Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR

La legendaria brigada de Hulleras

CULTURASIR

La Brigada de Salvamento Minero de Hulleras de Sabero fue creada en 1931 y dotada con el recordado equipo Proto, con un peso por equipo de 15 kilos. Ampliar imagen La Brigada de Salvamento Minero de Hulleras de Sabero fue creada en 1931 y dotada con el recordado equipo Proto, con un peso por equipo de 15 kilos.
Fulgencio Fernández | 27/01/2019 A A
Imprimir
La legendaria brigada de Hulleras
LNC Domingo Emelino Llamazares fue uno de los integrantes de una histórica y recordada Brigada de Salvamento de Hulleras de Sabero, una leyenda, ganadora de campeonatos, autora de numerosos rescates. Lo sigue llevando dentro
"¿Qué si estuve atento al rescate del niño? Cada día me levantaba a las siete de la mañana, al amanecer, para ver si entraba la Brigada de Salvamento, los asturianos... No pudo ser, es una pena pero todos sabíamos que era muy difícil, imposible casi".

Y es que Emelino Llamazares, minero de 78 años, ex miembro de la Brigada de Salvamento de Hulleras de Sabero y Anexas, dice que "es algo que se lleva dentro. Los de la brigada siempre tenemos esa cosa de la cercanía, incluso entre las familias, algo porque era un trabajo arriesgado pero también porque hemos vivido muchas cosas juntos, muchas de ellas malas, claro, va con el trabajo". 

Y a la hora de recordar un momento duro de sus años en la brigada no lo duda Emelino. "No me preguntes el año que lo tendría que pensar, pero no se me olvida el accidente y no fue grisú, que es de los que siempre se habla. Fue un reventón de agua, terrible, el agua también es muy peligrosa. Pilló a dos obreros, un picador y el ayudante, y los estampó, estuvimos una semana para sacarlos. Me acordé mucho estos días de aquel rescate porque fue una cosa muy parecida, tuvimos que ir abriendo camino hacia ellos poco a poco, escarbando y poniendo madera para que no se hundiera".

- ¿Sobrevivieron?
- No hombre no. Cuando llegamos ya llevaban ocho días muertos, pero hay que sacarlos, es la ley de la mina...

Y Emelino se calla un momento, no deja preguntar más y es él quien ahora se pregunta: "Digo yo. Si dentro de cuatro días vuelve a pasar algo como esto, ojalá no pero las cosas pasan, ¿quién va a ir a meterse debajo tierra? Porque a esta Brigada le quedarán dos telediarios, como a toda la minería ¡Qué pena lo que nos han hecho!".

Emelino Llamazares muestra su orgullo de ser minero —casi ninguno dice «fui minero», hablan en presente, "soy minero"—, de haber sido de la brigada y de haber sido de la de Hulleras de Sabero y Anexas, a la que se considera una leyenda en la minería leonesa. "En mi época acudimos a varios concursos, que yo recuerde a tres, y los ganamos los tres. Uno fue en Caborana".

- ¿Y cuál era el secreto?
- Muchos. Hay que reconocer que ‘la empresa’ cuidaba mucho estas cosas, compraba el mejor material y los de la Brigada de Salvamento entrenábamos todo el año, dos o tres días a la semana, salíamos a las doce a una mina "simulada" y a prepararnos, para todo tipo de rescates, con grisú, agua, en sitios muy reducidos... todo. No valía cualquiera.

Y al hablar de los medios y los equipos nos recuerdan desde el MSM que la Brigada de Hulleras de Sabero "fue creada allá por 1931 por Rafael Rodríguez Arango, que ya la dotó de aparatos respiratorios de oxígeno modelo independiente Proto". Es evidente que se ha avanzado mucho desde aquellos modelos pioneros pero curiosamente en una visita a las minas asturianas (al poco Fondón) organizada por el MSM en 2017 les habló de las brigadas de salvamento Sergio Tuñón, quien ha estado al frente de la desplazada a Totalán y afirmó convencido que "la base de estos equipos sigue siendo la misma hoy que hace cien años. La vorágine tecnológica no ha significado un gran paso a mejor pues frente a los antiguos equipos mecánicos que ‘eran eternos’ y que los mismos integrantes de la Brigada podían arreglar y mantener la era de la electrónica ha conllevado un aumento de los gastos y, sobre todo, del volumen de los equipos que ahora hacen más incómodo el acceso a los sitios difíciles donde estos héroes deben realizar su trabajo". Y recordaban que aquel modelo Proto pesaba quince kilos, que es de lo que se viene hablando aún en la actualidad. Esta opinión la compartía otro miembro leonés de la Brigada de Salvamento de Hulleras de Sabero, Goyo Blanco.

El prestigio de la brigada de Hulleras de Sabero se vio reconocido en 1956 con la Cruz de Primera Clase con distintivo negro y blanco, también fueron dos veces campeones nacionales de Destreza en el Oficio, siendo recibidos por el Jefe del Estado, y llamados desde minas de distintos puntos de España.

Recuerda Emelino Llamazares a muchos compañeros, como el citado Goyo Blanco, a Ernesto Espinosa o Moisés Lera, Esteban Gil, José de la Flor...
- ¿Y hasta cuándo la brigada?
- Pues hasta el 91, cuando acabaron con todo en Sabero.
Volver arriba
Cerrar
Iniciales LNC

Editorial

Icono viñeta con el texto Lolo

La Viñeta

Silueta de la escultura La Negrilla

La Negrilla

Carta

A pie de calle