Publicidad
La nueva PAC pone en jaque los 235 millones que factura el maíz en León

La nueva PAC pone en jaque los 235 millones que factura el maíz en León

ACTUALIDAD IR

Arsenio García y José Antonio Turrado este miércoles en la sede del sindicato Asaja en León anunciando su movilización de este viernes. Ampliar imagen Arsenio García y José Antonio Turrado este miércoles en la sede del sindicato Asaja en León anunciando su movilización de este viernes.
T.G. | 14/10/2021 A A
Imprimir
La nueva PAC pone en jaque los 235 millones que factura el maíz en León
Campo Asaja pedirá este viernes ante el Ministerio de Agricultura que haya una excepción para no tener que rebajar un 50 % la superficie de este cultivo en la provincia
No se entiende la agricultura de León sin el maíz. Este producto es, según avalan las cifras y el propio paisaje de la provincia, el que más eligen los agricultores a la hora de la siembra. Motivos económicos y agronómicos están detrás de que la provincia leonesa sea la que mayor superficie de este cultivo concentre con un total de 78.800 hectáreas cultivadas esta campaña, lo que supone un 60% del terreno de regadío de León y que afecta a unos 4.000 profesionales del campo. Tal es su importancia que esta campaña, si no hay sobresaltos con la cosecha y el precio se mantiene como está, el sector podría llegar a facturar 235 millones de euros según estimaciones de Asaja. «Es una tercera parte de lo que factura anualmente el campo de la provincia, es decir, que uno de cada tres euros que van a llegar a los agricultores y ganaderos de León por la venta de sus productos va a ser por el maíz», explicó este miércoles José Antonio Turrado, secretario provincial de este sindicato. Y lo hizo para poner en valor este cultivo porque la nueva Política Agraria Común (PAC), que entrará en vigor en 2023 y que está en fase de negociación, pone en jaque al sector al proponer la rotación de cultivos cuando el maíz es, en la mayoría de casos, un monocultivo para muchos profesionales del campo. «Tener que dejar de sembrar maíz para cultivar otro producto supondrá que disminuya incluso hasta un 50% la superficie sembrada actualmente», lamentó Turrado.

Turrado estima que acudirán "entre 300 y 500" agricultores de León, una representación "más que digna"Para trasladar esta preocupación del campo al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y conseguir la puesta en marcha de un decreto que tome al maíz como una excepción en la nueva PAC, Asaja León ha convocado una manifestación para este viernes en Madrid que contará también con una representación de Asaja Salamanca al ser otra de las provincias más afectadas, aunque en menor medida. De León esperan que se acerquen hasta Madrid «entre 300 y 500 agricultores», cifra que Turrado consideró este miércoles «más que digna». «Esperamos que el Ministerio nos tenga en cuenta y resuelva a nuestro favor esto porque, desde luego, es más que razonable», incidió el secretario provincial de Asaja que anunció que estará el líder nacional de la organización, Pedro Barato, y el autonómico, Donaciano Dujo. «En León se siembra el 23% del maíz de toda España y la voz de una cuarta parte del sector tiene que ser atendida», incidió Turrado.

Diversificación sí, rotación no


«La nueva PAC pretende que en todas las fincas el cultivo que está un año no se repita al siguiente», denunció este miércoles Turrado que no ve esto sencillo para la práctica del agricultor. «No es fácil encontrar otro cultivo para la rotación pues con el maíz no todos pueden competir en rentabilidad y tampoco hay muchos que encajen con él agronómicamente», expresó comparando las producciones de cereales de invierno, oleaginosas o remolacha, entre otros.

Asaja pide que «como mal menor» se mantenga que hasta el 75% de una explotación pueda ser maízCabe destacar que en la actualidad lo que tiene en cuenta la PAC no es la rotación, sino la diversificación de modo que según la normativa actual los agricultores pueden dedicar hasta un 75% de su terreno al cultivo mayoritario. Esto es lo que Asaja pretende que mantenga el Gobierno de España como un «mal menor» para el maíz ya que consideran que esto ya es «una limitación importante que no nos gusta pero que ya tenemos asumida». «Tienen que insistir en Europa para que acepten esta excepción», dice Turrado.
Este entiende que la PAC busca ser más sostenible pero asegura que el maíz lo es. «Es un cultivo que no cansa al suelo y así se ha demostrado porque llevamos haciéndolo 40 años y los terrenos no están esquilmados, en buena medida porque se utilizan para ello muy pocos fitosanitarios e incluso se combaten plagas con los propios aperos. El maíz es además eficiente en el aprovechamiento de abonos y lo que se le echa se traduce en producción y ese nitrógeno, fundamentalmente, no se va en escorrentía a las aguas subterráneas», argumentó este miércoles el líder sindical leonés.

«Dejar de sembrar algo que funciona, que el mercado nos demanda y que nos permite amortizar inversiones es perder dinero», aseveró este miércoles Turrado que estuvo acompañado por Arsenio García, presidente de Asaja León. Este se pronunció en el mismo sentido aludiendo a la «libertad» del agricultor para decidir qué es lo que más le interesa sembrar y además incidió que España sigue siendo deficitario en maíz y no produce todo lo que consume por lo que reducir la producción supondrá la entrada de maíz de otros países.

Entre los argumentos en contra de acabar con el monocultivo de maíz que esgrimieron este miércoles en Asaja León, y que trasladarán al Ministerio del área, está también la inversión en regadíos en zonas como el Páramo o los Payuelos, entre otras. «¿De qué vamos a sembrar todas esas fincas que se están modernizando ahora mismo en León si no es de maíz que es ahora mismo lo más rentable?», se preguntaba este miércoles el líder sindical que aludió a que si el agricultor decide voluntariamente sembrar maíz, siendo un cultivo de los menos subvencionados, «será por algo». «Hay oferta y demanda y por mucho que quieran dirigir las políticas al final prevalece lo que funciona y el maíz en León funciona», aseguró.
Volver arriba
Newsletter