Publicidad
La resistencia a la despoblación está en el colegio de Cabreros

La resistencia a la despoblación está en el colegio de Cabreros

ACTUALIDAD IR

Los escolares de Cabreros del Río con sus familias y miembros de la corporación municipal del Ayuntamiento. | T.G. Ampliar imagen Los escolares de Cabreros del Río con sus familias y miembros de la corporación municipal del Ayuntamiento. | T.G.
T.G. | 22/12/2019 A A
Imprimir
La resistencia a la despoblación está en el colegio de Cabreros
Sur de León Los 28 escolares que acuden a sus aulas recibieron este sábado las ayudas que el Ayuntamiento da por estudiar en el pueblo
No todo está perdido en todos los pueblos. Hay reductos de ilusión que miran al futuro con un ejército de niños que mantienen con vida la esperanza de que haya quién siga escribiendo su historia. Uno de ellos es Cabreros del Río, una localidad que lleva con orgullo el hecho de poder contar con 28 niños en su escuela. A todos ellos les hizo entrega ayer el Ayuntamiento de las ayudas que este concede a la escolarización. Todo aquel que apuesta en Cabreros por la escuela rural, tiene una ayuda de 1.000 euros por ciclo educativo que les entregan a los pequeños dividida en tres partes.

«Un pueblo con escuela es un pueblo con oportunidades», afirmó el alcalde de la localidad, Matías Llorente, que estuvo presente en la entrega de los cheques a los niños, que además recibieron un libro y un paquete de golosinas. Llorente agradeció a las familias que hayan apostado por el medio rural para educar en él a sus hijos y les avanzó que a partir de enero habrá más actividades extraescolares relacionadas con el medio ambiente y la cultura rural. «El futuro es de estos chavales y tenemos la obligación de trabajar con ellos para que así sea», argumentó el regidor en un acto sencillo en el que los niños fueron los protagonistas.

Uno de ellos, al escuchar que el alcalde hablaba del medio ambiente, quiso contar cómo había vivido en un paseo junto a su madre el haberse encontrado el campo lleno de agua por las lluvias y el desbordamiento de los ríos y Llorente le explicó que «el río a veces nos avisa de que ocupaba un territorio al que todavía puede volver». Ellos, los 28 niños del colegio de Cabreros, son la esperanza de esa tierra.
Volver arriba
Newsletter