Publicidad
La pata de gocho cotiza al alza en San Antón

La pata de gocho cotiza al alza en San Antón

ACTUALIDAD IR

Tradicional subasta de tartas de San Antón en Algadefe. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Tradicional subasta de tartas de San Antón en Algadefe. | MAURICIO PEÑA
T.G. | 18/01/2022 A A
Imprimir
La pata de gocho cotiza al alza en San Antón
Sur de León La tradicional subasta de tartas de Algadefe en honor al patrón de los animales logró recaudar más de 600 euros en un acto en el que la que más sacó fue la del mayordomo
En Algadefe la fiesta de San Antón es día de guardar. Por eso cada 17 de enero toca juntarse con la familia, rendir honores al patrón de los animales y, de paso, pedirle que cuide del mucho ganado que hay en el pueblo. El acto central de esta celebración fue este lunes la misa, la procesión y la tradicional subasta de tartas que, como cada año, congregó a un numeroso público a las puertas de la iglesia del pueblo. En su soportal, como siempre, estaba la flamante talla de San Antonio, y por supuesto su inseparable gocho, que ha sido objeto reciente de restauración. A su alrededor, los vecinos fueron agasajando al santo con suculentos dulces que poco a poco fueron subastando.

La Cofradía de San Antonio de Algadefe consiguió así recaudar 625 euros con una de sus tradiciones más arraigadas. «¡200 a la una! ¡A las dos! ¡Y a las tres!» y la tarta del mayordomo volvió a ser la más solicitada por los presentes. Y así fueron dando salida a otras seis más, entre ellas la que aporta el Ayuntamiento que se la llevó el alcalde, Ubaldo Freire, por 100 euros. Para acabar por esta vez con la tradición, volvió a salir la pata del gocho a subasta y por ella llegaron a pagar hasta 50 euros. El buen rato estuvo servido y ya con la tradición cumplida, los vecinos dieron por zanjado otro día de San Antón.

Además de la restauración de la talla de San Antón, unos trabajos que han financiado de manera conjunta la Cofradía y el Ayuntamiento, en Algadefe han querido recuperar esta vez algunas otras tradiciones propias de esta fiesta. Por eso este año han ido a recoger al mayordomo a casa y también han estado presentes los bailes regionales. «A ver si con suerte conseguimos que el año que viene sea un grupo de danzantes como se hizo hasta 1962», anhelaba este lunes el regidor quien pone ahora la vista en la siguiente fiesta que será la de San Isidro en el próximo mes de mayo. Con la tradición ya cumplida, tocó recoger al santo y esperar de nuevo al año que viene para que la fiesta vuelva en todo su esplendor con verbenas y pasodobles. Eso también se lo pidieron muchos a San Antón. «Y salud, para que no falte nadie».

Volver arriba
Newsletter