer si el Alcalde de León puso a disposición de la trama corrupta el Ayuntamiento de León. Como se ha dicho, esta Comisión no sustituye al Pleno, jamás puede sustituir las competencias de control del mismo, lo único que hace es facilitarle esta labor, por ello, las ‘pataletas’ del portavoz socialista debería dejarlas para los órganos internos de su partido; pues como concejal tiene obligación de asistir a los órganos que se han creado por acuerdos del Pleno y si cree que tales acuerdos son ilegales, lo que debió hacer en su momento fue votar en contra y recurrirlo ante los Juzgados, no convocar todos los días a la prensa para criticar lo que es el ejercicio de un derecho de los leoneses: conocer lo que ha hecho el Alcalde, la Junta de Gobierno Local y los Concejales con competencias de gestión. Y esta crítica a la actuación de los socialistas es aplicable a aquellos otros grupos, que por desconocimiento o hipocresía política, se ponen de perfil en este asunto.

Otro de los debates que ha suscitado esta Comisión es la cuestión relativa a la publicidad de las sesiones, y de nuevo, las posturas de algunos de los grupos no deja de ser paradójica. Sorprende que cuando el Pleno ha aprobado por mayoría un determinado formato para la Comisión, el Grupo Popular quiera ir contra de sus propios actos y cuestione ahora que los leoneses puedan conocer directamente, a través de internet, lo que sucede en las comisiones. Ciertamente el hecho de que hasta la fecha el Ayuntamiento de León no haya aprobado un Reglamento Orgánico que regule el funcionamiento de sus órganos da inseguridad jurídica al funcionamiento de estos órganos complementarios, lo que supone una manifestación más de la dejación del PP y del PSOE incapaces de dotar al Ayuntamiento de una norma interna con la que cuentan la gran mayoría de los municipios importantes de España. Por esta grave carencia, nuestro Grupo Municipal ha presentado una moción para aprobar este reglamento. Pero la ausencia de esta norma no impide que todos los concejales y trabajadores del Ayuntamiento tengan que acatar lo acordado en el Pleno mientras no se revoque o lo anule un juzgado; y por ello no pueden acusar a la Presidenta de la Comisión precisamente de hacer cumplir la moción de Ciudadanos aprobada en el Pleno.

Y hablando de Juzgados, por supuesto que esta Comisión no puede sustituir las actuación de los Tribunales de Justicia, tiene otra finalidad muy distinta y complementaria, y es que los leones puedan conocer si Silván puso el Ayuntamiento de León al servicio de una trama de corrupción política.

Nuestro Grupo Municipal ha promovido esta Comisión de investigación, como las que constituya en el futuro, porque está firmemente convencido de que es necesario dotar al Ayuntamiento de León de las herramientas de transparencia y de los cauces de participación imprescindibles para que los leoneses puedan conocer lo que pasa en el Consistorio, que PP y PSOE respondan a las preguntas necesarias para esclarecer los hechos y que su Pleno pueda adoptar los acuerdos con el conocimiento más amplio posible de lo que han hecho los concejales y los empleados públicos. Serán los concejales que se oponen a su creación o que ponen trabas a su funcionamiento y a su publicidad los que tengan que explicar a los leoneses las razones de su negativa a crear y participar en un órgano que facilita la transparencia, y que debería servir para debatir serenamente asuntos de gran trascendencia para León. Los concejales de Ciudadanos estamos convencidos de que los leoneses comparten nuestra ilusión por llegar a tener el Ayuntamiento que nos merecemos.

Gemma Villarroel es portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León
Volver arriba
Newsletter