Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
La naturaleza, ese gran espectáculo

La naturaleza, ese gran espectáculo

CULTURAS IR

La rutas por el entorno de Hormas proponen un recorrido circular de unos 10 kilómetros en los cuales se adentran en este precioso bosque de  roble y haya. Ampliar imagen La rutas por el entorno de Hormas proponen un recorrido circular de unos 10 kilómetros en los cuales se adentran en este precioso bosque de roble y haya.
Fulgencio Fernández | 05/09/2019 A A
Imprimir
La naturaleza, ese gran espectáculo
Naturaleza El bosque de Hormas y la berrea son las apuestas de la Casa del Parque de Lario para los visitantes. Todos los domingos podrán adentrarse en uno de los espacios protegidos más ricos en especies, con robles y hayas centenarias... y, para completar, la estremecedora berrea de los ciervos
Hormas y la berrea, naturaleza y vida animal, un gran bosque único y el espectáculo del cortejo de los ciervos, son las grandes apuestas de la Casa del Parque de Valdeburón (ubicada en Lario) para este mes de septiembre. Los sábados y domingos de este mes se ofrecen rutas guiadas por el bosque de Hormas (de 10 a 14 horas) y los días 21, 22, 28 y 29 de septiembre y 5, 6, 12 y 13 de octubre la posibilidad de disfrutar ‘en primera linea’ del impresionante sonido de las berreas de los ciervos, el cortejo de estos animales en épocas de celo que quien lo observa ya no olvidará.

El personaje fundamental en estas actividades es Marcos Alonso, riañés, biólogo y enamorado de esta tierra. Él se encarga de ambas actividades, la más cercana ya es la ruta por el Bosque de Hormas. «Se trata de un recorrido circular, de algo menos de 10 kilómetros, que una parte de ellos atraviesa este precioso bosque mixto de robles y hayas, del que ofrezco además una interpretación botánica de aquello que vamos encontrando; la evolución de la masa arbórea, explicar qué había allí hace muchos años y unas pinceladas de la interpretación del paisaje, pero sin profundizar pues no soy geólogo.

- ¿Si tuvieras que elegir algo que hace único al bosque de Hormas con qué te quedarías?
- Es un bosque con muchos alicientes, pero sin duda lo más llamativo es que se trata de un refugio de fauna poco común, como el lobo o el oso; hace tiempo también lo fue del urogallo, pero esto ya ni lo digo pues hace mucho que no los vemos y creo que se puede decir que no los hay en la actualidad.

Pero a continuación de esta importante característica de este bosque de la comarca de Riaño añade otra que también hace de su interior un espacio muy singular. «Se podría decir que es un enclave silíceo rodeado de caliza, que podría parecer una explicación demasiado técnica pero que tiene una constatación práctica muy interesante, que hace diferente a la vegetación de Hormas. Para que se entienda te diría que una haya de Hormas de, por ejemplo, diez años no se parece a una haya de la misma edad de las laderas del Gilbo, por ejemplo; pues ése suelo no tiene caliza y tiene mucha incidencia en vegetación».

- ¿Podrías definir Hormas con una palabra?
- Sería una palabra fruto de lo apuntado anteriormente: exhuberante.

Ya ha dirigido Marcos Alonso un buen número de rutas por este paraje y constata que «va creciendo el interés en la comarca, pero los lugareños son minoritarios en las excursiones mientras acuden gentes de toda España, incluso de fuera de Castilla y León. No digo que vengan exclusivamente a ello, pero están en León, conocen la actividad y deciden participar».

El Bosque de Hormas se encuentra en medio de una Reserva Integral de la Biosfera, lo que le debía haber supuesto, a buen seguro, un mayor grado de protección y un mejor estado general. No entra en este asunto Marcos Alonso pues es vecino del Valle, de Riaño, y los malentendidos han sido frecuentes; por ello su apuesta es ir a lo práctico y aprovecha estas rutas guiadas por el entorno y el interior de este singular bosque para «concienciar en el respeto, cuidar este espacio y otros similares y por ver la cara positiva de la situación sí he de constatar que el nivel de respeto con la naturaleza ha mejorado».

Y la segunda de las actividades, que no comenzará hasta la tercera semana de septiembre, es la berrea de los ciervos, que no puede ser en otra época pues es por estas semanas cuando se produce. 

La berrea de los ciervos

Así, a partir del día 21, será nuevamente Marcos Alonso quien conducirá desde Riaño, con salida a las seis de la tarde, estos «paseos de baja dificultad de dos horas de duración», a lo que pueden acudir incluso menores.

La berrea es uno de los espectáculos más impresionantes de la naturaleza, muchas veces definido también como «el sonido del otoño» por las fechas en las que se produce. Esta época propicia asimismo que los bosques ofrezcan un mundo de colores pintado por las hojas de robles y hayas, cuyos troncos están cubiertos en estas fechas por un manto vegetal.  Allí frotan los ciervos sus cornamentas mientras lanzan al viento un inconfundible bramido puede escucharse a kilómetros de distancia. Un bramido que se escucha día y noche mientras el animal en celo orinan sobre la tierra, marcan la zona revolcándose. Es el rito de marcar el territorio y la lucha por el poder. Los golpes secos de sus enormes cornamentas son otro de los sonidos de la berrea que no olvidará quien los pueda escuchar de cerca.

Como quienes acudan estos días a la comarca de Riaño.

(Para informació n y reservas sobre rutas y berrea: 651 496984).
Volver arriba
Newsletter