Publicidad
La Junta, preocupada por el ritmo de evolución de esta "segunda fase" de la pandemia

La Junta, preocupada por el ritmo de evolución de esta "segunda fase" de la pandemia

ACTUALIDAD IR

Ampliar imagen
EP | 20/08/2020 A A
Imprimir
La Junta, preocupada por el ritmo de evolución de esta "segunda fase" de la pandemia
Sanidad Vigilancia "casi hora a hora" en varias zonas rurales de Ávila, Segovia, Burgos y Palencia y en las capitales de Burgos, Salamanca y Valladolid

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, y el portavoz, vicepresidente y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, han manifestado la preocupación por el ritmo de evolución del coronavirus en las últimas semanas, lo que la consejera no ha querido definir como una "segunda ola", sino como una "segunda fase" ya que la enfermedad no ha llegado a desaparecer.


Así lo han señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Junta, celebrada este jueves, y después de que este miércoles Casado participara en un nuevo Consejo Interterritorial de Salud en el que, ha asegurado, que la "preocupación" es común tanto en las comunidades como en el Ministerio porque la pandemia "no va bien".

"Aunque detectamos más, los contagios son diferentes y hay más jóvenes, tanto el número de casos como la edad de los pacientes va en aumento paulitanamente", ha señalado la consejera de Sanidad, que ha recalcado que por ello se deben tomar medidas "todos como individuos" y también el sistema sanitario. Así, ha asegurado que el ministro, Salvador Illa, pidió a las comunidades "actuar con contundencia".

Casado ha explicado que lo que vive actualmente España y Castilla y León es una "segunda fase de la pandemia" y ha precisado que no quiere llamarlo "segunda ola" porque el virus no había llegado a desaparecer en momento alguno. Esta nueva fase, ha explicado, se inició primero con "muchos casos asintomáticos", luego casos más leves ya con síntomas, después más graves y ahora ya con pacientes que requieren UCI y, aunque la edad media de los contagiados ha bajado de los 60 a los 40 años, la de los hospitalizados ya está por encima de los 65.

De hecho, ha apuntado que este miércoles fallecieron dos personas por coronavirus en los hospitales de la Comunidad.

Vigilancia "hora a hora" en las zonas con más incidencia


Sanidad mantiene una vigilancia "casi hora a hora" de la evolución del virus en las zonas con más incidencia, entre las que ha sealado las de Navafría y Sacramenia en Segovia; Belorado y Roa de Duero en Burgos; Candeleda en Ávila; Frómista y Cervera de Pisuerga, en Palencia; así como algunas zonas de salud urbanas de Valladolid, Burgos y Salamanca.

Aunque Casado ha precisado que "a esta hora" no se puede decir que haya una transmisión comunitaria en alguna de estas zonas, ha recordado que las autoridades sanitarias están "encima de ellas diariamente" y en el momento en que se produzca la decisión de que hay transmisión comunitaria y se considera "bueno" pasar al aislamiento, se comunicará.

Eso sí, en este sentido Francisco Igea ha recordado a los ciudadanos que solo tengan en cuenta las informaciones que proceden de la Junta y de las delegaciones territoriales, ya que ha recordado que en estas semanas "han corrido bulos" que hablaban de confinamientos inminentes en todas las provincias.

"Me dicen que soy una exagerada, que las cifras no son malas, pero cuando lo veo progresar y recuerdo la experiencia dramática de marzo y abril a mi me da mucho miedo en nuestra Comunidad. porque tenemos mucha población fragil, mucha población mayor", ha advertido la consejera pese a reconocer, al igual que el vicepresidente, que por el momento la evolución en Castilla y León es más contenida y presenta solo la duodécima mayor incidencia acumulada entre las autonomías.

En este sentido, ha precisado que aunque la progresión del virus no sea, como en marzo, la de duplicar los casos día a día, le preocupa que la situación no se estabilice y siga con un crecimiento progresivo. "Cuando vemos comunidades cercanas que estan en situación no buena, como Madrid, Aragón o País Vasco, no podemos pensar que a nosotros nos vaya a respetar el virus", ha señalado.

Por su parte, Francisco Igea ha explicado que hay que prever "lo que va a pasar dentro de dos semanas" porque ha advertido de que "lo que no es elástico son nuestros profesionales, y están agotados", ni tampoco lo es, en su opinión, su capacidad de resistencia ni la de la población en general, por lo que ha aseverado que no se puede someter al sistema y a la población a un nuevo confinamiento "total".

"Que compartan nuestra preocupación"


Para ello, ha apostado por esa previsión y por tener decisiones "juiciosas" y ahora extremar las medidas para "no someter al sistema, a los profesionales y a la población a más de lo que es capaz de soportar". En definitiva, ha reclamado a los ciudadanos que "compartan" la preocupación de los gobernantes de la Junta pues si bien se tomarán las medidas "que sean necesarias" considera que es "imposible" atajar el virus si no se logra mantener a la población concienciada.

Con ello, el mensaje general a la ciudadanía de Igea y Casado es "restringir en lo posible la actividad social" a la propia del trabajo y a las actividades de ocio solo con personas de la familia, compañeros de trabajo o personas con las que se tengan relaciones habituales, como los grupos de amigos con más contacto.

Junto a ello, se debe extremar las medidas de higiene, mantener el uso de mascarilla generalizado fuera de casa, el lavado de manos antes de entrar y salir de los locales y el respeto de la distancia mínima de seguridad.

En este sentido, Casado ha reflexionado que si los ciudadanos no son responsables, "no usan la mascarilla", asisten a reuniones con muchas personas o se saltan el aislamiento "no solo cometen un delito sino que es una falta de ética al poner en riesgo a las personas, incluidas las de su propia familia".

De hecho, ha enfatizado que la Junta no debería tener por qué pedir ayuda a un juez para aplicar el aislamiento domiciliario de personas, y ha insistido en que son los ciudadanos los que tienen que entender que esa situación es "la mejor para evitar la transmisión". "De nada sirve confinar una zona si no tenemos cuidado, si nos escapamos, si nos vamos a otros pueblos. No hay policía suficiente para controlar eso", ha lamentado.

Casado ha apuntado otros detalles que resultan positivos, como el incremento del ritmo de las pruebas, que comenzaron con una media de unas 2.000 diarias y ahora se superan las 5.000, con resultados de las PCR listos "en menos de 24 horas" salvo en Salamanca, donde se ha producido un problema de "rotura de stock" con los reactivos.

Sobre este asunto, ha explicado que este miércoles habló con el ministro de Sanidad, ya que el aparato que procesa las pruebas fue provisto por el Ministerio, y le ha asegurado que se resolverá el problema con la empresa y Salamanca contará con reactivis suficientes para volver a un buen tiempo de respuesta.

Pese a la elevada realización de pruebas, Casado ha recordado que la situación sigue siendo de "emergencia sanitaria", y por ello lo importante "no es rastrear, sino no infectarse", por lo que ha reiterado su llamamiento a reducir las relaciones sociales y mantener las medidas higiénicas.
Por otro lado, ha añadido que todos los hospitales de la Comunidad tienen sus planes de contingencia por el COVID-19 con "los mismos pasos que en la fase anterior", y ha recalcado que han aprendido mucho y que todo está "mucho más organizado". Además, ha recordado que en el antiguo Río Hortega de Valladolid se ha habilitado un espacio que puede acoger en su caso hasta 200 camas que podrían apoyar a los hospitales "si en algún momento se ven sobrepasados".
Volver arriba
Newsletter