Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad
La ortografía, el peor enemigo para entrar en la Guardia Civil

La ortografía, el peor enemigo para entrar en la Guardia Civil

ACTUALIDAD IR

Imagen de archivo de una prueba de aspirantes a la Guardia Civil. | L.N.C. Ampliar imagen Imagen de archivo de una prueba de aspirantes a la Guardia Civil. | L.N.C.
L.N.C. | 16/07/2019 A A
Imprimir
La ortografía, el peor enemigo para entrar en la Guardia Civil
Seguridad Change.org ya tiene más de 5.000 firmas para que impugnen las pruebas de este fin de semana. Aluden a filtraciones y desigualdad de nivel de convocatorias
‘Alijeró el javaque afligido por el dilubio’. Esta es una de las frases de la discordia del examen que este sábado realizaron los aspirantes a guardia civil en la parte ortográfica de las pruebas. Estos encontraron subrayadas las palabras ‘alijeró’, ‘javaque’, ‘afligido’ y ‘dilubio’ y de las cuatro debían señalar aquellas que presentasen una falta ortográfica. Se complicó en esta sentencia una parte de las varias pruebas que debían realizar, esta en concreto en la que debían empeñar 10 minutos y en la que muchos incurrieron en error. La confusión para los más ávidos estaba en ‘javaque’, palabra que no se encuentra en la RAE y que lo más parecido a ella es jabeque, «una embarcación costanera de tres palos, con velas latinas, que también solía navegar a remo». A esta palabra y a otras que encontraron de suma dificultad, han echado la culpa muchos de los aspirantes a guardias civiles que ‘hicieron aguas’ con su examen. ‘Virugi’, que en realidad es ‘biruji’, también se les atravesó a muchos así como ‘hazquirente’ cuya forma correcta es ‘adquirente’.

El malestar ha llegado en forma de recogida de firmas a Change.org, plataforma en la que ayer a última hora de la tarde recogían ya casi 6.000 nombres pidiendo que impugnen las pruebas al considerar que esta palabra no era una falta de ortografía, sino una errata. Y así lo denunciaban también ayer los miembros de la Asociación de Guardias Civiles (AUGC) que han presentado un escrito ante la Jefatura de Enseñanza de la Guardia Civil solicitando «medidas correctoras». Los exámenes se llevaron a cabo el sábado y el domingo con pruebas diferentes y los afectados aluden a la disparidad de niveles entre unas y otras. «La prueba del día 13 incluía la palabra ‘hazquiriente’, ‘javaque’ o ‘dexcrecían’ así como otras en desuso como ‘sallal’ o ‘frange’, mientras que las del día 14 contenían palabras más comunes como ‘horchata’, ‘hapoteosis’ o ‘hevento’», denuncian. A su juicio, en las segundas es más fácil encontrar el error ortográfico que se les pedía que en las primeras.

A los exámenes de la Guardia Civil se presentaron este pasado fin de semana 27.300 aspirantes con la pretensión de hacerse con una de las 2.210 plazas disponibles de la escala de cabos y guardias del cuerpo, la mayor convocatoria de los últimos diez años. León fue una de las ciudades en las que se llevaron a cabo los exámenes, ciudad junto a la que se establecieron otras 15 sedes: Alicante, Ávila, Baeza, Cádiz, Calatayud, Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria,Madrid, Mérida, Murcia, Oviedo, Sevilla, Tenerife, Valencia y Vigo. En ellas llevaron a cabo las pruebas de ortografía y también las de conocimientos y lengua extranjera.

Además de las complicaciones en la ortografía y de la falta de igualdad de oportunidades al no tratarse de una convocatoria única en toda España, en la plataforma Change.org denuncian la presunta «filtración de la prueba a través de redes sociales».

Desde la Dirección General de la Guardia Civil rechazan las acusaciones y han recordado que los modelos de los exámenes se sortean delante de los opositores. Hacen referencia a un nivel de dificultad «similar» de todas las pruebas. Argumentan que los exámenes se llevan a cabo de forma simultánea en las 16 sedes y que nadie puede salir hasta que no finalice la prueba, a la que aseguran que se prohíbe la entrada con dispositivos electrónicos.

Todos aquellos que superen la prueba del fin de semana pasarían a la siguiente fase para enfrentarse a las físicas, una parte que muchos aspirantes no podrán llegar a realizar por culpa del ‘virugi’ y del ‘javaque’.
Volver arriba
Newsletter