Publicidad
La pasión y el riesgo de emprender

La pasión y el riesgo de emprender

ACTUALIDAD IR

Clausura de la jornada de 'Bierzo Innova y Emprende', en el Museo de la Radio. | L.N.C. Ampliar imagen Clausura de la jornada de 'Bierzo Innova y Emprende', en el Museo de la Radio. | L.N.C.
N. González | 26/11/2015 A A
Imprimir
La pasión y el riesgo de emprender
Empresas El proyecto 'Bierzo Innova y Emprende', patrocinado por Abanca, impulsa una red de contactos entre negocios y pide a las administraciones apoyo para los emprendedores
Abrir la primera escuela de jazz del Bierzo, o elaborar cerveza de castañas o con agua de mar, o bien producir un queso de cabra con ceniza; y también elaborar pasteles con ‘tecnología’ repostera alemana, o crear un taller de patchwork y hasta abrir un puesto de «productos naturales, abrazos y conversación» en el mercado. Todas son ideas que algún día se le ocurrieron a alguien -a un emprendedor- y que se han convertido en realidad.

Hasta cuarenta proyectos de emprendimiento, desde empresas grandes y conocidas como La Tetera Azul a pequeños establecimientos culturales y hosteleros como Termita Lab, se reunieron este miércoles en el Museo de la Energía de Ponferrada para poner en común sus dudas y sus retos, para compartir los éxitos y rebajar las frustraciones, dentro de una jornada incluida en el proyecto ‘Bierzo Innova y Emprende’, patrocinado por Abanca.

La jornada, que logró mucha participación, se dividió en varias mesas redondas en las que se debatió sobre las dificultades de los emprendedores, desde la lucha en el «laberinto de la administración» a las necesidades de financiación, y el papel de la sociedad en el apoyo a los proyectos empresariales de innovación, sean grandes o pequeños. El vicepresidente de la entidad financiera, Juan Carlos Escotet, cerró el encuentro y destacó que con el proyecto se ha creado «una red de emprendedores en la comarca». Escotet subrayó la mejora que se produce cuando «las buenas ideas se entroncan con otras», y la importancia de «innovar y crear riqueza» para levantar proyectos estables.

La jornada ha servido para elaborar un mapa de conclusiones para dinamizar el emprendimiento en el Bierzo y para establecer relaciones entre los negocios participantes, entre los que se encuentran negocios relacionados con la agricultura y la ganadería, el turismo y la hostelería, pero también ONG y asociaciones de servicios a la comunidad, así como proyectos relacionados con las nuevas tecnologías y la cultura.

Entre las conclusiones de las mesas y las propuestas de los emprendedores estuvieron la creación de grupos de empresas relacionadas o clústers; el refuerzo de la coordinación entre administraciones y la simplificación de los trámites administrativos, el aprovechamiento de las posibilidades que ofrece el paso del Camino de Santiago por la comarca, y el énfasis en los recursos naturales de la misma, así como la necesidad de contar con el necesario apoyo financiero y de proyectos que primen la responsabilidad social.

El periodista y escritor Valentín Carrera, promotor de la iniciativa, aseguró que esta red que se ha creado con ‘Bierzo Innova y Emprende’ sirve para dispersar «semillas en el Bierzo con vocación de germinar y contribuir al desarrollo de nuestra tierra».

«Nos hemos reunido para conocer la innovación en el Bierzo, para crear una red de relaciones y generar sinergias tanto dentro como fuera del Bierzo. Las mesas y los temas propuestos han servido para realizar una mirada a la situación del emprendimiento en la comarca y trasladaremos nuestras conclusiones tanto a la sociedad como a las administraciones», aseguró.

Entre las decenas de empresas y proyectos participantes destacan algunos como los ya citados quesos de Veigadarte, la Casa del Jazz y la pastelería Gisela. También el proyecto de moda y diseño de Cultura Bastarda; la empresa de castañas Ribada; el negocio de organización de bodas y eventos Al detalle; las iniciativas ligadas a la tecnología como la de Remob.es, para atender problemas de telefonía y realizar venta de smartphones chinos. También se destacaron proyectos más amplios como el Banco de Tierras del Consejo Comarcal o iniciativas en las redes sociales como Bierzo Colabora. El turismo llegó de la mano de proyectos como la Casa Rural Canedo, la Moncloa de Cacabelos -que realizó la primera app propia de la hostelería en el Bierzo- o la labor de la Asociación de Turismo y Desarrollo del Bierzo Alto, Atudebial.
Volver arriba
Newsletter