Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La vía de los desaparecidos

La vía de los desaparecidos

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 27/09/2019 A A
Imprimir
La vía de los desaparecidos
Un hombre invisible, un coche que no debería verse y un paisano desaparecido durante décadas y preparado para recuperar el tiempo perdido.

En realidad nada debería verse en la foto pero...

La imaginación al poder. El paisano no está, se ha borrado, pasa la mano si quieres. Tal vez se ha cansado de tener que opinar si Ordoño es peatonal o no. Qué más le da, para el caso que le van a hacer de lo que diga igual no merece la pena que diga nada. Si promueve la consulta el concejal que consultó qué debería hacer él e hizo lo contrario de lo que salió porque se habían equivocado los que opinaron. No me digáis que no merece unas monedas el paisano que inventó la invisibilidad sin necesidad de pócimas, con dos zapatillas viejas le sirve.

El coche, en la nueva calle peatonal, no debería estar pero está. Os regalo el comentario de un escéptico: «Es que ahora vamos a saber quiénes realmente viven en Ordoño, que es tanto como hacer el censo de los señoritos de la capital». A mí no me pidáis cuentas de la frase, si queréis protestar os paso su teléfono, pero no os arriendo las ganancias.

Y el paisano aún recuerda cuando bajaba en el coche de linea los domingos a pasear por Ordoño, a ver los escaparates y los vestidos de las señoritas de la ciudad, que iban del brazo de sus papás. Le han dicho que vuelven aquellos tiempos, se ha comprado unas zapatillas y ya está esperando a que pasen las señoritas, «como las de San Sebastián, sin ir más lejos», que diría el sabio Agustín.
Volver arriba
Newsletter