Publicidad
La sanidad rural se tensiona con 11.000 desplazados a la provincia

La sanidad rural se tensiona con 11.000 desplazados a la provincia

ACTUALIDAD IR

El medio rural aumenta el número de vecinos cada verano. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen El medio rural aumenta el número de vecinos cada verano. | SAÚL ARÉN
L.N.C. | 27/07/2021 A A
Imprimir
La sanidad rural se tensiona con 11.000 desplazados a la provincia
Sanidad CSIF alerta que la situación se agravará todavía más durante la primera quincena de agosto, cuando los pueblos reciben el mayor volumen de veraneantes
Alrededor de 11.000 personas tienen una tarjeta sanitaria de desplazado en la provincia a mediados de este mes de julio, según los datos de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). Una cifra que no refleja el aumento real de la población en los pueblos en esta época, ya que la mayoría de veraneantes no llegan a solicitar este servicio. La cifra se eleva a más de 90.000 desplazamientos en toda la comunidad en el mes de julio, lo que consideran que "satura" aún más la "ya caótica" situación de los centros de salud rurales.

"El escaso personal sanitario no puede con ello y los ya caóticos centros de salud han saturado, de manera más grave en el medio rural", denuncia el sindicato. Además, alertan que el incremento de usuarios de Atención Primaria se "disparará exponencialmente" durante el mes de agosto, cuando crece el número de veraneantes en los pueblos, especialmente en la primera quincena.

Pedimos que comprendan la situación, sean pacientes y tengan empatía"Al incremento de la tarjetas de desplazados se suman quienes pasan sus vacaciones en los pueblos de Castilla y León y no la solicitan, solo la solicitan algunos de los que están temporadas largas", por lo que "son decenas de miles de veraneantes que no cuentan a efectos de pacientes desplazados pero sí utilizan los servicios sanitarios", explican. Además, desde el sindicato aseguran que el covid-19 ha llegado a los pequeños pueblos, "incluso a los que han estado libres de virus durante olas anteriores" y "se trata de cepas con alta transmisibilidad, por lo que al final acaba llegando a los mayores".

Esta ola llega en plenas vacaciones y "al no haber sustituciones a cada profesional le toca asumir el trabajo de otros compañeros y en algunos centros de salud la población se multiplica hasta por diez en julio y agosto", asegura CSIF. "Ahora es imposible atender a este desproporcionado aumento de población y no podemos dejar de dar asistencia a nuestros pacientes, algunos de ellos con problemas crónicos graves u oncológicos. La demanda desborda los centros de salud rurales". Además, el sindicato asegura que por "responsabilidad personal" algunos profesionales no están cogiendo sus merecidas vacaciones.

"Pedimos a los desplazados que comprendan la situación, que sean pacientes y tengan un poco de empatía con nosotros y respeten nuestro trabajo, sin menosprecios. Algunos son muy exigentes, mucho más que los pacientes autóctonos", declara al sindicato un facultativo de un centro de salud de la montaña leonesa.
Volver arriba
Newsletter