Publicidad
La Junta aclara que la carta de Fuente de Oliva "no inicia ningún proceso de anexión a Galicia"

La Junta aclara que la carta de Fuente de Oliva "no inicia ningún proceso de anexión a Galicia"

EL BIERZO IR

Imagen de la entrada a la aldea de Fuente de Oliva, en Balboa, muy cerca del límite con Galicia. | D.R. Ampliar imagen Imagen de la entrada a la aldea de Fuente de Oliva, en Balboa, muy cerca del límite con Galicia. | D.R.
D.M. | 01/12/2020 A A
Imprimir
La Junta aclara que la carta de Fuente de Oliva "no inicia ningún proceso de anexión a Galicia"
Política El director de Administración Local explica que han pedido información a Balboa y Diputación sobre las necesidades del pueblo, pero ni se plantean la disgregación
La carta de la pedanía de Fuente de Oliva - del municipio de Balboa y limítrofe con el de Cervantes, en Lugo- enviada a las consejerías de Presidencia tanto de la Junta de Castilla y León como a la Xunta de Galicia, con su intención de anexionarse a la provincia de Lugo y desentenderse administrativa y jurídicamente de León, «no inicia ningún proceso de anexión ni mucho menos», según ha querido dejar claro el director de Administración Local de la Junta, Héctor Palencia.

El área que encabeza, que depende la de Consejería de Presidencia, ha dado «trámite» a la citada carta, pero explica que simplemente es eso, «a día de hoy lo que tenemos es una carta de pedanía del municipio de Balboa mostrando sus quejas de las que no habíamos tenido conocimiento de nada. Lo que hemos hecho es que nos hemos puesto en comunicación tanto con el Ayuntamiento como con la Diputación provincial y hemos pedido que se manifiesten y nos den su opinión sobre los términos planteados en esa carta, pero ni mucho menso con esa carta se inicia un procedimiento de anexión a Galicia» ni nada similar, explica.


«Un asunto ordinario»

De hecho, aclara que lo consideran un asunto ordinario sobre un problema de unas demandas que tiene la pedanía y eso es lo único que se ha iniciado, «dar trámite de audiencia a otras administraciones competentes y ver como abordar las opciones ahí planteadas».

Pero advierte el director de Administración Local que «una cosa es reclamar una serie de mejoras para la pedanía y otra muy distinta es poner en riesgo la unidad territorial de una Comunidad Autónoma. Se juntan dos situaciones totalmente distintas. Esas situaciones de mejora de infraestructura y cuestiones territoriales» que, ni siquiera afrontarán tal y como demandan desde Fuente de Oliva.

Simplemente se seguirán los cauces legales, que significa que no habrá pasos adelante en la iniciativa, ya que no tiene encaje jurídico alguno tal y como está planteada.

Y es que, para que eso ocurriera, tal y como indica Palencia, debe formularse un Proyecto de Ley Orgánica, que es un iniciativa del propio Gobierno. O bien una Proposición de Ley Orgánica, que es lo mismo, pero que puede partir del Congreso, del Senado, de una Comunidad Autónoma o de la firma cotejada de 500.000 ciudadanos.

Por eso, esa petición de desvincularse administrativamente o anexionarse a Galicia «ni se va a valorar». Sin embargo, añade, «eso no quiere decir que no se estudien las demandas y las reclamaciones y no significa que no se vaya a estudiar la carta recibida».

En cualquier caso, desde el área de Héctor Palencia, entienden que no todas las demandas de Fuente de Oliva «son competencias de la comunidad autónoma. Parece que el acceso, que es la principal demanda, sería de competencia provincial, pero ahora estamos en el proceso de recabar información de todas las partes, en el propio municipio y la Diputación».


Ningún procedimiento previo

Palencia añade que en los años de historia del Estado de las Autonomías, no le consta que en Castilla y León haya habido ningún procedimiento del tipo del que pretende Fuente de Oliva.

Lo que sí quiere hacer saber a la pedanía y en general al medio rural de la Comunidad Autónoma es que «La Junta de Castilla y León tiene una estructura que nos hace conocer cada metro cuadrado de este territorio, conocer directamente los problemas y las necesidades de la comunidad autónoma, estamos pegados al terrenos», dice, aunque reconoce que «el esfuerzo de llegar a todos los rincones de la región más grande de Europa, con dispersión de población, con 2.248 municipios más entidades locales menores y con una financiación estatal escasa no siempre es fácil».

Palencia espera que «después de estudiar las demandas de infraestructuras y servicios» de Fuente de Oliva, todo se normalice, después de unos cuantos días en los que un pueblo de menos de diez habitantes ha llamado la atención de instituciones y medios de comunicación a nivel nacional.

Algo que algunos políticos han calificado de «calentón», «amenaza» o «pataleta». Aunque desde el pueblo lo que están pidiendo es poder llegar por una carretera asfaltada y tener los servicios básicos en condiciones para poder desarrollarse. Y consideran que esto les iba a ser más fácil si dependieran de Galicia, ya que por su historia, modo de vida, lengua y costumbres, gallegos es como se sienten.
Volver arriba
Newsletter