Publicidad
La provincia dispone de un rastreador de contagios por cada 4.579 habitantes

La provincia dispone de un rastreador de contagios por cada 4.579 habitantes

ACTUALIDAD IR

La coordinadora de los rastreadores de León, Silvia López, y la jefa de Enfermería, Ana Rivero. | SAÚL ARÉN Ampliar imagen La coordinadora de los rastreadores de León, Silvia López, y la jefa de Enfermería, Ana Rivero. | SAÚL ARÉN
Sergio Jorge | 02/08/2020 A A
Imprimir
La provincia dispone de un rastreador de contagios por cada 4.579 habitantes
Sanidad La OMS recomienda que la media sea de 5.000 ciudadanos como máximo, por lo que hay 14 comunidades autónomas que podrían tener más carga de trabajo que en León
El número de rastreadores que tiene la provincia son 101, divididos en los 66 del área de salud de León y los 36 del Bierzo, por lo que la media de habitantes por cada uno de estos profesionales dedicados a encontrar todos los posibles contactos estrechos de un contagiado es de 4.579 ciudadanos.

Se trata de una cifra inferior a la media que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera como la necesaria para llevar un control de la enfermedad en el caso de que salte un brote, y que sitúa en 5.000 habitantes, de ahí que la situación de León sea la óptima para poder seguir el rastro de cualquier positivo y sus contactos, como ha pasado ya en Corullón, La Vecilla o Villoria de Órbigo. La rápida actuación de estos sanitarios y el confinamiento de los pacientes fue clave para que no se incrementaran los casos alrededor de estos positivos confirmados.

No es de extrañar por tanto que el director general de la OMS, Tedros Adhanom, explicara hace unos días que «las llamadas medidas de confinamiento pueden ayudar a reducir la transmisión, pero no pueden detenerla por completo», puesto que «el rastreo de los contactos es indispensable para encontrar y aislar los casos e identificar y poner en cuarentena a sus contactos». Según destacó, «las aplicaciones móviles pueden facilitar el rastreo de los contactos, pero nada sustituye al trabajo de campo: trabajadores capacitados que van de puerta en puerta buscando casos y contactos y rompiendo las cadenas de transmisión».

La situación de la provincia de León es mejor que 14 comunidades españolas, aunque no de la media de Castilla y León, puesto que en total son 595 profesionales, aunque podrían aumentar, lo que arroja una cifra de 4.047 habitantes por cada uno de ellos. La peor comunidad en este aspecto es Madrid, que tiene 36.494 habitantes para cada uno de sus 182 rastreadores, mientras que en el caso de Cataluña son 30.881 ciudadanos por profesional, que en total suman 245.

En Asturias son 27.621 habitantes por cada uno de los 37 rastreadores que actualmente tiene el Principado, mientras que en Murcia son 22.892 vecinos y 65 expertos. Le sigue Canarias con 21.000 isleños por cada uno de sus 100 sanitarios especializados en esta labor.

En el caso de Andalucía son 450 rastreadores, con 18.726 habitantes para cada uno de ellos, y le sigue Navarra, donde sus 38 especialistas tienen una media de 17.078 ciudadanos. Por su parte, en el País Vasco son 12.100 vecinos por cada uno de los 180 sanitarios, mientras que en Aragón existen 143 profesionales, por lo que la media es de 9.237 cada uno.

En Baleares también sus rastreadores, 162 en total, tendrían más habitantes de lo recomendado por la OMS, al ser 7.333 de media, mientras que en Extremadura son 147 con 7.183 cada uno. En Cantabria son 87 profesionales con una media de 6.678 ciudadanos cada uno, mientras que en la Comunidad Valenciana y en Castilla-La Mancha también están por encima, con (1.008 y 4.935) y (427 y 4.765) respectivamente.

El resto de comunidades sí cumplen con los estándares de la Organización Mundial de la Salud, puesto que además de Castilla y León, también están por debajo de 5.000 habitantes por sanitario especializado en el rastreo La Rioja (85 y 3.705) y Galicia, que tiene el mejor baremo (6.108 profesionales, por lo que podrían atender a 442 vecinos cada uno de ellos).

Por provincias, Valladolid es la única de la comunidad que no cumple con el estándar, al tener 83 rastreadores, uno por cada 6.291 habitantes. El resto tienen incluso un ratio inferior a León, desde Ávila (44 profesionales y 4.423 ciudadanos por cada uno) hasta Soria (40 y 2.237), pasando por Segovia (40 y 3.852), Zamora (47 y 3.713), Salamanca (90 y 3.691), Palencia (44 y 3.652) y Burgos (114 y 3.132).
Volver arriba
Newsletter