Publicidad
La tierra desnuda, de Rafael Navarro

La tierra desnuda, de Rafael Navarro

ENREDABAILES IR

Ampliar imagen
T.G. | 31/03/2019 A A
Imprimir
La tierra desnuda, de Rafael Navarro
Libros La historias de nuestros abuelos
Blas ‘el Garduña’, que nació a principios del siglo XX y murió con 80 años, puede ser tu padre o tu abuelo. Su vida puede ser la de cualquier hombre que ha vivido sobre esa tierra desnuda que ha dibujado Rafael Navarro en su primera novela con la impronta de Delibes, Julio Llamazares o Jesús Carrasco, quienes ya han dedicado sus páginas a relatar historias que se desarrollan en el medio rural. Miseria, hambre, el duro trabajo en el campo... aquello de lo que tanto hemos escuchado hablar a quienes nos precedieron. El ritmo de la narración lo marca la naturaleza, igual que marca el de la vida de Blas y cuantos viven apegados a la realidad del campo. Él no quería sumarse al progreso, nació en una cabalgadura y de ella no quería bajarse por mucho que le vendieran aires de renovación cuando no veía más que la decadencia de la zona rural en la que siempre vivió. Era consciente de que aquello era un modelo de vida en extinción pero su historia no puede caer en el olvido si se quiere caminar hacia un futuro en los pueblos. De ahí la importancia de que la literatura mire hacia ellos sin miradas compasivas. En la historia de Navarro, con unos personajes muy trabajados y con una prosa impecable y ágil, hay nostalgia y a veces se deja llevar por los estereotipos. Aún así pasear por sus páginas es de cita obligatoria para quienes quieren saber cómo se cuentan esas historias de la España rural, tema de moda y últimamente recurrente en los estantes de las librerías.


Lo que viene en Alfaguara

- Malaherba, de Manuel Jabois. Esta es una historia de dos niños que viven una extraña y solitaria historia de amor. Un libro sobre las cosas terribles que se hacen con cariño, escrito con humor y una prosa rápida que avanza llevando a Tambu y su hermana Rebe, a Claudia y su hermano Elvis, a la frontera de un mundo nuevo.

- Sal con alguien que no lea, de Charles Warnke y Laura Ferrero. Cuidado con elegir a alguien que lea: a lo mejor tu vida se vuelve inesperada, a lo mejor se llena de sorpresas o, quizá, de tramas nuevas. Dos relatos sobre los peligros de enamorarse de las personas y de los libros (Sal con una chica que no lea y Miedo) ilustrados por María Hergueta.
Volver arriba
Newsletter