Publicidad
La Policía Local controlará a unos 1.200 conductores en alcohol y drogas hasta el 16 de agosto

La Policía Local controlará a unos 1.200 conductores en alcohol y drogas hasta el 16 de agosto

ACTUALIDAD IR

C. Centeno | 10/08/2015 A A
Imprimir
La Policía Local controlará a unos 1.200 conductores en alcohol y drogas hasta el 16 de agosto
Municipal Se trata de una campaña especial en el marco de la intensificación de estos controles para estas fechas por parte de la DGT a nivel nacional / Los positivos por conducir bajo los efectos de alcohol han bajado “significativamente” durante los últimos años
Alrededor de 1.200 conductores serán sometidos a controles de alcohol y drogas desde este lunes y hasta el próximo 16 de agosto en las vías de la capital por agentes de la Policía Local de León. Se trata de una campaña especial enmarcada dentro de la iniciativa de la Dirección General de Tráfico por la que se intensificarán este tipo de pruebas a nivel nacional. Pese a notarse más presencia policial durante esta semana, los controles de este tipo siguen a lo largo de todo el año, con especial atención a los fines de semana, pero "durante todos los días y a cualquier hora", como aseguró el concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero para "garantizar la seguridad vial".

Una campaña de educación, prevención y sobre todo de concienciación ciudadana para tratar de evitar que los conductores circulen bajo los efectos del alcohol o las drogas. Un objetivo que va por el buen camino, ya que tanto en León como a nivel nacional el número de personas que conducen bajo los efectos de alguna de estas sustancias ha bajado de forma significante durante los últimos años. "Cada año la gente es más consciente de que efectivamente el alcohol y las drogas y la conducción son incompatibles", aseguró Martín Muñoz, intendente jefe de la Policía Local de León.

En este tipo de controles, la Policía Local someterá a los conductores a una primera prueba de alcoholemia. En el caso de que el resultado sea negativo y los agentes observen que el conductor no circula de forma habitual, se procederá a realizar la prueba de drogas. Un test que tiene un elevado coste, de unos 100 euros el proceso completo, por lo que es necesario que los agentes realicen un filtrado anterior, centrándose en realizarlas únicamente a los conductores sobre los que exista la sospecha de circulación bajo los efectos de las drogas. Por este motivo, las estadísticas dicen que siete de cada 30 personas que se han sometido a esta prueba han dado positivo.

Otro de los objetivos de esta campaña, presentada por el concejal de Seguridad y Movilidad, Fernando Salguero, y el Intendente Jefe de la Policía Local de León, Martín Muñoz, es proteger a los peatones dentro de las vías urbanas.

El alcohol es el desencadenante de un tercio de los accidentes mortales en las carreteras.
Volver arriba
Newsletter