Publicidad
La suerte está echada

La suerte está echada

OPINIóN IR

28/03/2021 A A
Imprimir
La suerte está echada
Hubo un tiempo, y no tan lejano, que se decía –y se aplicaba– aquello de ‘Domingo de Ramos, quien no estrena nada no tiene manos’. Era una máxima. Había que estrenar. Aunque fuera un par de calcetines. Y en esta domínica de palmas, olivos y alabanzas, que es hoy, Luis Tudanca, el ‘fiero’ líder socialista de Castilla y León, no luce gala alguna. No estrena ni por el forro. La moción de censura con la que pensaba agitar el cotarro político en la comunidad autónoma, se ha quedado en fuegos de artificio. En nada. Un petardito por aquí, una cerillita por acullá y se acabó la pirotecnia. A esconder.

El ‘amo’ Mañueco ya duerme tranquilo. A pierna suelta es otro cantar. Ahora, en unas semanas, le queda el reto de los congresos pendientes en la autonomía, que tampoco es moco de pavo. Sobre todo el que se celebre en León, plaza donde el ‘negocio’ se le ha revolucionado de tal manera, que algunas facas, libres de las vainas y ligeras como plumas, viajan de un lado a otro con la curvatura afiladísima. De momento, solo hay dos aspirantes en busca del poder provincial y, a mayores, un tercero, que quiere y no puede, aunque siga en la carrera. Morir con las botas puestas es de valientes.

Sin embargo, sobre los doloridos hombros del presidente de la Junta anida el peso de tomar posiciones. De decantarse. De mostrar sus preferencias a favor de uno de los dos aspirantes en concreto. El del alfoz y ‘bercianista’, Manuel García, o el de la comarca Tierra de Sahagún, Javier Santiago Vélez. Dado que su embajador en el territorio leonés, Martínez Majo –que era su apuesta personal– quedó en fuera de juego por incompatibilidad estatutaria, son habas contadas. O arcaísmos o frescuras. O más de lo mismo o giro de ciento ochenta grados. No le queda otra al ‘amo’ por mucho que se empeñara en mantener un ten con ten.

Y ojo al manojo. Una de las partes –es innecesario denunciar cuál, porque está en la cabeza de todos por repetición– ya está presionando las conciencias de alcaldes y cargos de la gaviota. Comenzó la verbena de ‘sal y anuncia a quien apoyas’. La monserga de los eternos cazadores de voluntades a cualquier precio. Cuidado con los ‘judas’, los ‘julais’ y los ‘distraídos’. Las traiciones suelen ocurrir en los congresos del Partido Popular y no hay que mirar más atrás de las famosas primarias que dieron el poder a Casado.

El asunto que subyace es que en el PP están en la cuenta atrás. Ya miran hacia las próximas generales –que podrían quedar a tiro de piedra– y se hace imprescindible que el partido no decepcione. León no queda al margen de ese empeño. Viajar con lastre innecesario es cosa de torpes. Hacerlo sin estorbos y mirando al futuro, de inteligentes. Así de sencillo.
Volver arriba
Newsletter