Publicidad
La merienda y el zurrón

La merienda y el zurrón

OPINIóN IR

20/10/2021 A A
Imprimir
La merienda y el zurrón
No sé a qué olerá en el Congreso a estas horas, pero en mi casa huele a berza hervida. Ahí está puesto al butano el repollo bien picadín. Con un ajo arriero se hace manjar. Como las sopas de ajo que ya ceno a diario hasta primeros de junio, como mínimo. No las come ni el Rey, ni el hijo ni el fugado. Este último lleva unas cuantas cosechas por adelantado y no de berza de asa de cántaro precisamente, que lo suyo han sido otros cántaros los que le han llevado a poner pies en Polvorosa. Bueno, Felipe igual sí le pega al repollo porque salió comiendo una vez en la tele un caldo que parecía el que se daba a las recién paridas. Buena vajilla y buenos modales, pero poca sal se veía en aquella mesa. El emérito se hinchará a chuletón, se lo decía yo a la vecina el otro día al cuento de que vino el presidente del Gobierno a la provincia de León y a buen seguro marchó con la fardela llena. Lo dice el refranero y no se equivoca: «Nos comieron la merienda y nos cagaron en el zurrón». La cosa es que la mi vecina es una ignorantona y yo la hablaba del emérito y ella me miraba como las vacas al tren sin entender qué era eso de emérito. Me dijo: «¿Qué dices que tiene mérito?». Y ya le contesté: «Mérito tiene nadar y guardar la ropa, que fue lo que hizo Juan Carlos. Emérito es que lo fue, pero ahora solo le queda el cargo. No ejerce». Siguió como las vacas al tren. Para que luego digan que Telecinco no amodorra. ¡No poco! Pero la esencia la cogió porque al día siguiente salió al pescadero y las dos estuvimos de acuerdo en que los lirios y el chicharro están para no tocarlos. Antes eran cosa de pobres y ahora no hay quien los compre. Pero claro, ahora también comemos pollo cualquier día y antaño solo por las fiestas. En esas ella soltó: «Estas que los coma el emérito», señalando la caja de almejas sin estrenar y guiñándome un ojo. ¡Chacha! Lo entendió bien la tía. Para lo que quiere anda más lista que el presidente del Gobierno repartiendo euros. No me la llevan al Congreso de milagro. Pero daría el perfil, ya sabe qué come el emérito pero nadie tiene salero a quitarle el larguero.
Volver arriba

Newsletter