Publicidad
La policía llama por megáfono a los leoneses a quedarse en casa

La policía llama por megáfono a los leoneses a quedarse en casa

ACTUALIDAD IR

L.N.C. / Ical | 15/03/2020 A A
Imprimir
La policía llama por megáfono a los leoneses a quedarse en casa
Sanidad Domingo insólito en la capital con calles desiertas y sin rastro / Agentes de la Local y la Nacional vigilan que se cumpla con el decreto
La entrada en vigor de las restricciones que provoca la declaración del estado de alarma en todo el territorio nacional se deja sentir en cada rincón de la capital leonesa, donde la ausencia del rastro dominical, el cierre de bares y restaurantes y la suspensión de los servicios de culto deja una estampa insólita en una jornada soleada que, en otras circunstancias, llenaría de gente los espacios públicos y los establecimientos hosteleros.

Las concurrida misas en la catedral son algunas de las citas canceladas y ejemplo de ruptura de la rutina que cada domingo lleva a cientos de personas a disfrutar del aperitivo en un Barrio Húmedo ahora desierto. Las panaderías y tiendas de alimentación, con colas muy espaciadas acaparan la mayor parte de la escasa presencia de personas en las calles. Los quioscos, muchos de ellos estancos, ponen con la venta de prensa y otros productos la nota más colorida de plazas y calles; eso sí, los dependientes llevan guantes y en algunos casos también mascarillas.

En medio de las calles desiertas, la Policía Local de León circula con un megáfono en el que recuerda a los leoneses la obligación de quedarse en casa.

Vendedores ambulantes


Miles de personas asisten cada domingo en León al rastro ubicado en el Paseo de Papalaguinda, donde entre 400 y 500 puestos exhiben y ofrecen todo tipo de productos. El kilómetro de longitud que ocupa aparecía hoy despejado de gente, como ocurrió al inicio del verano de 2009, cuando los vendedores del rastro se rebelaron ante la decisión del equipo de gobierno de trasladarlo a la explanada anteriormente ocupada por un desguace, junto al estadio de fútbol, y los suspendieron durante varias semanas, protagonizando manifestaciones de protesta para reclamar volver a su ubicación habitual, a la que no regresaron hasta dos años después.

Mercadillos en la provincia


La misma situación se repite, desde el viernes, en todas las localidades que ven desaparecer temporalmente sus mercadillos. Lo sabe bien Francisco Jiménez, vendedor ambulante desde hace una cuarto de siglo que, con su mujer e hijo, recorre la provincia cada semana con su puesto de textil. “Tenemos ropa de caballero, señora y también juvenil”, detalla después de repasar sus trayectos habituales ahora inexistentes.

Boñar los lunes, Mansilla de las Mulas los martes, La Magdalena los miércoles, jueves en Cistierna, viernes en La Robla -su pueblo-, los sábados vamos a Villamanín y el domingo al rastro”, explica antes de lamentar un parón involuntario desconocido hasta ahora para él y para sus compañeros. “Para nosotros, para los que nos dedicamos al mercadillo es nuestro medio de vida; yo no tengo nada más y, como yo, hay muchos. El tema de los pagos nos va a pillar un poquito mal y el banco no creo que espere”, confiesa y asegura que aparte de la ‘huelga’ de 2009 en la capital, no había vivido algo similar.

Sí ha tenido que quedarse sin ir alguna vez a un pueblo por la nieve. “No puedes poner el puesto, pero puede ser un día puntual o dos, pero ahora vamos a estar 15 días por lo menos parados”, dice y añade que consultará con su asesor posibles ayudas para los autónomos. “Quitar las cuotas algo ayudaría”, reflexiona. Francisco se muestra cauto en cuando a las recomendaciones de los expertos. “Yo llevo dos días que no salgo y para prevenir, que no está uno libre de nada”, sentencia.

Control policial


Coches de Policía Nacional y Local patrullan por la ciudad, controlando el cumplimiento de los cierres decretados e invitando, también a través de megafonía y personalmente en otros casos, a obedecer las limitaciones impuestas. Una dotación de bomberos intervino para auxiliar a una mujer de edad avanzada que sufrió una caída en su domicilio en el centro de la capital, mientras una ambulancia preparaba un traslado en una calle cercana. Los parques no se han cerrado, de momento, porque no se ha detectado una amplia presencia de ciudadano y teniendo en cuenta que los agentes policiales dan las órdenes pertinentes si ven situaciones que lo requieren.

Sin techo y peregrinos


Fuentes municipales señalaron, preguntadas sobre las medidas que se puedan adoptar respecto a las personas que no tienen hogar y a los peregrinos que se estudian distintas alternativas y este lunes tendrá lugar una reunión de la comisión especial puesta en marcha para afrontar la crisis del Covid-19 en la que se tomarán decisiones al respecto. Mientras, uno de los ‘sin techo’ de León, acompañado de sus pertenencias, se mostraba hoy ajeno a las nueva realidad. “Yo siempre estoy en la calle y lo del coronavirus no me afecta”, manifestó.
Volver arriba

Newsletter