Publicidad
La natalidad regresa en León a los niveles prepandemia después de caer a mínimos

La natalidad regresa en León a los niveles prepandemia después de caer a mínimos

ACTUALIDAD IR

Evolución de la natalidad en la provincia de León durante los últimos años. | L.N.C. Ampliar imagen Evolución de la natalidad en la provincia de León durante los últimos años. | L.N.C.
Víctor S. Vélez | 14/09/2021 A A
Imprimir
La natalidad regresa en León a los niveles prepandemia después de caer a mínimos
Sociedad La provincia es la única de la comunidad autónoma que aumenta el número de partos con respecto al pasado verano, alcanzando en julio el máximo de los últimos dos años
La cigüeña también comienza a recuperar su actividad habitual a medida que se regresa poco a poco la normalidad previa a la pandemia del Covid. Y es que el número de nacimientos en León en el presente año está superando al de los dos anteriores, después de haberse desplomado nueve meses después del confinamiento del primer estado de alarma.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los siete primeros meses de 2021 habían nacido en la provincia 1.385 bebés. Esto supone 45 niños y niñas más que el pasado año y 20 más que en 2019.

De este modo, la natalidad consigue superar así los niveles prepandemia, a pesar de que el año comenzase en mínimos históricos. En enero solo se contabilizaron 145 nacimientos en la provincia, lo que supuso el registro más bajo de toda la serie histórica del INE. Nueve meses antes, los leoneses estaban confinados en sus casas y se alcanzaban cifras récord de muertes por Covid en los hospitales.

Todo apunta a que la incertidumbre del comienzo de la pandemia influyó en que muchas parejas decidieran posponer sus planes de ser padres, puesto que en los pasados meses de diciembre y enero la natalidad cayó a cifras nunca antes vistas. Con los leoneses encerrados en sus casas para frenar los primeros envites de la pandemia, fueron concebidos menos bebés que nunca. En este sentido, la actual recuperación parece ir de la mano a la mejora de la situación epidemiológica de la segunda mitad de 2020. De esta manera, todavía está por ver hasta qué punto la tercera ola, récord en lo que a contagios se refiere, influye en el número de nacimientos de los próximos meses.

Lo que sí es seguro es que está siendo un buen verano en lo que respecta a nacimientos. De hecho, en julio, último mes con datos publicados por el INE, se alcanzó la marca de nuevos leoneses más alta de los últimos dos años con 224. Buenas noticias en una provincia tan acostumbrada a titulares sobre la acuciante pérdida de población y una crisis demográfica que se lleva prolongando durante décadas.

León es la única provincia de la comunidad autónoma que está aumentando el número de nacimientos con respecto al pasado año en toda la comunidad autónoma, sobre todo por el empuje del verano. Concretamente, los partos han aumentado en León un 3,33 por ciento en el mes de julio y un 0,72 por ciento en el de junio.

Solo nueve con saldo positivo


Unos datos que tienen aún más valor si se comparan con esa tendencia autonómica que también tiene su eco a escala nacional. De este modo, en julio de este año nacieron en el conjunto de España un 4,2 por ciento menos de bebés que el pasado año. Junto a León, solamente Cantabria, las tres provincias aragonesas, Córdoba, Huelva y Cuenca lograron incrementar su número de partos a lo largo de ese mes.

Además, aunque 45 niños y niñas a mayores pueda no parecer un dato revelador, León es la cuarta provincia de España con mayor incremento en el número de nacimientos en comparación con el pasado año. Algo, superar en 2021 el número de bebés nacidos en 2020, que solo están consiguiendo nueve territorios en todo el país: las provincias que aumentaron la natalidad en julio y Tarragona.

¿Cambio de tendencia?


Aunque son brotes verdes, el buen verano de 2021 en lo que respecta a la natalidad no es suficiente para revertir la alarmante crisis demográfica. En julio hubo más de siete partos al día en la provincia, tres más que en enero, pero quedan muy lejos de los 18 que se producían un día cualquiera de los años ochenta. Y es que la natalidad ha experimentado una progresiva caída en León durante las últimas décadas. De este modo, en la segunda mitad de los años setenta en León nacían más de 7.000 bebés al año y en meses como mayo de 1976 se llegaron a registrar en León 728 partos. Es decir, una media de más de 23 partos al día.

La escasa natalidad de los últimos años ha contribuido a agravar el problema estructural de la despoblación en territorio leonés. Especialmente alarmante es la situación en el medio rural. Todavía sin datos actualizados sobre los efectos de la pandemia, en el año 2019 en 156 de los 211 municipios de la provincia hubo menos de cinco nacimientos. De ellos, en 66 no tuvieron ningún nuevo bebé.

Está por ver hasta qué punto la recuperación de la natalidad en León a lo largo de este verano, contraria a la del resto de Castilla y León y de España, responde a un verdadero cambio de tendencia o si es fruto de reajustes correspondientes a las parejas que decidieron posponer su paternidad a que pasara lo peor de la pandemia. Como con todo, el tiempo acercará la respuesta.
Volver arriba
Newsletter