La verdad y la mentira

La verdad y la mentira

OPINIóN IR

10/04/2022 A A
Imprimir
La verdad y la mentira
Mañana, Lunes Santo, Mañueco será investido presidente de Castilla y León. Es la noticia. Y no es mala fecha para ahuyentar, durante el transcurso de la semana, las críticas que, luego, se le vendrán encima a partir del Lunes de Pascua. Escrito está –como en la Biblia– que le espera una legislatura llena de venenosas espinas –mediáticas y políticas–, por aquello de haber pactado con los fascistas de Vox. Y si no lo hubiera hecho sería igual. Le buscarían las vueltas por cualquier otra causa.

Lo avanzaba el ‘lince’ de Luis Tudanca, el renacido líder del PSOE –recuérdese que amenazó con irse la noche en que perdió las elecciones, aunque, como se preveía, mintió– cuando hace unas fechas señalaba que el PP no tenía remedio «ni propósito de enmienda». El acuerdo con los malos malísimos de la derechona le tiene absorto. Ahora bien, el ‘lince’ debía estar pensando en su propia organización, incluida La Moncloa, raíz por lo que deberían tomarse sus palabras como un inocente lapsus mitinero. Hay que ser benevolentes.

A Tudanca –y a otros– no le cabe que los ‘populares’ tienen todo el derecho del mundo a pactar con Vox o con quien les salga de la huevera. O de los dídimos, que queda más fino. Y ya está. Como los socialistas hicieron uso del suyo para acordar con la extrema izquierda, independentistas y gente de cualquier condición, pelaje y vivir. Se la trajo al pairo con tal de gobernar. En resumen, la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio. (Lucas 6, 41-42). Y otra perla. Tudanca decía muy ufano que el PSOE llevaba más de un siglo «enfrentándose a los extremismos, a aquellos que quieren acabar con las instituciones democráticas en este país y seguimos en pie». (Risas desde el patio de butacas).El secretario general y lugarteniente de Sánchez vive en una nube. ¿A quiénes y cuándo se han enfrentado los socialistas? A nadie. En ningún momento. Y hasta han consentido –y en esa línea continúan– que se descojonen de ellos. Tanto es así, que las ‘chicas’ –o chicos, que vaya usted a saber– de Podemos, que son la ultraizquierda radical y el comunismo en estado puro –ya se aplican la máxima de haz lo que yo te diga, no lo que yo haga– les están sacando los ojos. Igual que Bildu y otros ‘afines’. Con esa mansedumbre vienen provocando, además, una desafección sin precedentes entre los españoles. Algo gravísimo. Estas son las actuales credenciales del PSOE y su enfrentamiento con los extremismos. Una bazofia.

Hoy, Domingo de palmas y de olivos, es pórtico de la Semana Santa. La pasión –con minúscula– conviene olvidarla y disfrutar con la Borriquilla, que es la procesión de los niños. A ver qué España acaban heredando estos infantes. Que se lo pregunte el ‘lince’.
Volver arriba

Newsletter