Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

La música que nunca muere

La música que nunca muere

OPINIóN IR

10/09/2019 A A
Imprimir
La música que nunca muere
Una de mis ahijadas acaba de comprar un coche y el argumento decisivo para inclinarse por determinado modelo fue la posibilidad de conectar el teléfono móvil con el vehículo para poder escuchar la música en modo ‘streaming’, porque no puede viajar ni hacer nada sin música de fondo. No es de extrañar que las baterías del ‘iphone’ se agoten pronto, porque más que para hablar es utilizado para escuchar música. Lo cierto es que soy incapaz de distinguir una canción de otra, porque todas me parecen igual de monótonas y ratoneras. De la letra no me entero y, si alguna vez capto algo, me parece de bajísima calidad.

A veces en las excursiones, cuando los chavales se ponen a cantar, o ponen en marcha sus altavoces inalámbricos, algunas me parecen zafias y de mal gusto. Podrán decir que algunos estamos anticuados… Pero no tengo inconveniente en hacer propia la afirmación del hoy fallecido Camilo Sesto: «la música de hoy, con perdón, es una mierda». Por supuesto, hay grandes excepciones. Claro que las nuevas generaciones podrán decirnos que estamos anticuados y que no los entendemos, de la misma manera que ellos no nos entienden a nosotros.

Escribo estas líneas el día en que nos ha llegado la triste noticia de la muerte de Camilo Sesto, mientras tengo sus canciones como música de fondo. Podrá gustar a unos más que a otros, pero nadie puede negar que tenía una voz fuera de serie, que son melodías de alta calidad, y que sus letras dicen algo. Inevitablemente me ha venido a la memoria otro cantante que hubiera cumplido en agosto setenta y cinco años, pero que murió cuando contaba tan solo con veintiocho. Me refiero a Nino Bravo. No tuvo tiempo para grabar muchas canciones, pero las suficientes como para demostrar la belleza de su voz, y todas ellas con una calidad destinada a la inmortalidad. Son canciones que nunca pasarán de moda. Sin duda podríamos añadir en esta lista a figuras como Raphael, Mari Trini, Rocío Dúrcal y otros muchos… Y de nuevo nos llamarán anticuados.

Dicen que la música amansa a las fieras. Lo cierto es que, para bien o para mal, la música educa a las personas. Mi impresión es que la música actual no ayuda demasiado a la gente joven y que es un criterio que ayuda a evaluar el mundo presente, sobre todo el de los más jóvenes. Supongamos que les aburren las canciones de Nino Bravo o de Camilo Sesto o de Raphael. Eso significaría que su sensibilidad padece notables deficiencias. Además, seguro que la mayoría de las canciones que ellos escuchan no serán inmortales.
Volver arriba
Newsletter