Publicidad
La medalla se le complica un poco más a Lydia Valentín

La medalla se le complica un poco más a Lydia Valentín

JUEGOS OLíMPICOS TOKIO 2020 IR

Ampliar imagen
Jorge Alonso Macía | 23/07/2021 A A
Imprimir
La medalla se le complica un poco más a Lydia Valentín
Halterofilia La berciana arrastra su mejor marca en un peso inferior y deberá competir en el grupo b, antes que las grandes favoritas al podio
Si ya de por sí era complicado soñar con que Lydia Valentín se colgara una nueva medalla olímpica en sus cuartos y a priori últimos Juegos Olímpicos, con el paso de los días y de los acontecimientos el camino hacia el podio se le está poniendo cada vez más cuesta arriba a la haltera de Camponaraya.

Y es que la Federación Internacional de Halterofilia (IWF) confirmó las listas de salida para la competición olímpica, que sellan la presencia de la berciana en el grupo B de la competición para las halteras de hasta 87 kilos, que compartirán evento con las de una categoría superior en todo un contratiempo en sus aspiraciones. Era algo que podía ocurrir y que viene marcado por las complicaciones en la clasificación para estos Juegos. Al haberse clasificado en un peso superior al habitual después de quedarse fuera del Europeo de Moscú por una inoportuna gastroenteritis y sin haber podido competir en él hasta la fecha, Lydia presenta de marca de inscripción su mejor marca en 81 kilos, obviamente inferior a la que presentan las rivales que sí han competido en esa categoría.

Así, los 240 kilos que presenta Lydia Valentín la encuadran en el grupo B con rivales mucho más débiles y compitiendo dos horas antes que las favoritas, el 2 de agosto a partir de las 04:50 horas de España. Solo habrá 5 halteras de su categoría compitiendo a la vez que Lydia, mientras que las 9 restantes lo harán en el grupo A.

De esta forma, no podrá tener la berciana la referencia de lo que hacen sus rivales y deberá ver desde la grada lo que ocurre. Además, ellas ya sabrán lo que ha hecho la de Camponaraya, a la que solo le vale ir a su máximo, fijar una marca y esperar a que sea suficiente para intentar sacar una medalla. Comienza a rozar el imposible la misión de la berciana, que pese a todo, buscará su límite para intentar lograrlo y sobreponerse a los obstáculos.
Volver arriba
Newsletter