Publicidad
La Serra de Estrela

La Serra de Estrela

LNC VERANO IR

El Covao dos Conchos. | VICENTE GARCÍA Ampliar imagen El Covao dos Conchos. | VICENTE GARCÍA
Vicente García | 03/09/2021 A A
Imprimir
La Serra de Estrela
La ruta de la semana La cadena montañosa más elevada de Portugal tiene una serie de lagunas que se unen entre sí por medio de ingeniería humana
La sierra de Estrela es la cadena montañosa más elevada de Portugal. Su cumbre más alta roza los 2.000 metros y es una planicie de granito con el nombre de la Torre, que se encuentra en un aparcamiento con varias construcciones de policía y ejército, así como una torre de comunicaciones. Además existen los remontes de la estación invernal que en invierno ocupa el territorio y en verano se puede dar una vuelta porque los remontes funcionan. Las carreteras y todo el entramado se hicieron por y para el ejército portugués, aunque ahora las utiliza el público nacional y visitante. Hay tiendas, bar y restaurante y en días claros una panorámica que hacia el Oeste puede llegar al mar y por el Este a la Sierra de Gredos, que pertenece a la misma cadena montañosa. La explanada de la Torre, la parte más elevada mide 1993 metros. La torre construida tiene más de 7 metros, por lo que subidos a ella se puede decir que el observador se encuentra a más de 2.000 metros, cifra mágica que se alcanza por medio de esa Torre.

En esta zona hay un entramado de lagunas glaciares que se unen entre sí por medio grandes obras de ingeniería con túneles y represas para hacer las lagunas mucho más grandes de lo que eran naturalmente. La ruta que se realiza está entre dos lagunas, la Comprida y la de los Conchos que se encuentran conectadas por un túnel, la segunda es más elevada y tiene una especie de embudo artificial que cuando rebosa, el agua sobrante pasa a la primera de las lagunas para aprovechar todo el agua porque la represa hace que acumule mucho más líquido.

La ruta  


Comienza la ruta en el aparcamiento de la laguna Comprida, una de las más grandes y elevadas de la nación portuguesa. Desde ese punto sale, con clara dirección al Este, un camino, en un principio apto para vehículos, que poco a poco se complica debido a las piedras y a lo abrupto del terreno. A ambos lados hay restos de construcciones deterioradas y algún panel informativo. Aunque no se vea la laguna es bastante larga y la primera parte del camino va paralela a la misma. En principio era una laguna glaciar que posteriormente se embalsó un poco para hacer más grande y más alto con una mayor cabida de agua sobre todo tras la última elevación de la presa muy superior que al principio. Este conjunto de lagunas no solamente se utiliza para aprovisionamiento de agua sino que también para conseguir electricidad.

El camino está muy bien marcado y rodeado de bloques de granito con figuras de lo más extraño repartidos erráticamente. A veces se encuentran paneles informativos sobre biología, geología o hidrología del terreno. El camino al principio sube, para poco después llanear un poco y continuar subiendo hasta que casi dos kilómetros después de haber comenzado, comienza un descenso, y a la mitad del mismo hay un desvío a una casa al lado del embalse, pero cerrado con el paso prohibido. Un poco más abajo otro camino va hacia unas estructuras en el fondo del embalse. Luego el camino vuelve a subir hasta llegar a la parte más alta donde el granito se hace dueño del terreno. En las cercanías del camino existe una laguna seca y poco después se llega al alto desde donde el camino comienza a descender hacia el valle, bordeando unos afloramientos rocosos, tras los cuales ya se ve la laguna que también está algo represada y que al fondo a la izquierda tiene un círculo con forma de embudo que en estos momentos, como es verano y la sequía ha sido fuerte, el nivel del agua no alcanza al del embudo. Aunque lo bonito es verlo cuando rebosa, en estos momentos se puede contemplar el sistema de ingeniería que posibilita la conexión entre ambas lagunas. En este punto se puede descansar o dar una vuelta por los alrededores para retomar después de nuevo el camino y volver por la misma ruta hacia la laguna Comprida donde se puede dar por finalizado el recorrido.
Volver arriba
Newsletter