Esta web utiliza las cookies _ga/_utm propiedad de Google Analytics, persistentes durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Publicidad

La integración de Feve, un poco más cerca

La integración de Feve, un poco más cerca

ACTUALIDAD IR

Las vías y el paseo peatonal pasan junto al patio de Maristas y por debajo de Álvaro López Núñez. | MAURICIO PEÑA Ampliar imagen Las vías y el paseo peatonal pasan junto al patio de Maristas y por debajo de Álvaro López Núñez. | MAURICIO PEÑA
Alfonso Martínez | 15/09/2018 A A
Imprimir
La integración de Feve, un poco más cerca
Infraestructuras La Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria ya ha elaborado la normativa tranviaria y el Gobierno ultima la redacción de un Real Decreto que la haga efectiva y abra la línea
El 19 de septiembre se cumplen siete años desde que los trenes de Feve dejaron de entrar a la estación de Matallana y empezaron a finalizar su trayecto en el apeadero de la Asunción.

El objetivo era integrar la línea de vía estrecha en su acceso al centro de la ciudad, es decir, lograr la permeabilidad entre ambos lados de la línea para peatones y vehículos elevando su altura e implantando un sistema tranviario.

Se preveían 18 meses de obras, pero los recortes en el proyecto inicial, que redujeron la inversión de 70 a 24 millones de euros –se eliminaron los ramales al Hospital y la Universidad y se descartó la electrificación de los dos kilómetros de nueva plataforma–, las dificultades presupuestarias derivadas de la crisis y la ausencia de una normativa sobre circulación tranviaria dentro de la Red Ferroviaria de Interés General hicieron que los trenes sigan a día de hoy sin volver a Padre Isla.

Tras meses sin facilitar novedades sobre la situación actual del proyecto y a escasas fechas de la gran manifestación prevista el día 19 para reivindicar el futuro de la línea de vía estrecha, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha explicado a este periódico que la obra civil de la integración ya está terminada.

Actualmente se trabaja en la modificación del denominado enclavamiento ferroviario ubicado en el apeadero de la Asunción. Se trata de dispositivo que permite regular la circulación mediante el accionamiento de elementos como las señales o los desvíos. Su función es permitir la interconexión de la línea procedente de Bilbao, Guardo y Cistierna con el ramal tranviario que llegará a la estación de Padre Isla. El contrato se formalizó en junio por un importe total de 388.410,75 y con un plazo de ejecución de siete meses por lo que el enclavamiento estará listo en enero.

En cuanto a la puesta en servicio de plataforma tranviaria, Adif explica que en primer lugar es necesario esperar a la finalización de estos trabajos. Posteriormente, es necesario disponer de un marco normativo que ha sido elaborado por la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria con la colaboración de Adif, como gestor de la nueva infraestructura, y Renfe, como operadora de los servicios que se presten. Este nuevo marco surge de la necesidad de adaptar las normas que regulan el funcionamiento de la Red Ferroviaria de Interés General, gestionada por Adif, y su seguridad (Ley del Sector Ferroviario, Reglamento de Seguridad Ferroviaria, Reglamento de Circulación Ferroviaria... a un modelo de explotación tranviaria. En este sentido, Adif recuerda que la Red Ferroviaria de Interés General no contaba hasta ahora con ningún tramo de explotación tranviaria, por lo que la situación planteada en el caso de León es novedosa. Fuentes del ente estatal defienden que el desarrollo de este nuevo marco normativo "es una tarea compleja y absolutamente imprescindible para que se puedan explotar las instalaciones con las máximas garantías de seguridad y operatividad".

En todo caso, ese proceso va llegando a su fin. A este respecto, las fuentes consultadas explican que la primera fase del desarrollo de este marco normativo han concluido recientemente. Anuncian además que en estos momentos se trabaja ya en la redacción y validación del Real Decreto que deberá aprobarse como último requisito previo a que la nueva normativa sea efectiva.

Sin embargo, aún quedan algunas incógnitas sin resolver. En este sentido, se ha anulado recientemente el contrato por el que la antigua Feve adquiría en 2010 los trenes-tranvía. No está claro con qué vehículos se llevarían a cabo los servicios de Feve, ya que los trenes actuales no son aptos para circular por la nueva plataforma.
Además, Adif tiene pendiente aprobar el convenio con el Ayuntamiento de León que servirá para urbanizar todo el entorno de la estación de Matallana con dos nuevas calles, zonas verdes y solares en los que se podrán construir viviendas en el futuro.
Volver arriba
Newsletter