Publicidad
Las casas de empeño, a la espera de 'hacerse de oro' con la crisis

Las casas de empeño, a la espera de 'hacerse de oro' con la crisis

ACTUALIDAD IR

Carmen Rabanal trabaja en 'La milla de oro', un negocio ubicado en el centro de León que se dedica a la compra y la venta de joyas. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Carmen Rabanal trabaja en 'La milla de oro', un negocio ubicado en el centro de León que se dedica a la compra y la venta de joyas. | MAURICIO PEÑA
V.S.V. | 04/10/2020 A A
Imprimir
Las casas de empeño, a la espera de 'hacerse de oro' con la crisis
Sociedad Los 'Compro oro' leoneses comienzan a notar un aumento de las llamadas para informarse de cómo obtener liquidez con joyas
Siempre hay negocios que van a contracorriente del resto. Cuando la economía parece sumirse en una nueva crisis, los 'Compro oro' leoneses se preparan para un aumento de la demanda debido a la incertidumbre generada por la pandemia del coronavirus.

No obstante, las casas de empeño de la ciudad de León todavía se mantienen a la expectativa. Si bien parece que aumenta el número de ciudadanos que llaman para informarse de cómo obtener liquidez con sus joyas, otros establecimientos de este tipo aseguran que incluso algunos leoneses están retirando las alhajas que mantenían en depósito.

En lo que sí coinciden es un previsible incremento de su volumen de negocio en los próximos meses, al ser un sector que crece durante las crisis económicas. El oro suele ser utilizado como valor refugio y en los mercados bursátiles suele subir su cotización en momentos de incertidumbre económica.

'La milla de oro' es un negocio de este tipo que se sitúa en la Plaza de San Marcelo. Aseguran estar "preparándose para un aumento de la demanda", aunque consideran que hay matices importantes con respecto a crisis anteriores. "El inconveniente es que esta crisis que se avecina, o en la que ya estamos, ha enlazado con la crisis de que no habíamos salido. No ha habido un período de bonanza en el que la gente haya podido comprar joyas que luego pueda vender. La mayoría de la gente ya vendió todo lo que tenía", reflexiona la empleada Carmen Rabanal.

Esta crisis ha enlazado con la anterior. No ha habido una bonanza para comprar joyas que ahora puedan vender En esta casa de empeño aseguran que los clientes "todavía se están informando para ver cómo vender". "Aquí viene la gente y te cuenta un poco su vida. La mayoría vende por necesidad, muy pocos es porque no lo usen. La gran mayoría vende para pagar la luz, el gas o el alquiler", explica Carmen Rabanal.

Los 'Compro oro' de León todavía no han experimentado el aluvión de empeños que se espera, detrás de los cuales hay motivaciones de todo tipo. "Suele haber motivos concretos como perder el trabajo y joyas de tipo familiar. Normalmente les cuesta vender porque son recuerdos aunque es una manera de ese mes poder pagar la calefacción", indica esta trabajadora de 'La milla de oro'.

Sensaciones encontradas


La mayoría vende por necesidad, más que por no usarlo. Lo hacen para pagar la luz, el gas o el alquiler Por su parte, en la casa de empeños de la Avenida Roma consideran que "no hay un volumen desorbitado" de trabajo. "De momento, hay normalidad. No se puede predecir lo que pasará con la economía", apunta uno de sus empleados a este periódico.

En la Joyería Emperador incluso van más allá y están experimentando "todo lo contrario a lo que imaginábamos". "La previsión es que se mueva más, pero por ahora no hay demasiado movimiento. Es todo lo contrario, están sacando piezas que tenían empeñadas como si todo fuera bien. También la venta de joyas parece que está funcionando", asegura una trabajadora de este céntrica joyería leonesa.
Volver arriba
Newsletter