Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La Policía Local de León honra a sus nuevos héroes

La Policía Local de León honra a sus nuevos héroes

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
Alfonso Martínez | 28/10/2019 A A
Imprimir
La Policía Local de León honra a sus nuevos héroes
Municipal La celebración de San Marcelo servirá para entregar la medalla de oro al grupo Paidós y al director de la Escuela de Tráfico de Mérida y la de plata a 11 integrantes del cuerpo
La ciudad de León y la Policía Local celebran este miércoles la festividad de su patrón, San Marcelo. Y lo hacen con la ya tradicional entrega de condecoraciones, que tendrá lugar a partir de las 13 horas en la plaza de la Catedral.

Tal y como se aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de León en la sesión plenaria celebrada el pasado viernes, se entregarán dos medallas al mérito de la Policía Local con distintivo de oro.

La primera corresponderá al Grupo de Menores (Paidós, niño en griego). Su oficial, Santiago Llamazares, y los ocho agentes que lo integran recogerán un reconocimiento que persigue poner en valor el trabajo desarrollado desde el año 2008, cuando se puso en marcha el grupo para dar respuesta a la «creciente demanda» de la sociedad leonesa a la hora de «proteger un prestar auxilio a los menores». La resolución establece que los once años de trabajo de los integrantes del Paidós «han servido para poner de manifiesto unas extraordinarias cualidades profesionales, espíritu de servicio y valores como la empatía a la hora de salvaguardar los derechos de los menores». Se destaca además el trabajo en la calle a la hora de prevenir el consumo de alcohol o drogas y la labor de prevención llevada a cabo a través de 329 charlas en los colegios que han participado en estos once años 13.463 alumnos y 3.041 padres.

Referente en seguridad vial

La segunda medalla al mérito de la Policía Local con distintivo de oro será para el coronel Tomás García Gazapo, director de la Escuela de Tráfico de la Guardia Civil de Mérida. La resolución establece que se trata del centro de referencia en materia de formación sobre seguridad vial tanto a nivel nacional como internacional. Es por eso que acuden a sus cursos agentes de la Policía Local de León. Lo han hecho 31 en el último lustro, de los cuales nueve corresponden a este ejercicio. Con la medalla se reconoce el fomento de la «cooperación mutua» por parte de García Gazapo como una «forma para mejorar la seguridad vial en toda su amplitud y para proporcionar un mejor servicio al ciudadano». «Ha apoyado de forma incondicional la participación de los componentes de la Policía Local en la asistencia al centro de formación e incluso en la resolución de consultas posteriores que se realizan al profesorado para resolver dudas e incidencias que puedan surgir en el devenir del servicio diario», señala el dictamen del Ayuntamiento de León.

Robo en una residencia

Más allá de las dos medallas de oro, en el acto de este miércoles se entregarán once de plata a otros tantos efectivos de la Policía Local que han participado en actuaciones destacadas durante el último año. Es el caso en primer lugar de Ángel María Merino, agente de la Unidad de Tráfico que en el pasado mes de noviembre logró retener estando fuera de servicio a un hombre que acababa de sustraer una cartera con 50 euros del bolso de una mujer en el interior de una residencia de mayores. Ayudó además al supervisor del centro, quien forcejeó con el hombre hasta que llegó una patrulla y le requisó la cartera, una tablet, un reloj, un anillo y una cadena de oro que presuntamente había robado en otras habitaciones.

Sin móvil y con lesiones

Raúl Olea, agente de la Brigada Especial de Seguridad Ciudadana, recibirá la medalla de plata después de que en enero, estando fuera de servicio, retuvo a un hombre que acababa de robar el móvil a una mujer en la vía pública, empujándola por la espalda bruscamente mientras hablaba por el dispositivo. El agente se percató de la petición de auxilio de la mujer y logró alcanzar al autor del robo en su huida y retenerle hasta la llegada de una patrulla, que lo detuvo antes de recuperar el teléfono y acompañar a la mujer a un centro de salud para ser tratada de las lesiones sufridas como consecuencia del empujón.

Sobrevivir a un infarto

Mientras, los agentes Laura Negro y José Álvarez, de la Unidad de Barrio, salvaron la vida a una mujer que había sufrido un infarto al iniciar una primera maniobra de reanimación que fue crucial hasta la llegada de los servicios sanitarios, que lograron estabilizarla y trasladarla al Hospital.

Marihuana en dos vehículos

Medalla de plata también para los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana Javier Díez y David Silván. El pasado mes de febrero detectaron a un conductor que circulaba por la avenida de Antibióticos hablando por el teléfono móvil. Después de solicitarle que parase y redactar la correspondiente denuncia por una infracción contra la seguridad vial, los agentes se percataron de un fuerte olor a marihuana en el interior del vehículo, por lo que procedieron al registro del mismo y localizaron una bolsa llena de cogollos de la citada sustancia (más de 400 gramos). Es preciso señalar además que tanto el conductor, que llevaba en el momento de los hechos un total de 875 euros en monedas, como el ocupante, que llevaba la bolsa de marihuana bajo sus piernas, fueron detenidos y puestos posteriormente a disposición judicial.

Además, Jesús Ferrero (Unidad de Barrio) y Óscar Santos (Brigada Especial de Seguridad Ciudadana), reciben la distinción por haber detectado un vehículo cuyos pasajeros no llevaban cinturón. Tras pararles, un fuerte olor a marihuana les sirvió para localizar una bolsa con medio kilo de esta sustancia y una importante cantidad de monedas.

Cazadoras de 400 euros

Máximo Alonso, agente del Paidós, recibe la medalla de plata por haber logrado retener –el pasado mes de febrero y estando fuera de servicio– a un hombre que había sustraído en una tienda una cazadora valorada en 405 euros. Tras la llegada de una patrulla, localizaron el vehículo del hombre, donde había material para burlar las alarmas de la ropa y la documentación de otro hombre que había logrado escapar con otra cazadora de 410 euros.

Premio a toda una carrera

Finalmente, Vicente Herrero (Unidad de Barrio) y Manuel Ángel Suárez (Unidad de Tráfico) reciben la medalla de plata como premio a «una extensa carrera profesional en la que han puesto de manifiesto una vocación y un espíritu de servicio ejemplar».
Volver arriba
Newsletter