Publicidad
La última canción para una madre, con una madre

La última canción para una madre, con una madre

CULTURAS IR

Fulgencio Fernández | 14/03/2021 A A
Imprimir
La última canción para una madre, con una madre
La historia de la semana La leonesa Sofía Miguélez, acordeonista y compositora, llevaba 15 años afincada en Francia. Regresó ante una grave enfermedad de su madre, que falleció en pocas semanas, pero les dio tiempo a grabar juntas una canción y hacer el vídeo
Sofía Miguélez, leonesa de Valverde de Curueño y ejerciente, lleva 15 años en Francia desarrollando su profesión de música, acordeonista y compositora. Hace unos meses tuvo que regresar ante la noticia más triste que puedes esperar, una gravísima enfermedad de su madre, cuyo fatal pronóstico se hizo realidad y falleció a los pocos meses.

Regresó Sofía para estar a su lado, para vivir con ella, y entre las cosas que se le ocurrió hacer hubo una que será un recuerdo que la acompañe siempre. «Mi madre me había mandado hacía unos meses un poema muy bonito de Tagore y me decía que igual le podía poner música. Lo recordé, rescaté el poema y le dije: ‘Hay que ponerle música, pero entre las dos’. Y así lo hicimos».

Recuerda Miguélez, nuevamente en Francia, que entre las dos «nos enfrascamos en buscar el ritmo en las palabras, decidir el fraseo, la melodía de la voz, la armonía que la acompañaría, grabar instrumentos, voces, añadir coros, mezclar, hacer vídeos, montar las imágenes...». Y concluye: «Es la primera vez que veía en qué consiste ‘hacer una canción’ y la hicimos juntas». Una canción a la que ha puesto imágenes la hija, grabadas en la Candamia, y la ha colgado en las redes como testimonio de aquellos meses que vivió con su madre «malita», como dice ella. «Y para que quienes la escuchen sepan cómo nació la canción, por qué nació y lo que significa. Sin duda un recuerdo imborrable que me acompañará siempre».

Sofía Miguélez llevaba mucho tiempo en Francia, dedicada a su profesión, regresaba en vacaciones... pero esta situación que ahora le ha tocado vivir reconoce que «me ha removido muchas cosas por dentro; he visto que son demasiadas las cosas que me he perdido en mi casa, en mi tierra, en este León nuestro, con los amigos...» y dice convencida de que «nada más acabar el curso aquí en Francia haré las maletas y regreso a casa... quiero recuperar mi vida cazurra aunque soy consciente de que es una aventura, pues ni tengo casa, ni trabajo, ni nada... bueno sí, una cosa, la convicción de que debo regresar». Y regresará.
Volver arriba
Newsletter