Publicidad
La vuelta a la presencialidad incrementa las agresiones a sanitarios en la provincia

La vuelta a la presencialidad incrementa las agresiones a sanitarios en la provincia

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Cristina Centeno | 16/06/2022 A A
Imprimir
La vuelta a la presencialidad incrementa las agresiones a sanitarios en la provincia
Sanidad En 2021 se registraron 68 incidentes entre León y el Bierzo, con 76 trabajadores afectados / Siete centros de salud están en el mapa de riesgo que Sacyl acaba de actualizar
El regreso a la actividad presencial en los hospitales y centros de salud ha provocado que las agresiones a sanitarios vuelvan a niveles previos a la pandemia. Así lo refleja el observatorio de la Junta de Castilla y León presentado ayer por el viceconsejero de asistencia sanitaria, planificación y resultados en salud, Jesús García-Cruces. En el pasado 2021 se registraron un total de 68 incidentes en la provincia, de los que 44 se referían al área de salud de León y los 24 restantes, al Bierzo. Supone un ascenso superior al 38 por ciento respecto al año 2020, si bien ese ejercicio estuvo marcado por el inicio de la pandemia, que condicionó la atención sanitaria e incrementó las consultas de tipo telemático. En el año previo a la llegada del coronavirus, 2019, fueron 74 las agresiones registradas por Sacyl en la provincia al personal de los hospitales y centros de salud.

En cuanto al número de trabajadores afectados por estas agresiones, fueron un total de 76 en la provincia, de los que 52 correspondían a hospitales (37 en el área de salud de León y quince más en el Bierzo) y los 24 restantes eran profesionales de atención primaria (trece en León y once más en el Bierzo). Respecto al año pasado, llama la atención que el mayor incremento de personal agredido en la provincia se da en centros de salud del área de León, pasando de cinco en 2020 a trece afectados en 2021. Los meses de verano, julio y agosto, son los que mayor número de incidentes acumulan, mientras que los dos primeros meses del año fueron los más tranquilos.

Las agresiones vuelven a niveles prepandemia y suben especialmente en Atención Primaria  Además, cabe destacar que de los 76 profesionales afectados por una agresión en la provincia durante el año pasado, 34 eran enfermeros. Los médicos afectados, por su parte, fueron 22. Diez más eran TCAE (Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería) y cuatro eran celadores. Además, en el área del Bierzo se vieron implicados cinco administrativos y en la de León, un profesional englobado en la categoría ‘otros’.

Por otra parte, el observatorio ha detectado que la mayor parte de las agresiones (el 80 %) son verbales, mientras que cerca del 20 % son físicas, de las que más del 10 % corresponden a Psiquiatría.

A nivel autonómico, se registraron un total de 530 incidentes, con Burgos y Valladolid a la cabeza en el ranking por provincias, en los que se vieron involucrados 599 profesionales.

Por sexo, las profesionales sanitarias agredidas representan el 82,6 % de las víctimas (495 mujeres frente a 104 hombres), condición que en el caso de los agresores cambia, al ser mayoritarios los varones, con el 57,4 % de los violentos.

Precisamente, el perfil de los agresores se completa con que es una única persona en el 89,5 % de las ocasiones, usuario del sistema en el 64,9 % y reincidentes, uno de cada ocho (12,5 %); cuantitativamente el número de violentos en 2021 ha sido de 643 (373 hombres y 270 mujeres).

En 87 de los 530 incidentes recogidos por el Observatorio correspondiente al ejercicio anterior hubo aviso a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En cuanto a los motivos que causan la agresión, la mayoría corresponden a disconformidades con la atención (35,7%); trastorno y conductas problemáticas del usuario (18,5%); demandas del usuario (18,3%); disconformidad con el trato (7,9%); tiempos de espera (7,1%); y adicciones (4,2%), principalmente.

En el mapa de riesgos para este año dentro de Primaria aparecen siete centros de salud de la provincia  Por otra parte, Sanidad ha renovado el mapa de riesgos de este año en centros de salud. Los criterios seguidos a la hora de la actualización, cada dos años, se basan, principalmente, en ámbitos en los que durante el año anterior se haya registrado uno o más incidentes; en donde haya ha habido una agresión física; y/o que en los dos últimos ejercicios, 2020 y 2021, el número de incidentes sea de tres o más. En el ámbito de la atención hospitalaria se mantiene su consideración a los servicios de Urgencias, psiquiatría, módulos penitenciarios y en Emergencias Sanitarias.

En lo que se refiere a la provincia, el mapa de centros de salud de riesgo incluye cinco en el área de León (Astorga II, Eras de Renueva, La Bañeza I, Ribera del Órbigo y San Andrés del Rabanedo) y otros dos en el Bierzo (Ponferrada I y Villablino).

García-Cruces mostró su preocupación por este «injustificable» incremento de la violencia y recalcó que se trata de hechos delictivos que deben ser perseguidos y condenados y más si se tiene en cuenta el nivel de estrés al que ha estado sometido el personal sanitario durante la pandemia, sufriendo situaciones de ansiedad, impotencia y confusión. A su vez, el viceconsejero argumentó que no solo se trata de un problema muy grave que afecta a la esfera personal del sanitario, sino también al ámbito profesional, ya que menoscaba su vocación. No obstante, se mostró confiado que este incremento de la violencia contra los profesionales sea algo «pasajero», aunque mostró el compromiso de seguir luchando contra «esta lacra».
Volver arriba
Newsletter