Cerrar
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

LA RUTA DEL PLACER | Louzao: Carnívoros disfrutones

CULTURASIR

Ampliar imagen
Susana Martín | 21/07/2017 A A
Imprimir
LA RUTA DEL PLACER | Louzao: Carnívoros disfrutones
La Ruta del Placer Mollejas, chuletones y otras delicias a la brasa son las especialidades de este rinconín gastronómico de León tan escondido como apreciado. ¿Lo conocen? Qué producto, qué vinos...
Ahora que el Ayuntamiento de León ha anunciado decididamente que competiremos por lograr que nuestra candidatura sea la mejor de cuantas optan a la capitalidad gastronómica en 2018, ya podemos salir a la palestra y gritar alto y claro que nos sumamos –¡síiiiiiiiiiiiii!– a una iniciativa que sólo puede traer cosas buenas a esta ciudad. ¿Que hay cosas que mejorar? Evidentemente. ¿Que habrá que currárselo mucho para presentar un proyecto digno que nos haga merecedores de la candidatura? Por supuesto.

Pero digo yo que si empezamos a poner pegas antes de tiempo, si empezamos a quejarnos ya en lugar de apostar por un proyecto que lo que necesita son adhesiones y cuantas más manos mejor, así no hay quien gane.

¿Qué tal si aparcamos el victimismo y nos volcamos con una idea que puede suponer un revulsivo para la ciudad, para la provincia, para el turismo, para la economía de una tierra que se nos muere de vieja y despoblada?

Materia prima de calidad, una carta de vinos muy potente y postres caseros completan la oferta del Louzao Yo digo sí a la candidatura de León y digo sí a que toda la Corporación municipal, y el resto de instituciones y entidades leonesas, hagan piña con una ciudad que lo tiene todo –todo– para convertirse en un paraíso gastronómico, si no lo es ya. Porque León no es sólo esa ciudad de tapas pantagruélicas que te regalan con un cortín. León es también esa plaza donde el maestro Carlos Cidón abrió camino hace ya un porrón de años y donde a día de hoy estamos repletos de casas de comidas con un producto y una cocina dignísimos de los más grandes reconocimientos. ¡Vamos, León!

Fantástica carnaza


Y dicho esto, y como hoy es viernes y toca salir a probar comederos, hoy les llevo a uno que conocí gracias al consejo del concejal Agustín Rajoy (¡gracias!). Me dijo que en la Parrilla Louzao tenían «la mejor carne», y allá que me fui. Y miren, sí. Los carnívoros y amantes del gran producto tienen en este pequeño restaurante un lugar donde disfrutar de verdad.

En Louzao dominan las carnes a la parrilla, pero les recomiendo especialmente que prueben los chuletones, aunque hay más donde elegir. Vacas (nacionales y europeas) de más de ocho años, una carne de 40-45 días de maduración que se deshace en la boca. Lomo alto, lomo bajo. Exquisito.

Para abrir boca (poquito, céntrense en el chuletón, fileteado en la mesa), espárragos, sardinas ahumadas, ensaladas, mollejinas a la brasa...

Materia prima de primera, una carta de vinos muy potente y postres caseros ricos. Pero lo mejor, sin duda, los chuletones.

Para los que disfrutan de la buena carne, la de aquí es soberbia.

Porque en esta ciudad tenemos cada vez más sitios en los que comer magníficamente, que no sólo de tapas y fritangas vive el hombre.

Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle