Publicidad
"La herencia maldita" busca financiar su registro con una nueva representación

"La herencia maldita" busca financiar su registro con una nueva representación

EL BIERZO IR

Una de las escenas de la obra cuando se interpretó en la misma sala en mayo. Ampliar imagen Una de las escenas de la obra cuando se interpretó en la misma sala en mayo.
Mar Iglesias | 07/11/2019 A A
Imprimir
"La herencia maldita" busca financiar su registro con una nueva representación
Cultura El grupo de Teatro Topacio, liderado por Maxi Martínez vuelve a llevar a escena una obra de su puño y letra con el fin de darle "copyright"
El día 8 de noviembre, a las 20:00 horas, la sala de Río Selmo de Ponferrada vuelve a subir a escena una obra que ya acogió en el mes de mayo y que ahora vuelve con una segunda intención. El grupo de Teatro Topacio quiere ahora costear el registro del texto, de puño y letra del director del grupo, Maxi Martínez. Una historia que desarrollan 13 actores del grupo que se echó a andar desde el Hogar del Pensionista de Ponferrada hace más de un año.

Ocho meses de ensayo y la implicación total de todos en realizar incluso los decorados, dieron forma a una historia que no deja de lado la carcajada en ningún momento. Muchos de ellos se subían a escena por primera vez pero la unión les ha hecho crecer hasta conseguir llenar las salas bercianas.

Alfonso Berzosa (Rogelio), Félix Fernández (Faustino), Elena Valtuille (Custodia), Reme Castaño (Filomena), Ángel Morales (Anacleto), Pilar Sánchez (Anastasia), Manuel Castro (Don Blas), Araceli Prieto (doctora San Juan), Flor Fernández (Raimunda), Nacho Fernández (Don Zacarías), Amando Prada (Genarín), Rosa Barahona (Peregrina) y Fernándo Álvarez (Abundio), forman ese grupo teatral del que Martínez ha sacado lo mejor con el que ahora quiere conseguir esa aportación económica, con la entrada de la interpretación para que «La Herencia maldita» se quede para siempre con su nombre. La obra ha pasado ya por los escenarios de Cacabelos y Villafranca.


Las entradas para la obra se venden a tres euros y toda la recaudación irá a costear ese «copyright».
Volver arriba
Newsletter