Publicidad
La ‘vuelta al cole’ por 300 euros

La ‘vuelta al cole’ por 300 euros

ACTUALIDAD IR

El comienzo del curso trae consigo un importante gasto para las familias leonesas en cuanto a libros de texto y material escolar. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen El comienzo del curso trae consigo un importante gasto para las familias leonesas en cuanto a libros de texto y material escolar. | DANIEL MARTÍN
Lidia Fernández | 24/08/2016 A A
Imprimir
La ‘vuelta al cole’ por 300 euros
Educación La compra de los libros supone un gran gasto para las familias, aunque existen ayudas, ‘mercadillos’ y programas de préstamo
Comienza la cuenta atrás para el inicio del curso escolar 2016-2017 y, como cada año, los padres dan el pistoletazo de salida a la carrera por comprar los libros y el material escolar. Adquirir todo lo que sus hijos necesitarán a lo largo del año no está al alcance de todos y muchos dependen de las ayudas porque, además, según van creciendo sus hijos, más gasto supone su enseñanza.

Además, como explica Marina Álvarez, presidenta de la Confederación de Madres y Padres de Alumnos de Centros Públicos de Enseñanza de Castilla y León (Confapacal), "es un año muy malo porque este curso hay cambio de libros".

Las familias leonesas tendrán que hacer frente con la llegada del mes de septiembre a un importante gasto. Los libros de cada niño que comiencen en Infantil superan los 200 euros, los de Primaria llegan, e incluso pasan, los 300 y, en Secundaria, se pueden gastar más de 300 euros por alumno. Todo ello sin tener en cuenta cuadernos, bolígrafos, estuches o mochilas, que pueden sumar otros 60 euros por niño, lo que dispara las cifras.

De todas maneras, los precios varían en función del centro, del curso en el que esté el niño, la editorial e incluso la librería en la que se adquieran. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) el punto de venta donde el usuario realice la compra puede permitir hasta un 25% de ahorro en los libros de texto y señala que resultan más baratos en las grandes superficies aunque es importante comparar.

Ayudas


Sin embargo, son muchas las familias leonesas que no pueden enfrentarse a un desembolso tan grande de dinero y por ello tienen que recurrir a las ayudas de las administraciones e incluso al intercambio o el préstamo de los libros.

Para este curso, la Junta de Castilla y León ha destinado un total de 9.588.570 euros para las ayudas a la adquisición de libros de texto, cinco millones más que el año pasado. El requisito principal es no superar el 1,5% del Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), es decir, que la familia no supere los 12.000 euros anuales.

Esta ayuda, la disfrutarán 36.385 alumnos en la comunidad. "Las familias que reciban la ayuda de la Junta sí conseguirían cubrir el 100 por ciento del precio de los libros, pero hay más material escolar en el que te dejas otros 60 euros por alumno", afirma Arsenio Martínez, presidente de la Federación Leonesa de Asociaciones de Madres y Padres (Felampa). Pero el problema llega a la hora de adquirir los libros, porque el segundo requisito es justificar el gasto real a través de una factura para que después la institución autonómica haga el pago de la beca. "Es una paradoja decir que te ayudan porque económicamente no puedes hacer ese gran pago, pero para que te concedan esa ayuda tienes que pagarlo primero", explica Martínez.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de León también se han puesto en marcha para este curso unas ayudas que, a diferencia de las de la Junta, incorporan también los libros de texto de Infantil, aunque, según Arsenio Martínez, "la convocatoria salió muy tarde".

Programas de préstamo


Quienes no tengan la oportunidad de recibir estas ayudas todavía tienen opciones de ahorrar en la compra de los libros. Entre ellas está el programa de reutilización de libros ‘Releo’ de la Junta, en el que participan 61 centros leoneses este curso. El año pasado, gracias a este programa se beneficiaron 2.908 alumnos en la provincia.

Otros colegios, tal y como explica Marina Álvarez, presidenta de Confapacal, cuentan con su propio ‘mercadillo’ organizado por las Ampas y que se basa en el intercambio de libros entre las familias para ahorrarse la compra de alguno o la totalidad del gasto.

Aun así, desde Felampa piden que las ayudas lleguen "un poco más allá" porque hay familias que superan el 1,5% del Iprem pero que también tienen necesidades. Defienden también que se replantee el uso de libros, que son "solo una guía para el desarrollo de las asignaturas durante el curso".
Volver arriba
Newsletter