Publicidad
La ruta del Celemín

La ruta del Celemín

CULTURAS IR

Ampliar imagen
Vicente García | 19/06/2020 A A
Imprimir
La ruta del Celemín
La ruta de la semana Una ruta circular y entretenida que cruza valles, montes y varias localidades cepedanas
En varias ocasiones se han recorrido rutas diseñadas para Cuatro Valles por la empresa Tomero y romillo, que hace años propusieron Marta, Gelu y Ordoño, quien realizó las magníficas fotos de los carteles.

La Cepeda es una tierra de transición entre la Maragatería, el Bierzo y la montaña y tiene un relieve de montes suaves con bosques de robles, encinas y pinares, con una serie de zonas más fértiles en las vegas de los ríos y arroyos. Las localidades se encuentran afectadas por lo que en estos tiempos se ha dado en llamar la España vaciada, aunque en los veranos se llenan de vida y color, y este verano debido a los acontecimientos puede que sea más concurrido. Zacos una de las poblaciones de la ruta ha sido cuna del gran poeta Eugenio de Nora a quien han dedicado un monolito al lado de la iglesia.

La ruta de Cuatro Valles, bien señalizada, tiene 12 km. Subiendo al Celemín por el cortafuegos y bajando directamente a Zacos son 14 km y pasando por la Fuente de la Salud se llega a los 17 km. Cada uno puede hacer el recorrido que más le guste y el tercero es el más complicado, aunque también el más interesante. 

La ruta


Se inicia la ruta en la localidad de Benamarías, cercana a Vega de Magaz, donde hay un parque infantil al lado de la carretera donde se encuentra el cartel de inicio de la ruta. Desde este punto se va por la carretera hacia el Oeste, y al salir de la localidad hay un camino señalizado a mano derecha hacia el Norte que indica la ruta a seguir. El citado camino es cómodo y llano, con vistas a la localidad próxima y que se va introduciendo en una zona boscosa de vega verde y fresca. Tras el primer kilómetro más abierto, se toma el camino de la derecha y dos kilómetros después se sube una pequeña cuesta para alcanzar el embalse de Benamarías, un lugar donde se acumula el agua para el riego, no demasiado grande, pero sí importante para los cultivos cuando no abunda el agua. Se va por la parte alta del talud que cierra el paso al agua y se continúa por un camino abierto entre cultivos que acaba en otro que va de sur a norte, también señalizado por Cuatro Valles. Se sigue hacia la izquierda por ese camino hacia el monte del Celemín que se ve al fondo. Tras casi kilometro y medio de este recorrido se llega a un cortafuegos que asciende directamente a la cumbre. Se cruza, continuando por el camino hacia un segundo cortafuegos. En este punto la ruta de Cuatro Valles continúa por el pinar, sin ascender al pico, pero la propuesta que aquí se hace es subir a la cumbre y bajar por el cortafuegos hacia el otro lado.

El cortafuegos se sube cómodamente y desde el alto hay vistas panorámicas hacia el sur y el oeste, aunque el pinar impide contemplar todo el panorama que rodea este suave monte. Del otro lado, el cortafuegos desciende entre el escobal y el pinar, y al llegar abajo hay un cruce de caminos. El que está más a la derecha baja directamente a Zacos, mientras que el siguiente bordea un poco más y se dirige hacia la Fuente de la Salud. Este camino es muy amplio, pues también es parte de un cortafuegos. Se sigue siempre recto hasta que se llega a un lugar donde se ve la línea de alta tensión en el alto llamado del Pozo Viejo. Antes de llegar a la línea eléctrica se va hacia la derecha por un camino entre pinares que desciende paralelo al arroyo del Pozo Viejo que al cabo de un rato se encuentra mucho más abajo. Al final el camino sale a otro más amplio que baja directamente al arroyo. Poco antes de alcanzar el cauce sale otro camino cubierto de hierbas en estos momentos que va siguiendo el arroyo hacia unos prados donde se encuentra la fuente de la salud, una fuente que no tiene mucho caudal y a veces se seca. Después se sigue el camino saliendo a la carretera que va a Porqueros, aunque se debe ir hacia la derecha y tras poco menos de dos kilómetros se toma un camino a la derecha que va directamente a Zacos, donde se entra para llegar a la iglesia donde se encuentran un monolito dedicado al poeta Eugenio de Nora, nacido en esta localidad y las señalizaciones de la ruta del Celemín. Siguiendo las indicaciones de Cuatro Valles, se toma el camino del cementerio, que está asfaltado hasta llegar al camposanto y después se continúa hasta llegar al cruce del camino entre Vega Magaz y Benamarías, siguiendo hacia la derecha, con la ruta bien señalizada hasta alcanzar un alto y desde allí se desciende entre campos de labor y tierras de cereal para llegar, tras tres kilómetros desde Zacos, a Benamarías, junto al parque infantil donde finaliza la ruta.
Volver arriba
Newsletter