Publicidad
La Junta Vecinal de Navatejera despide a ocho trabajadores

La Junta Vecinal de Navatejera despide a ocho trabajadores

ACTUALIDAD IR

El polideportivo de Navatejera, propiedad de la Junta Vecinal. | DANIEL MARTÍN Ampliar imagen El polideportivo de Navatejera, propiedad de la Junta Vecinal. | DANIEL MARTÍN
S.J. | 02/06/2021 A A
Imprimir
La Junta Vecinal de Navatejera despide a ocho trabajadores
Área metropolitana Acusa al Ayuntamiento de Villaquilambre de dilatar la subrogación de la plantilla del polideportivo, después de las conversaciones del pasado mes de enero
La Junta Vecinal de Navatejera anunció este martes el despido de ocho de los 17 trabajadores del polideportivo de la localidad «ante la grave situación económica que atraviesa como consecuencia de una abultada deuda (1,5 millones de euros), de la pérdida de socios por la pandemia del covid-19 y del impago de los convenios firmados con el Ayuntamiento de Villaquilambre». El objetivo de la entidad menor presidida por la socialista Berta Llamazares es «evitar el cierre de la instalación».

Según explicaron en un comunicado, esta decisión llega «tras esperar cinco meses a la prometida y anunciada subrogación de la gestión del polideportivo por parte del Ayuntamiento de Villaquilambre». «A comienzo de la presente legislatura, la Junta Vecinal presentaba un déficit de más de 1,5 millones de euros así como diversos problemas judiciales y de embargos», algo que se une «a la gran pérdida de socios por la crisis provocada por la pandemia del covid-19, ha llevado a la toma de decisiones difíciles pero responsables», destacaron desde la pedanía, que detalló que «lamentablemente, la Junta Vecinal llevaba desde el año 2016 sin presentar las cuentas generales y el Ayuntamiento no transfiere la financiación recogida en los convenios firmados».

«Los estudios económicos y financieros realizados apuntan a un déficit anual de 500.000 euros si no se toman decisiones inmediatas», añadieron, para dejar claro también que «la subrogación al Ayuntamiento de Villaquilambre fue la opción prioritaria para esta Junta Vecinal, pero su inacción y falta de implicación determinan la necesidad de explorar otras posibilidades que garanticen la viabilidad del polideportivo y de los nueve trabajadores que continúan en plantilla».

Negociaciones a tres bandas


Desde finales del año pasado y hasta bien entrado el mes de enero del ejercicio actual, la Junta Vecinal de Navatejera y el Ayuntamiento de Villaquilambre mantuvieron diferentes encuentros con los trabajadores como testigos en algunas de ellas con las que se pretendía desatascar la situación de la plantilla, que no solo estuvo en ERTE, sino que además acumuló varios meses sin cobrar ante la caída de los ingresos del polideportivo, lastrado por la falta de usuarios tanto de la piscina como del resto de instalaciones deportivas.

El Consistorio se comprometió a estudiar la subrogación de la plantilla, pero también se encargaría de la gestión del polideportivo. La Junta Vecinal pretendía mantener la titularidad de la instalación deportiva, aunque renunciaba a recibir durante ocho años cualquier tipo de subvención por parte del Consistorio presidido por Manuel García. Y todo ello con un plan de ajuste para hacer frente a los pagos pospuestos a Hacienda y Seguridad Social.
Volver arriba
Newsletter