Publicidad
La leche la da la vaca

La leche la da la vaca

A LA CONTRA IR

Ampliar imagen
| 14/04/2021 A A
Imprimir
La leche la da la vaca
Recuerdo aquel año por los corros de lucha en los que comenzamos a escribir en unos ordenadores a pedales, que se cortaba la crónica al enviarla más veces que proyectos ilusionantes ha iniciado la Cultural, que siempre provocaban que algún paisano se acercara y se quedara mirando, como sin entender nada. En una de estas ocasiones el gran Tasio, de Taranilla, se acercó y soltó una de las suyas: «Cronista, con estas modernidades va a llegar el día que en algún pueblo se arrodillen y te adoren como en las tribus cuando llegaba un blanco con un espejo».

No ocurrió. Más bien todo lo contrario y hoy te ven el ordenador, te preguntan en qué programa escribes o con qué otro maquetas y comentan desencantados: «Qué anticuados estáis los medios de comunicación, me he descargado yo un programa para estas cosas que va como un tiro». Y ahí es donde el citado Gato de Taranilla apostillaba: «No encontrarás mejor ingeniero que un jubilado con una ‘tablet’; desde que les quitaron de vigilar las obras están imparables en todas las ramas de las ingenierías. Estos con un móvil entran en los archivos del Pentágono como entro yo en la cuadra de Nato».

Lo que ahora se está produciendo es el fenómeno contrario, que las nuevas generaciones lo que no entienden son los viejos usos y va costando trabajo explicarles que la leche no se ordeña en Mercadona, que la leche la de la vaca; que la miel no viene de un país que se llama La Granja de San Francisco... Cada tiempo tiene su afán.

Y así hay que explicarles en los históricos lugares que las luces no se encienden solas cuando pasas, que por raro que te parezca ese pitorro que ves ahí no es un símbolo fálico, como te diría tú psicólogo, es simplemente el interruptor de la luz de toda la vida.
Volver arriba
Newsletter