Publicidad
La media veda cierra en León echando en falta a la codorniz

La media veda cierra en León echando en falta a la codorniz

DEPORTES IR

Un cazador junto a sus dos perros en el inicio de la media veda. | ICAL Ampliar imagen Un cazador junto a sus dos perros en el inicio de la media veda. | ICAL
L.N.C. | 20/09/2022 A A
Imprimir
La media veda cierra en León echando en falta a la codorniz
Caza La sequía y la creciente ausencia de migración dejó a los cazadores sin apenas ejemplares, con la torcaz y el conejo como sustitutos
La media veda de caza en la provincia de León se cerró este domingo con la principal noticia de la ausencia generalizada de la codorniz en los campos de la provincia, otro de los efectos colaterales de la importante sequía que se ha vivido este verano. Lo temprano de la cosecha y la continua reducción de los flujos migratorios desde el norte de África han dejado en mínimos la cantidad de ejemplares que se han podido ver por la provincia, especialmente con el paso de las semanas de temporada, que arrancó el pasado 15 de agosto.

Así, en la zona de la montaña y en las primeras semanas de media veda se dio mejor caza de este ave, misma situación que a finales de la misma, durante estas últimas semanas, en las zonas del sur de la provincia y el Páramo, una vez que la codorniz iba descendiendo en su migración hacia el norte de África.

Ante la ausencia de codorniz, mucho más pudieron disfrutar los cazadores de la provincia con la torcaz, cuya población aumenta cada temporada contando cada vez con más aficionados a su caza en los campos de trigo y girasoles. Un ave cuya temporada no comenzó hasta el 25 de agosto, pero que ha dado buenos botines hasta el cierre de la misma también este pasado fin de semana.

Del mismo modo abundancia también ha habido de conejos, que ha hecho las veces de sustituto de la codorniz ante la oportunidad para el cazador de ‘desquitarse’ de ausencia. Una caza que ha sido también de agradecer por parte de los agricultores de toda la provincia, que ante mayores poblaciones ven como aumenta el peligro para sus cosechas.

Por todo ello y si bien las perchas de esta media veda no son ya como las de antaño, este primer avance de la temporada a la espera de la apertura de la veda general el cuarto domingo de octubre ha servido para que los cazadores de la provincia hayan podido ‘matar el gusanillo’ de su afición este último mes.
Volver arriba
Newsletter