Publicidad
La transformación de León en el último tercio del S. XIX

La transformación de León en el último tercio del S. XIX

LNC CULTURAS IR

El autor Jorge Martínez estuvo acompañado durante la presentación por el alcalde José Antonio Diez y la concejala Evelia Fernández. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen El autor Jorge Martínez estuvo acompañado durante la presentación por el alcalde José Antonio Diez y la concejala Evelia Fernández. | MAURICIO PEÑA
L.N.C. | 26/05/2021 A A
Imprimir
La transformación de León en el último tercio del S. XIX
Publicaciones Jorge Martínez Montero es el autor del libro ‘El viaje que cambió León: Monumento a Guzmán el Bueno. De la dispersión patrimonial a la exaltación monumental (1863-1900)’ presentado este martes
El alcalde de León, José Antonio Diez, acompañado por la concejala de Cultura, Evelia Fernández, presentó este martes en rueda de prensa el libro ‘El viaje que cambió León: Monumento a Guzmán el Bueno. De la dispersión patrimonial a la exaltación monumental (1863-1900)’, del profesor leonés Jorge Martínez Montero.

Diez aseguró que «la obra de Jorge Martínez Montero nos lleva a una de las muchas grandes transformaciones sociales, una nueva forma de ver y vivir la ciudad, a la que nos condujo el urbanismo del siglo XIX, ahora cuando nos hallamos en una nueva etapa de transformación para recuperar esa ciudad, perdida durante décadas, para el peatón».

El libro es un análisis de la transformación que experimentó la ciudad de León en las últimas décadas del siglo XIX, con avances significativos en la salubridad e higiene pública, la red de traída de aguas, el impulso definitivo para la llegada del servicio eléctrico, al amparo de la llegada del primer viaje del ferrocarril en el año 1863, la alineación de la calle Ordoño II y su consecuente conexión con la urbe a través de la construcción del puente de carretera, la nueva red de alcantarillados y las alineaciones de viales e inevitables e interesados derrumbes monumentales.

Este libro parte del proyecto del ensanche oeste de la ciudad y del impulso llevado a cabo por diversos promotores particulares que pugnaron por posicionarse en los viales de mayor expansión en la urbe leonesa, como fue el emblemático paseo de Ordoño II y su prolongación hacia la plazuela de San Marcelo o el nuevo paseo del Calvario, objeto de aperturismo hacia la nueva glorieta de Guzmán el Bueno.

Asimismo, la puesta en práctica de las nuevas corrientes restauradoras, presentes en monumentos tan relevantes como la propia catedral leonesa, permite examinar las corrientes artísticas imperantes en estos momentos en la ciudad, ahondando en la evolución estilística del historicismo al modernismo, focalizada en la trayectoria de dos arquitectos de renombre: Antonio Gaudí y Fernando Arbós.

El eje central que da título al libro es el del proceso final de un viaje en el que la exaltación monumental sufrida por el ensanche oeste de la ciudad tendrá como protagonista indiscutible al monumento conmemorativo dedicado al legendario defensor de Tarifa, Alonso Pérez de Guzmán ‘el Bueno’, entendido como todo un emblema para la ciudadanía leonesa.

Para ello se realiza un acercamiento historiográfico a la figura del presumible héroe leonés, estudiando aspectos tan reseñables como la idea originaria de la estatua, el impulso para su erección por el senador leonés Gabriel Fernández de Cadórniga con motivo del sexto centenario de la defensa de Tarifa, la polémica en torno a la ubicación de la obra, la creación de la glorieta y la configuración de un nuevo espacio urbanístico o la supervisión y control de la Academia de San Fernando en la presentación de los bocetos y anteproyectos del monumento. Todo ello sumado a la trayectoria de los verdaderos artífices de la obra: el escultor Aniceto Marinas y el arquitecto Gabriel Abreu, junto a la demora en las obras de la glorieta, el pedestal y la problemática de las inscripciones, la orientación de la escultura, su traslado y colocación; finalizando con las verdades y mentiras en torno a la inauguración del monumento leonés en el verano del año 1900.
Volver arriba
Newsletter