Publicidad
La tierna historia de la niña y la estrella de su equipo

La tierna historia de la niña y la estrella de su equipo

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Fulgencio Fernández | 15/05/2022 A A
Imprimir
La tierna historia de la niña y la estrella de su equipo
Historia de la semana Julia es una niña fiel seguidora del Nava de la Asunción de balonmano, donde el leonés Rodrigo es su máximo goleador y no le faltan ofertas para irse; pero Julia acude a cada partido a pedirle que por favor no se vaya. Y se ha quedado
El programa Informe + (heredero del famoso Informe Robinson) dedicó una de sus últimas entregas a lo que llama ‘El milagro de Nava’, en referencia a Nava de la Asunción, el pequeño pueblo segoviano que no llega a los 3000 habitantes (2.790) y sin embargo tiene un equipo en la Liga Asobal, la máxima categoría del balonmano, con más de 1200 socios, algo ‘milagroso’.

Por el reportaje, con gran presencia del legendario entrenador Zupo Equiosain, van desfilando socios, jugadores, directivos y vecinos de Nava que tratan de explicar "el milagro de Nava", repasando una última temporada en la que se temió lo peor en sus inicios pues no empezaron muy bien, y fue cuando recurrieron al gran Zupo, que jamás pensaron ver en su banquillo pero él se mostraba feliz allí con el ambiente de balonmano del pueblo.

El máximo goleador del equipo de Nava es un leonés, Rodrigo Pérez Arce, curiosamente hermano del máximo goleador del Ademar, Gonzalo. Y para su extremo reservan en este Informe + la última historia del reportaje; sin duda la más emotiva y humana, como les gusta hacer en el formato de este programa.

En la recta final aparece una niña de unos diez años, Julia, fiel seguidora del Nava pero, sobre todo, de Rodrigo, su ídolo. Entra al vestuario antes del último partido y le pide, con cara de ángel, al leonés que no se vaya. Rodrigo la mira con ternura, no sabe qué decir y le propone un trato. "Mira, si bajamos no me puedo quedar. Lo importante es el partido que nos falta, ganarlo y mantenernos Si no bajamos te prometo que me quedo". Y la niña se abraza con fuerza a Rodrigo.

La historia sigue, la historia cuenta que el Nava ganó el partido, mantiene la categoría y, como había prometido, Rodrigo sigue en Nava. "No sé cómo se encariñó de mí, pero acude a todos los partidos, incluso a los de fuera de casa, y siempre me va a ver y me pide que no me vaya. La verdad es que me resulta muy tierna Julia".

Y la verdad es que Rodrigo sigue en Nava. Como le pidió Julia.
Volver arriba
Newsletter