Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La primera jornada de ola de calor lleva las máximas hasta los 38 grados en Castilla y León

La primera jornada de ola de calor lleva las máximas hasta los 38 grados en Castilla y León

ACTUALIDAD IR

Playa de las Moreras de Valladolid en la primera jornada de ola de calor. | ICAL Ampliar imagen Playa de las Moreras de Valladolid en la primera jornada de ola de calor. | ICAL
Ical | 26/06/2019 A A
Imprimir
La primera jornada de ola de calor lleva las máximas hasta los 38 grados en Castilla y León
El contrapunto se produjo en Villablino o Barrios de Luna, que tuvieron mínimas de diez grados a primera hora de este miércoles
La ola de calor africano que entró de lleno este miércoles en Castilla y León ha dejado registros de 38 grados en la Comunidad, una máxima no muy habitual en un mes de junio y menos en la zona norte y este. Burgos y Soria fueron las provincias más afectadas por el calor sofocante que continuará durante los próximos días.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) anotó una máxima de 38,1 grados, la temperatura más elevada de la Comunidad, en Miranda de Ebro (Burgos) a las 17.30 horas. Le siguió Arcos de Jalón en Soria con 36,8 grados a las 18 horas y Medina de Pomar y la capital burgalesa con 36,6 y 36,3 grados, respectivamente. También rozaron los 36 en Morón de Almazán (Soria).

Si la jornada de este miércoles ha sido sofocante, no lo será menos la noche, la primera de esta ola de calor, en la que las mínimas podrían no bajar de los 20 grados. Con ello, los castellanos y leoneses vivirán una de las primeras noches tropicales de este verano. Además, la ola de calor continuará hasta al menos el martes de la próxima semana.

Mañana los termómetros, según las previsiones de Aemet, continuarán subiendo y podrían acercarse ya a los 40 grados. Ante esta situación muchos castellanos y leoneses han recurrido a las piscinas, así como a los ríos para refrescarse, aunque otros han tenido que conformarse con el agua de las fuentes.

El contrapunto a las altas temperaturas se produjo, por el contrario, en las provincias del oeste en las que las mínimas se quedaron en los diez grados a primera hora de este miércoles, como ocurrió en Villablino o Barrios de Luna en León, así como en Sanabria (Zamora) y Navasfrías (Salamanca).

Por ello, la Delegación del Gobierno en Castilla y León activó las alertas ante la previsión de fenómenos meteorológicos adversos, con temperaturas muy elevadas en casi toda la Comunidad, salvo las provincias de León, Zamora y Salamanca.

De esta forma, se ha activado la alerta amarilla en las provincias de Palencia, Valladolid, Ávila, Segovia, Soria y gran parte de Burgos, donde la alerta será naranja en el caso del norte provincial y el condado de Treviño. También el Ayuntamiento de Valladolid puso en marcha una campaña específica con medidas preventivas ante la ola de calor.

La situación el viernes no será muy distinta e incluso la alerta naranja no se limitará al norte de Burgos, sino que también estará activa en gran parte de la provincia burgalesa, en toda la provincia de Valladolid y también en el sur de Ávila, zonas en las que podrían alcanzarse los 39 grados.
Volver arriba
Newsletter